Miscelaneas
Fecha de Publicación:
Vuelta de Obligado – (1 de 7)
La Escuadra Anglofrancesa Espera en el Ibicuy
Vuelta de Obligado – (1 de 7)

La Escuadra Anglofrancesa Espera en el Ibicuy

Cuenta José María Rosa (inolvidable maestro de historiadores) que la escuadra anglo francesa que había partido a principios de noviembre de 1845 del puerto de Montevideo se detuvo el 10 en la bifurcación del Paraná Pavón y el Paraná Guazú, cerca del actual puerto de Ibicuy.

La formaban los vapores Gorgon (nave insignia, con 6 cañones) y Firrebrand (6 cañones), la corbeta Cadmus (18 cañones), y los bergantines Philomel (10) Dolphin (3) y Fanny (1 cañón), por el lado inglés. Los navíos franceses eran el vapor Fulton (con 2 cañones de 80), la fragata San Martín (insignia, de 18 cañones, capturada a Brown poco antes frente a Montevideo y diseñada para la navegación fluvial), la corbeta Expeditive (16 cañones), el bergantín Pandour (10) y la goleta Procida (de 3 cañones). Los ingleses, además de la tripulación de los barcos, disponían de 600 infantes de marina para desembarcos. Los franceses, 200 infantes de marina.

Los capitanes de navío Honthan y Trehouart estudiaron el problema casi una semana. Contaban con armamento moderno. Los cañones ingleses Peysar son los primeros rayados que se usarían en combate. También tenían los cohetes Congreve, algo más antiguos, pero de mortífero efecto contra las trincheras y la infantería. Los franceses tenían el moderno cañón obús Paixhaus, con balas de 80 libras. Acompañaban a la escuadra varias barcas carboneras, dotadas con un cañón cada una. Eran casi 100 bocas de fuego las que contaba la escuadra invasora.

Al día siguiente, 17 de noviembre, se pondrían en marcha por el Guazú, más fácil de practicar que el Pavón, con los vapores a la vanguardia. En el Ibicuy quedarán los 90 mercantes a la espera que los buques de guerra fuercen el paso.

En el recodo llamado Vuelta de Obligado, donde el río tiene 700 metros de ancho, los esperaba la fortificación que armó Lucio Norberto Mansilla, cruzando tres gruesas cadenas sobre 24 lanchones en el río, y armando cuatro baterías con 30 cañones sobre la ribera derecha. La mayoría son de bronce, con calibres de 8, 10, 12 y algunos más grandes, de 20, servidos por 160 artilleros, al mando de los capitanes Álvaro Alsogaray, Eduardo Brown, Felipe Palacios y Juan Bautista Thorne, quien comandaba la única batería aguas arriba de las cadenas.

Detrás de las trincheras, entre fuerzas de línea y milicias locales, esperaban unos dos mil patriotas, incluyendo una compañía del regimiento de Patricios al mando del coronel Ramón Rodríguez. Los cuerpos rurales estaban a cargo de Facundo Quiroga (hijo del Tigre de los Llanos y residente en San Pedro), Juan Gainza, Manuel Virto y Luis Barreda. Un bergantín artillado con 6 cañones, el Republicano, al mando de Tomás Craig, cuidaba las cadenas.

La hora de la batalla se acercaba.

por José Rodolfo Maragó

Temas
Comentarios
Costumbres
El Alfajor

El Alfajor

En nuestro país es indiscutible que el mayor volumen de elaboración lo lidera el alfajor Guaymallén, de bajo costo. En 2022 la empresa inauguró su nueva planta industrial que llevó su capacidad productiva a 25 millones diarios de unidades.
Personajes en el Tango
Compadrón

Compadrón

El aumentativo tiene que ver con algunos rasgos sobreactuados por el compadrón: la bravuconada en primer lugar, el esmero por cuidar la fama de guapo trabajosamente cultivada: sentirse obligado permanentemente a mostrar sus blasones de guapeza.
- Central -
La Guerra del Cerdo

La Guerra del Cerdo

Esa otra guerra -una guerra civil y despareja, apocalíptica, pero, a la vez, atávica. En esta novela indispensable de la literatura argentina; una guerra que, como todas, pero incluso mucho más que las otras, se define por el hecho de escupir hacia arriba.
Al Pie de la Letra
Anécdotas Inesperadas de Barrio

Anécdotas Inesperadas de Barrio

¡Y respiraba nomás el guacho!, luego puse a entibiar la mamadera según indicaciones de la madre por las dudas que su despertar fuese traumático y yo no supiese qué hacer, la solución leche enfrascada con gomita de forma de teta en la punta.
Serie Fantástica
Mano a Mano

Mano a Mano

La lucha es desigual, sin dudarlo. No soy de insultar, sin embargo, los he insultado, y en ocasiones hasta les he pegado. Siempre que uno lastima sale lastimado, decía mi abuela, y he de decir que pude comprobarlo en forma fehaciente.
Columnistas
Más Artículos