Filetes Porteños
Fecha de Publicación:
Martiniano Arce: “Siempre Pinté, Nunca Trabajé”
Martiniano Arce y Fileteador son casi Sinónimos
Martiniano Arce: “Siempre Pinté, Nunca Trabajé”

Arce y fileteador, son casi sinónimos. Artista autodidacta, comenzó muy tempano a pintar sobre carros y colectivos, cuando contaba con algo más de doce años. Los vecinos de Valentín Alsina admiraban sus trabajos por aquellos años, igual que los obreros de la Sian, que quedaba justo en frente de su casa.

Nacido en la ciudad de Buenos Aires el 14 de noviembre de 1939. Toda su vida se la dedicó al arte y a su esposa, que fue su única mujer.

Para él, el arte es un todo, la pintura, la poesía, la música, son inseparables, como hermanos. Por eso cuando pinta lo hace escuchando música clásica u opera, la música, lo inspira. Pero cuando pinta temas relacionados a la Ciudad, salen los vinilos de tangos, especialmente los que se escribieron en la década del 40.

Será porque para esos años fue cuando se lanzó a pintar. Comenzó de adolescente, a los 12 o 13 años, a filetear los típicos carritos porteños, luego camiones y colectivos, un auténtico «arte sobre ruedas» alegrando la ciudad con diseños coloridos, refranes, dichos y leyendas, con significados plenos de humor, picarescos y reflexivos o imbuidos de filosofía.

Luego, con su personal estilo -al que denominó «Filetismo»- , aplicó la tradicional técnica del fileteado a la tela del cuadro, pintando con óleos y acrílicos, y creó el «Fileteado de Caballete» combinando ornatos con la clásica pintura, con retratos de personajes populares y del tango, temas del acervo gauchesco y de la pintura sacra, naturalezas muertas, pájaros y dragones surrealistas, realizando la primera exposición individual de fileteado en la Galería «Numen y Forma» de San Telmo, 1971.

Para esta época había dejado de lado aquellos primeros elementos con lo que pintaba las paredes de sus vecinos, el azufre, el ladrillo, el carbón y la tiza, y los lienzos también cambiaron,  de aquellas pinturas viejas de paredes a la tela y al óleo.

Arce se refiere en algún momento de su extensa vida con el pincel, a su admiración por Antonio Berni. Juntos pintaron cuadros para Bonino Gallery de Nueva York. “Haber estado al lado de Antonio no es poca cosa. A Berni le gustaba mucho el fileteado y también me acuerdo de una anécdota muy especial: un día yo no firmé una pintura, de las que hacíamos juntos, y él me llamo y me dijo que me había falsificado la firma. Este es un gesto de un verdadero maestro”.

Ha realizado numerosas exposiciones individuales y grupales; su obra figura en importantes museos y galerías de arte, adquirida por colecciones privadas del país y del exterior.

Desde 1971 expone su vasta obra artística, representativa de un arte pictórico popular y tradicional de Buenos Aires: el Fileteado, que como el tango, el mate, el fútbol y el Obelisco, es como un símbolo de nuestra identidad cultural porteña.

Invitado en 1988 por la Embajada Argentina a exponer sus fileteados y naturalezas en el museo «Museon» de La Haya, Holanda.

En 1997 recibió la máxima distinción de «Ciudadano Ilustre» de la Ciudad de Buenos Aires por el Honorable Concejo Deliberante porteño.

En 2007 la Honorable Cámara de Diputados de la Nación le entrega un diploma «en reconocimiento a su prestigiosa trayectoria, plasmada en la excelencia del arte del fileteado argentino», exponiendo su obra en el Congreso Nacional.

2007- Condecorado con la “Estrella Académica Universal” con el Rango de “Patricio de la Humanidad Solidaria” por el Board Mundial de Presidentes de la OMHS “Obra Mundial pro Humanidad Solidaria”, siendo investido con la Banda de Honra Pública e inscripto su nombre en el Registro Mundial de Valores del Género Humano.

Entre sus principales exposiciones figuran: Galería. Zurbarán de Buenos Aires; Galería. Meridiana, Zona Rosa México; L‟Art. Gallery, Dallas Texas y Biblioteca Central de Dallas; el Museo “Museon” de La Haya, Holanda auspiciado por la Embajada Argentina, en donde también fileteó un minibús y la Biblioteca Nacional de Buenos Aires y Fondo Nacional de las Arte.

Además de haber pintado con Berni, trabajó con el artista Aldo Severi e hicieron una estampilla para el aniversario de Gardel.

Sus cuadros, y su creatividad se aplican en tapas de discos, libros y revistas, muebles y objetos, avisos publicitarios, carteles, diseños de nombres propios y de marcas, diplomas y pergaminos artísticos, pinturas murales y retratos al óleo, como el tradicional

“Buenos Aires TANGO” fileteado sobre plaqueta. Pintó para Coca Cola y los Fabulosos Cadillacs

Mucha gente reconoce a Martiniano Arce por un trabajo bastante reciente y que tuvo un galardón de lujo. Vicentico y todo los músicos de los Fabulosos Cadillacs fueron a ver a este artista a su casa para pedirle que fileteara la tapa del disco “Fabulosos Calavera”. El álbum en el que Arce puso su estilo, fue ganador del Premio Grammy 1998. Otro trabajo recordado es el que hizo para los Juegos Olímpicos de Atlanta “96. Para ese evento, la empresa Coca-Cola, le pidió que fileteara una botella tridimensional de dos metros de altura.

“La botella era de fibra de vidrio, hueca, y cuando me dijeron lo que querían hacer acepte. Pero ellos querían un representante de Argentina para poner en los Juegos Olímpicos, por lo que hablaron de Diego Maradona y de Eva Perón. Ahí salté yo y les dije que el indicado era Carlos Gardel”, contó.

Fotos de Pablo Rapetti

Temas
Comentarios
Costumbres
El Alfajor

El Alfajor

En nuestro país es indiscutible que el mayor volumen de elaboración lo lidera el alfajor Guaymallén, de bajo costo. En 2022 la empresa inauguró su nueva planta industrial que llevó su capacidad productiva a 25 millones diarios de unidades.
Personajes en el Tango
Compadrón

Compadrón

El aumentativo tiene que ver con algunos rasgos sobreactuados por el compadrón: la bravuconada en primer lugar, el esmero por cuidar la fama de guapo trabajosamente cultivada: sentirse obligado permanentemente a mostrar sus blasones de guapeza.
- Central -
La Guerra del Cerdo

La Guerra del Cerdo

Esa otra guerra -una guerra civil y despareja, apocalíptica, pero, a la vez, atávica. En esta novela indispensable de la literatura argentina; una guerra que, como todas, pero incluso mucho más que las otras, se define por el hecho de escupir hacia arriba.
Al Pie de la Letra
Anécdotas Inesperadas de Barrio

Anécdotas Inesperadas de Barrio

¡Y respiraba nomás el guacho!, luego puse a entibiar la mamadera según indicaciones de la madre por las dudas que su despertar fuese traumático y yo no supiese qué hacer, la solución leche enfrascada con gomita de forma de teta en la punta.
Serie Fantástica
Mano a Mano

Mano a Mano

La lucha es desigual, sin dudarlo. No soy de insultar, sin embargo, los he insultado, y en ocasiones hasta les he pegado. Siempre que uno lastima sale lastimado, decía mi abuela, y he de decir que pude comprobarlo en forma fehaciente.
Columnistas
Más Artículos