Semblanzas
Fecha de Publicación:
La Mirada
El Sentido de la Mirada
La Mirada

El Sentido de la Mirada

¿Cuál es la mirada que cabe en la observación de los hechos y las personas? ¿Con qué ojo se le hace el guiño a la historia y con cuál gesto se cierra el grifo de aquello que no se desea conocer? ¿Cuándo una mirada invita a un vuelo mayor y cuándo se nubla de espanto?

La mirada es la vía directa de comunicación con el mundo, pero ¿es lo mismo ver que mirar? Sin dudas todos tendremos una teoría al respecto. Desde mi óptica subjetiva y seguramente llena de imperfecciones, teorizo entre el empirismo y aquello que he visto, escuchado o leído: se puede estar con los ojos abiertos y sin embargo, con la mirada del corazón enceguecida. Cabe la pregunta que nace de un día gris ¿los corazones ciegos son corazones atormentados o definitivamente son corazones que han perdido la posibilidad de sentir su pertenencia a la raza humana?

El sentido de lo inmediato se lleva puesto el instante de una mirada al pasar: el flash que capta una mirada guarra, violenta, lasciva, y también una mirada tierna, enamorada o de batalla queda impreso para siempre por internet. Sin dudas, este tiempo satelital desnuda y se desnuda más que nunca con las miradas. Las redes sociales develan, con sus actores y diagramadores, las ambiciones, emociones, metas e incluso, la brecha generacional en las elecciones de dónde y cómo mostrarse. Ahora bien, ¿es lo mismo lo que se muestra en una mirada que lo que se siente verdaderamente? Una mirada dura es implicancia de muchas cosas que pueden estar pasando por el cuerpo de quien la porta, desde la desesperanza, la violencia, el desamor hasta el pasaje de sustancias ilícitas.

 La libertad no siempre significa ser sabio para la vida, tampoco la ausencia de libertad genera astucia sino se es astuto. Recuerdo un gesto que con el tiempo se ha ido perdiendo que significa “Ojito, eh”, algo así cómo tené cuidado con lo que vas a hacer porque te estoy mirando; una advertencia. Los ojos advierten qué está sucediendo en ese microinstante y quién está del otro lado del espejo. Pero más allá del momento, pienso que cada uno mira aquello que su corazón ve, y en ese maremágnum de posibilidades se vislumbran los pilares en dónde cada uno se apoya. “Ver para creer” decía mi abuela, yo prefiero pensar que una mirada siempre es una vía que evidencia el espacio del alma e incluso los excesos. Desde la zoncera, el amor, el deseo, los límites, lo ilimitado y hasta la sagacidad suelen filtrarse por las hendijas/ventanas del mundo interior. No solo hay que saber ver sino que es imperioso aprender a mirar. Las mentes y los corazones están listos, y como si la vida fuese un juego de postas hay quienes están fuera de juego, pero por suerte, la mayoría sabe que su mirada individual afecta a la misión grupal, y si así no fuese, prefiero creerlo de ese modo para no matar la esperanza de un mundo mejor que siempre estará en la mirada blanda de mi corazón.

Ana María Caliyuri

Testimonios

Ojito: Expresión Popular – Advertencias a variadas situaciones
“Estás a tiempo de irte. Pero si te quedás, después, a la vuelta, en el coche, con el día ganado, lo discutimos con las pautas y los parámetros que se te antojen. Pero ahora ojito, ninguna reflexión porque tengo que cazar. Y, si no te gusta, ahí en el camino tenés colectivos, el Halcón te devuelve a la civilización.”
Flores Robadas en los Jardines de Quilmes – Jorge Asís – Losada – 1980

“¿Y militar? -como por joder pregunta Rodolfo, aunque sabe que nunca un porteño habla en broma. Por supuesto entonces la voz es más baja, casi un susurro, apenas más audible que un pensamiento. Porque, ante todo, uno ya es un experto en cuestiones de miniseguridad. Ojito, el temor nos alerta, el terror oculta gendarmes groseros en cualquier rincón, nos espían, hay micrófonos escondidos hasta en los pocillos de café, en los zaguanes, en las paredes, son aparatos modernísimos que detectan con fidelidad hasta el pensamiento.”
Flores Robadas en los Jardines de Quilmes – Jorge Asís – Losada – 1980

Ver con Buenos Ojos: Leng. Pop. Tomar como buena una actitud.
“El golpe de timón trajo algunos resquemores dentro del elenco y no todos vieron con buenos ojos lo que estaba sucediendo.”
Revista Semanario – 26-12-07

Mirar con Cuatro Ojos: Leng. Pop. Prestar muchísima atención.
“¿Candidato? El Pato Silva sale de la boca de los que entraron, y de algunos que lo balconearán de afuera. Se especula con que haya juego de equipos o ayuda entre pilotos afines; los comisarios deportivos deberán mirar con ‘cuatro ojos’ y lupa, sabiendo que las decisiones serán muy sensibles.”
Diario Popular – Deportes – 12-09-08

“Cada desfile es todo un torbellino. Y cuando termina, cuidás que la ropa no se rompa: ‘Por favor decile a esa chirusa que no me arrastre el vestido, querés’; ‘Vos quedate acá y mirá con cuatro ojos, que no roben ninguna prenda y que la prensa espere que primero están mis amigos’… ¡Qué lío!, el vestuario, la ropa, los accesorios y después salir a saludar! Ahora contrato seguridad para que no se rompa nada.”
Corte y confesión – Roberto Piazza – Planeta – 2008

Mirar de Costado: Leng. Pop. Mirar con desprecio. Desvalorizar.
“Artesiano participó incluso ya de muy viejito en mis colecciones y desfiles, pues, según me dijo, le hacían recordar a sus éocas de oro en las que Elsa Rosas desfilaba y la llamaban el cisne negro por la forma de deslizarse en las pasarelas, y Rory Cerutti Acosta lucía con una elegancia atroz. Quizá ahora a ellas las mirarían de costado porque se valorizan las siliconas, los culos y los pelos postizos que desfiguran la elegancia de la verdadera manequen.”
Corte y confesión – Roberto Piazza – Planeta – 2008

Mirar para el Otro Lado: Leng. Pop. Hacerse el desentendido, hacerse el distraído.

“Es un trabajo de todos los días, arduo, muy duro, porque la realidad es así con los chicos, pero nuestro espacio está para eso, servir a la comunidad, porque de ese modo nos ayudamos a nosotros mismos. Es difícil entender que las autoridades miren para otro lado y no cumplan con sus promesas, pero hay mucha gente dispuesta a poner el hombro’, dijo Pedro Leyes, presidente de la sociedad de Fomento Cultural y Deportiva Intendente Agüero, ubicada en Ozanam 1875, del partido de Morón.”
Diario Popular – Suplemento Noroeste – 12-11-08

Temas
Comentarios
Personajes en el Tango
Malevo

Malevo

Pese a que el malevo es una de las figuras fundamentales del arrabal porteño y del tango, su nombre no se origina en el lunfardo sino en la lengua española. Es apócope de malévolo y de antiguo uso en nuestro país.
Semblanzas
Sabor a Nada

Sabor a Nada

Luego, un deseo de descanso que el cuerpo solito me enviaba a reposo, y al tercer día, la pérdida del gusto y olfato. Dos sentidos que le dan sentido (valga la redundancia) a la supervivencia: comer para vivir.
Tradiciones
Los Payadores

Los Payadores

Gabino Ezeiza, considerado el paradigma del género, no discurre sólo sobre temas camperos ni se enfrasca en lances ingeniosos exclusivamente; también reivindica al cantor como un hombre de trabajo, un trabajador de la cultura.
Hacete la Película
Un Nuevo Clásico de Culto

Un Nuevo Clásico de Culto

Es de esos films que los amantes del género encontraran fascinante si se dejan de lado las comparaciones injustas con otros exponentes. Derrickson no quiso copiar una fórmula exitosa sino que quiso contar su versión de un hecho real.
Columna
Test Sobre la Timidez

Test Sobre la Timidez

La timidez a temprana edad puede ser sinónimo de sensibilidad, introversión con abundante fantasía, pero también puede transformarse en sufrimiento por falta de confianza en sí mismo, que se traduzca en inseguridad personal.
Columnistas
Más Artículos