Costumbres
Fecha de Publicación:
La Yerba Mate
Una Planta, una Bebida, un Momento, un Ritual
La Yerba Mate

Desde Noviembre de 2018 la Yerba Mate forma parte del Patrimonio Cultural Del Mercosur, reunidos en Montevideo e impulsado por Argentina y Paraguay, el cuerpo aprobó el ingreso de la yerba al listado selecto de bienes culturales.

Una planta, una bebida, un momento, un ritual. Amargo, dulce, frío o caliente, el mate es uno de los elementos más representativos de la cultura argentina. Por esto, y otros motivos, pasará a ocupar un merecido lugar en la lista de Patrimonio Cultural.

Después de un largo proceso, en el que se pasó por diferentes instancias, se decidió hacer una candidatura paraguas llamada “Sistema Cultural de la Yerba Mate”,  en la cual cada país desarrolló un capítulo nacional, aportando sus características particulares, porque al ver las realidades distintas, se concluyó que algunos países eran productores, otros más consumidores, entonces lo más adecuado era que cada quien presentara lo que considerara más representativo, más importante.

La licenciada Susana Petersen, a cargo del área de Patrimonio Cultural Inmaterial del Ministerio de Cultura de la Nación, se refirió al caso argentino: “Se decidió hacer una propuesta que tuviera que ver con las características materiales e inmateriales de este patrimonio cultural, por eso se habla de usos y de espacios. También se tomó la decisión de hacer un recorte geográfico del elemento cultural, porque hablar de toda la Argentina es demasiado tomando en consideración que el patrimonio cultural inmaterial debe hacer referencia a comunidades concretas. Entonces, entre las provincias y organismos que participamos de la confección de la propuesta, decidimos tomar la zona del litoral porque es la que concentra la mayor producción de yerba mate y a un número representativo de personas que tienen la práctica cotidiana de beber infusiones a base de yerba mate”.

Petersen destaca que la importancia de esta iniciativa se vincula con señalar que el mate no solo es un producto arquetípico de nuestro país y de la región, sino que también fortalece los lazos familiares, de amistad, laborales. Allí, explica, están comprendidos los “usos” de esta bebida:
El mate amargo o dulce, el tereré, que en la zona del litoral se consume mucho cuando hay altas temperaturas, son parte de nuestra idiosincrasia, de nuestras costumbres, y es importante que eso quedara destacado, y no solo la parte material, el sistema productivo de la yerba mate como planta, si no también todas estas prácticas relacionadas que hacen a nuestra identidad cultural.

Entre los elementos que rodean la cultura del mate, hay que destacar la importancia de los artesanos que fabrican los complementos que utilizan los que consumen esta infusión y el rol de los organizadores de fiestas, ferias y espacios que aportan al fortalecimiento y la difusión de la práctica.

En estos momentos de pandemia, que cambió esa costumbre de hacer rondas de mate, y que para muchos este cambió llegó para quedarse. Hace dos años atrás era valorizaba como un componente interesante de la candidatura de la yerba, ya que la ronda, que es una particularidad que tiene el mate frente a otro tipo de bebidas estimulantes como el café o el té. En la ronda de mate todos los participantes comparten un mismo recipiente, implica reglas y códigos, y todo eso es parte de la propuesta.

Tomar mate es una de las costumbres más arraigadas en la mayoría de los ámbitos: se estima que está presente en un 90% de los hogares argentinos y que en promedio cada persona en el país consume unos siete kilogramos de yerba por año.

Es tradición y pasión que no distingue edad ni sexo ni estratos sociales. Como práctica cultural que identifica a la región, despierta curiosidad en extranjeros que se encuentran con este hábito que va pasando de generación en generación, y que suele calmar la sed, el hambre, las ansias y hasta la soledad.

Hace siglos (algunos dicen que desde el XVI) los guaraníes fueron los precursores del brebaje nacional por excelencia, lo usaban como bebida y moneda de cambio. Caá, yerba mate en su idioma, fue diseminado por el continente por los españoles y luego por los habitantes del Virreinato del Rio de la Plata y los Jesuitas se encargaron de cultivarla

El mayor consumo de yerba mate se da en el sur de Brasil, Argentina, Uruguay y una parte importante de Chile y Paraguay, en el continente.

Se podría decir que este “Sistema Cultural de la Yerba Mate”,  llega a Siria, el mayor consumidor fuera del continente.

Sin embargo, pese a que Siria está muy lejos de América del Sur, tomar mate se tornó una costumbre muy común entre sus ciudadanos en las últimas décadas.

La importante inmigración de sirios y libaneses comenzó mucho antes.

Se calcula que ciudadanos de estos dos países de Medio Oriente comenzaron a asentarse en Argentina entre 1860 y 1870. Según los registros de la época, por ese entonces llegaron unas 600 personas.

Dado que los árabes llegaban con sus pasaportes otorgados por el Imperio Otomano (1299-1922), no se establecían diferencias entre ellos y los turcos. Fue recién, en el censo nacional de Argentina de 1947 que aparecen finalmente tanto los sirios como los libaneses.

Tanto es el gusto por el mate en Siria, que en Misiones hay dos compañías sirias, además de varias otras argentinas, que producen y exportan yerba mate al país de Medio Oriente.

Temas
Comentarios
Gestión Cultural
Control Cultural

Control Cultural

Control significa: intervención gubernamental, manejo o dirección que otras instituciones o grupos con capacidad otorgan a la instalación, producción y facilidades de circulación de los elementos culturales presentes en una sociedad.
- Central -
Asado Amigo y Buenas Compañías

Asado Amigo y Buenas Compañías

Uno a uno van llegando, siendo el último es el Negro con las disculpas de siempre por trasnochar; ya conociendo el paño, el Colo pregunta por el salamín con una cuchilla en su mano. No se hace esperar las bromas cómplices y la “tirada de lengua” entre ellos.
Semblanzas
El Baño de Carlitos

El Baño de Carlitos

Solo nos acordamos del papel higiénicos cuando no hay, a pesar de que tiene una historia tan graciosa que vale la pena contarla. Todo empezó en los Estados Unidos, donde se hizo rápidamente popular, aunque nadie osaba llamarlo por su nombre.
Cancionero
Milonga del Lecherito

Milonga del Lecherito

Con sus características boinas y anchos pantalones, recorrían a caballo las calles de la ciudad, ofreciendo puerta a puerta al fruto de la labor familiar, que se realizaba en pequeños tambos ubicados en los suburbios de la ciudad.
Dichos y Refranes
Echar a los Leones

Echar a los Leones

Temprano a la mañana siguiente, el rey corrió al foso de los leones. Llamó a Daniel para ver si aún estaba vivo. ¡Daniel le respondió! Le dijo al rey que Dios envió un ángel para que cerrara la boca de los leones. Los leones no le hicieron daño.
Columnistas
Más Artículos