Lunfardo
Fecha de Publicación:
La Censura en 1949
Existía una “Fobia” Contra el Lenguaje Popular y Pintoresco
La Censura en 1949

Allá por 1938 (leemos en el Capítulo XVIII de las MEMORIAS DE SADAIC) hizo crisis en el panorama nacional un estado de cosas que venía incubándose desde hacía unos años y percibíase ya una “fobia” contra el lenguaje popular y pintoresco de las letras que se propagaban por toda la radiotelefonía argentina.- Parece ser que, en el  organismo que realizaba el control de la radiotelefonía del país, se encontraban unos señores que pretendían ser  “más papistas que el Papa”.-

Esta posición que en poco tiempo se llevara a la práctica una censura arbitraria  e injustificada en perjuicio de autores que representaban altos exponentes de la musa popular, autentica y pura.- Se atribuían a esos autores expresiones canallescas, denigrantes e incultas en sus versos pero ello, a costa de permitir, por el contrario, otras letras de origen foráneo cuya calidad argumental idiomática y literal era similar a la de los autores argentinos.-

Aquellos funcionarios que se constituyeron en reformadores y depuradores de lo auténticamente  nacional demostraron que no conocían, ni siquiera mínimamente, el verdadero valor de nuestro acervo popular; ese acervo que surgía de un país tan enormemente cosmopolita como el nuestro.-

La situación llegó a tener, en aquellos días de 1938, carácter de alarmante, ya que, para ese tiempo, dichos funcionarios llegaron a preparar, con su espíritu de jueces de lo popular, una reglamentación tendiente a la reforma total del régimen de la radiotelefonía argentina.- En esa reforma se abogaba por una total y sangrienta censura a todo lo que revistiera un carácter netamente popular, ya fuera en la música, el teatro, el recitado, etc.-

Esto motivó que las autoridades del SADAIC tomaran cartas en el asunto y, como es lógico, hicieron la defensa de los tres mil asociados que la entidad tenía en aquel momento- Esta defensa se ejerció dignamente, con una presentación que el Director de la entidad hizo ante el Presidente de la Republica el doctor Roberto M. Ortiz.-

Esa presentación, por su contenido justiciero, digno y sabio, acentuó el proceso que los autores populares de letras cantables vivieron desde el año 1938.- Así fue como en el n° 20 de la Revista Social de SADAIC, del mes de agosto de 1938, apareció un editorial que reflejó en su momento la verdadera e injusta situación que se había creado para los autores argentino de todas las ramas del arte.- El pueblo – en su pureza emotiva- tiene un sexto sentido finísimo. Tan avisado que no podrá jamás sorprenderlo (se acentúa en esas Memorias) quien te arrogue funciones que no le cuadran.-

En ese momento fue cuando en radio telefónica el tango “Maleva” era “La Mala”, “Chiqué” era “El Elegante”, “El Ciruja” era “El Cirujano”, “Los Dopados” era “Los Mareados”, “Shusheta” era “El Elegante”.- Muchos otros títulos cayeron bajo el hacha implacable.-

Por ese tiempo, el ex cantor de tangos Vicente Crisera, que se desempeñaba en la dependencia del correo llamada Radiocomunicaciones , rechazo mi letra del tango “Club de Barrio” (música también mía), ya editado por Fermata.- Justifico el rechazo arguyendo que Hansen- el famoso lugar de diversión citado en dicha letra- era un prostíbulo.-

El 28 de Junio de 1943, ARGENTORES y SADAIC enviaron sendas notas al Director General de Correos y Telégrafos teniente coronel Aníbal F. Imbert por el tipo de prohibición que sufrían ciertas letras, con el maléfico sello “NO AUTORIZADA PARA RADIODIFUSION”, las que no surtieron los efectos esperados.-

Justamente en febrero de 1943 y en el Palermo Palace de la calle Godoy Cruz estrenaba Ricardo Tanturi con la voz de Alberto Castillo el tango que compuse con Luis Porcelli (Luis Porcellana) titulado: “Muchachos, se armó la milonga”.- Fue una noche excepcional donde el tango fue bisado, cosa que no ocurrió con ningún otro, según la modalidad del cantor y la orquesta.- La dirección de Radiodifusión le aplicó el sello “RECHAZADO” para su difusión radial y modifico entonces la letra eliminando las palabras que sonaran a “lunfardo”; pasó a titularse “Muchachos, comienza la ronda”, que Tanturi grabó el 6 de agosto de 1943 y estrenó en LR1 Radio El Mundo a las 21 de ese día, logrado el sello de AUTORIZADO, con el debut del oriental Enrique Campos.-

Los años subsiguientes no lograron modificar el proceder de la Dirección de Radiodifusión respecto al trato de las letras del cancionero popular y hasta se solicitaba la creación de una Comisión Asesora que podría estar compuesta por dos miembros de la pertinente oficina de Radiocomunicaciones, uno de la Comisión de Cultura y otro de la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (SADAIC) y a cuyo cargo estaría el dictamen definitivo , respecto a toda letra de canción que hubiera sufrido observación o rechazo en su primitiva presentación.-

Todo ello en febrero de 1949.- Se buscó afanosamente una audiencia con el Presidente de la Nación General D. Juan Perón, la que fue concedida para el 25 de marzo de 1949.- Hizo de anfitrión Homero Manzi y la comisión representativa de los autores nacionales estuvo integrada por en nombrado Manzi, Francisco Canaro, José Razzano, Enrique P. Maroni, Alberto Vacarezza, Enrique Cadicamo, Carlo, Lito Bayardo, Luis Rubinstein, Rodolfo Sciammarella, Aníbal Troilo y Santiago Adamini.- Los nombrados fueron desfilando ante el presidente y cuando le llegó el turno a don Alberto Vacarezza, Perón sabia por los diarios que, en un tranvía que circulaba por la calle Talcahuano hacia Constitución, le habían robado la cartera con dinero, en la plataforma y en el momento de tomar su boleto.- Luego del saludo de práctica y con una amplia sonrisa, el General Perón dijo a Vacarezza:-Don Alberto…me enteré que los otros días lo “afanaron” en el “bondi”.- Todos los autores presentes festejaron con franca hilaridad las expresiones porteñas del Presidente.- Tácitamente ya estaba acordada la cesación de esa censura.-

Esta, empero, se había hecho carne en algunas personas y debió de continuar durante algún tiempo porque en el número 60 de la revista de SADAIC (enero de 1950), se informa que ante las reiteradas denuncias asociados sobre las restricciones impuestas a la irradiación de sus obras por LR1 Radio El Mundo, se decidió enviar una nota de protesta a la Asociación de Radiodifusoras Argentinas.-

Comunicado de la Academia Porteña del Lunfardo
Buenos Aires, 30 de Junio de 1966
Leopoldo Díaz Vélez – Protector

Temas
Comentarios
Paredes de Canto
La Ironía de la Libertad

La Ironía de la Libertad

Vivir en sociedad trae aparejado normas, leyes, etc. que todos debemos cumplir para vivir de manera ordenada, una forma común de convivencia social. La verdadera libertad, esa que no tiene límites ni fronteras habita en el pensamiento.
Lunfardo
La Yeta y la Mufa

La Yeta y la Mufa

La joven, sin embargo, no está de acuerdo, y mucho menos lo está Carlos, su novio secreto. Juntos pondrán en marcha un plan para desacreditar al pretendiente. No por viejo ni por malo o deshonesto: sino ¡por jettatore!.
Identidades
El Folklore es la Cultura Anónima de un Pueblo

El Folklore es la Cultura Anónima de un Pueblo

Empecemos por decir que es una ciencia y como tal, es un fenómeno trascendente que trata de indagar sobre determinados hechos culturales que se producen y se produjeron tanto en las comunidades antiguas como en las contemporáneas.
Pintadas
Bush en la Argentina

Bush en la Argentina

En noviembre de 2005, Mar del Plata sería la sede del encuentro de mandatarios americanos en la Cumbre de las Américas. El tema excluyente más allá de la presencia de figuras destacadas, era la asistencia de George W. Bush.
Semblanzas
El Perdón

El Perdón

Qué bien sería pedir un acto de humildad al que erró por soberbia, un acto de obediencia al que le desobedeció. Y quien se acusa con tristeza, recibiendo el perdón que da el otro teniendo por cierto de haber sido perdonado.
Columnistas
Más Artículos