Columna
Fecha de Publicación:
¿Desmanicomialización o Desmantelamiento?
Al “loco” se lo escatima, no se tiene en cuenta su discurso, su palabra; más bien se lo despoja de todo derecho
¿Desmanicomialización o Desmantelamiento?

Hoy en día al “loco” se lo escatima, no se tiene en cuenta su discurso, su palabra; más bien se lo despoja de todo derecho.

Esto bien lo podemos notar revisando el historial de la psiquiatría y dando cuenta de lo que se afirma ya desde los primeros tiempos: al enfermo mental se lo terminó aislando, empobreciendo, despojándolo cada vez más de recursos que le permitan construir algo distinto del lugar estigmatizado que la sociedad le reserva. El “enfermo psiquiátrico” desde la antigüedad viene rotulado como poseídos y si bien luego fue considerado como enfermo ya  por el siglo XVIII el modelo de enfermedad que había dejado como herencia la edad media era la lepra, el temor al contagio estaba arraigado a esta concepción, por eso mismo luego vino la condena al aislamiento, con las consecuencias de la exclusión y el rechazo que por supuesto sus efectos perduran hasta la actualidad.

Por estos días corre una noticia en nuestro país acerca de la posibilidad de que el gobierno de la ciudad de Buenos Aires cierre finalmente los neuropsiquiátricos Borda y Moyano como parte de una política general de cierre de hospitales, compactación de servicios, reducción presupuestaria, lo que conllevaría en gran medida al  desmantelamiento y privatización de la salud pública. Este hecho refleja claramente la idea que el loco al no poder entrar en el mercado laboral ni ser un exponente de la sociedad de consumo, se lo coarta cada vez más del respaldo institucional que resguarde y ejerza sus derechos a la asistencia primaria de la salud, a una mejor calidad de vida, a un tratamiento que vaya permitiendo paulatinamente su inserción en la comunidad, etc.

La «desmanicomialización»  si llegara a ocurrir contribuirá a que cientos de pacientes que  se encuentran sin familia ni contención social, queden librados a su propia suerte. Es que parecería ser que el Estado no sólo no tiene previsto presupuestos para hospitales de día, casas de medio camino y acompañamientos terapéuticos, sino que ni siquiera garantiza los más elementales insumos para el funcionamiento de los hospitales, sean o no de salud mental.

Estamos a favor de que se abran centros de días, talleres de promoción de la salud, asociaciones civiles, etc.  y hacemos hincapié  como agentes de la salud en que podamos empezar a cuestionar nuestros “cercos” internalizados acerca de ciertas ideologías que la sociabilización ha dejado en nosotros.

Nos cuestionamos acerca de  la importancia de que como Acompañantes Terapéuticos tomemos partida en el asunto, apuntando a que  cada uno, desde el lugar que le toque ocupar, pueda  trabajar con convicción para no acabar reproduciendo, en el vínculo con el paciente, las ideologías psiquiatrizantes presentes ya en todo ámbito.

El enfermo psiquiátrico nunca deja de estar inserto en lo social ya que por más que no vea muchas personas, ni trabaje, ni salga a la calle etc., siempre se encuentra inserto en una familia o en su defecto en una institución, y  el hospital y la familia son instituciones sociales y nuestra tarea será la de brindarse como soporte, contención, y que el mismo no esté atrapado en un discurso atravesado  por las ideologías psiquiatrizantes. Debemos trabajar desde nuestro rol para que la sociedad pueda ver en el enfermo de salud mental, un amigo, hermano, vecino, jugador de futbol, artesano, etc., más de la comunidad y no un sujeto al que solo el único posible destino que le espera es el encierro a determinada institución o la exclusión social.

Lic. Sergio Saliche – Psicólogo – MN 25353

Temas
Comentarios
Hasta las Manos
Las Manos, la Razón del Alma

Las Manos, la Razón del Alma

Se estima que la mayoría de las manos impresas en las pinturas rupestres halladas en el mundo corresponderían a mujeres. Más allá de que sea así o no, son las huellas dactilares del pasado que nos hablan.
Miscelaneas
Revolución de los Restauradores

Revolución de los Restauradores

Balcarce ordena a los “vigilantes” de la policía que dispersen a los tumultuosos. Los vigilantes no le obedecen. Tal vez para que la multitud enardecida no entrar al Fuerte (Casa de Gobierno), una voz se deja oír reclamando calma: “¡A Barracas!”.
Genéricos
Grimoldi

Grimoldi

La aplicación del sistema ‘Medio Punto’ facilita la vulcanización directa de los fondos de goma al cuero, haciendo que Gomycuer sea un calzado cómodo por excelencia y durable en el uso cotidiano y en los lugares de trabajo.
Fuera de Serie
Madoff: El Monstruo de Wall Street

Madoff: El Monstruo de Wall Street

Es un fabuloso cuento aleccionador en esta época en donde los estafadores tienen cada vez más recursos. Estos falsos gurúes de las finanzas se multiplican casi por hora, y las posibilidades de caer en una de estas redes es más que real.
Semblanzas
Pare de Sufrir

Pare de Sufrir

Hasta mediados del siglo XIX, la medicina ejercía tratamientos de una crueldad que lindaba con el espanto. Fue recién entonces que gracias a la odontología la anestesia abrió una era de intervenciones sin dolor y múltiples posibilidades quirúrgicas.
Columnistas
Más Artículos