Rock
Fecha de Publicación:
Festival Pinap
En 1969 se Organizó el Festival Pinap de Música Beat y Pop
Festival Pinap

El festival Pinap, organizado por la revista para jóvenes del mismo nombre, pudo haber sido el primer festival al aire libre de la música nacional, pero no de lo que hoy conocemos como Rock Nacional.

En Abril de 1968 hace su aparición la revista Pinap, dirigida por Nora Bigongiardi, con Daniel Ripoll como secretario de redacción. El significado en ingles castellanizado significa poster, y en cada número ofrecían una lámina para pegar en la pared de esos jóvenes ávidos para consumir.

La revista en su afán de representar a ese público, juntaba en sus páginas a Los Gatos y Almendra, con Donald o Palito Ortega. También convivían el melódico Sandro con Manal.

En 1969 se organizó el Festival Pinap de Música Beat y Pop, en el desaparecido anfiteatro Municipal, de Pueyrredón y Figueroa Alcorta. Según las notas de aquellos años, se presentaban bandas y músicos reconocidos, junto a nuevas bandas que participaban por un primer premio, que era la grabación de un simple con su material ganador. La banda que llegó al primer lugar se llamaba Extraña Dimensión y lo hizo con el tema Dulce melodía.

Lo curioso de este concurso fue que a la final también llegó un joven músico de apenas 15 años. ¿Quién era? Un tal Miguel Mateos. El mismo que debimos escuchar un 28 de febrero de 1981 en Vélez, ya que junto a Zaz, fue el grupo soporte de Queen. Así fue que una banda que nadie conocía, que nunca había grabado un disco, y que recién lo haría dos años después, se convirtió en el primer grupo de rock autóctono en tocar ante 50 mil personas. Miguel Mateos puede vanagloriarse de haber tocado junto en la misma noche con: Frdddie Mercury, Brian May, Roger Taylos y a John Deacon, un Queen en su mejor momento.

Volviendo al recital Pinap, por el anfiteatro pasaron unas 12 mil personas que se renovaban cada sábado de septiembre. Sobre el escenario sonaron: Almendra, Manal, Los Gatos, La Barra de Chocolate, Los Mentales, Litto Nebbia, Facundo Cabral, Conexión N° 5 con Pappo y La Cofradía de la Flor Solar, entre otros.

Como contamos, por aquellos días no estaba muy imbuido el en algunos músicos en cantar solo en castellano, varias bandas lo hacían en inglés y una de ellas era Lengua Negra que era unos de los que concursaban. Esta banda estaba formada por David Lebón en guitarra, Maky Pons en bajo, Alfredo Vozzi en segunda guitarra, Daniel Zackur en teclados, en la batera, el recientemente fallecido, Claudio Martínez y en voz, una mujer (muy extraño para esa época) Diana Bifulco, una Janis Joplin del Río de la Plata.

Con una amplia trayectoria dentro del Rock nativo, Diana recuerda aquel sábado 18. “Fue Inolvidable ese momento en que nos presentamos en el Festival de PINAP”, nos ovacionaron 6000 personas. Sentí una sensación indescriptible, los muchachos revoleando las remeras y las chicas nos gritaban. Se encontraba “la crem de la crem” de aquella época en lo que ambiente musical se refiere”.

En el primer ejemplar de la revista Pinap, la tapa fue para Sandro, cuando ya había dejado de cantar Rock, y la última la ocupó Manal y Almendra, en una clara pelea dentro de la empresa, entre los que le querían dar una tendencia más roquera y los que se inclinaban a algo más pasatista

Muchos años después Daniel Ripoll hace referencia a ese festival, que le costó el puesto de trabajo dentro de la revista. Dadas estas circunstancias comenzó a idear en su mente, lo que sería para muchos, la Biblia del Rock Nacional, este hecho marcaría en nacimiento de la revista Pelo.

“Particularmente, me vino muy bien hacer ese festival porque me echaron de la revista Pinap por haber hecho algo ‘demasiado rockero’ para ellos. El Pinap fue el fin de la música beat, el flower power y la bella gente, que era visto como un producto de la sociedad de consumo… a partir de allí se gestó un movimiento musical y cultural que tenía códigos, una ética y una estética, que fue difundida por músicos gloriosos. Nos dimos vuelta, miramos a la generación que estaba detrás y le dijimos no… Nosotros queremos ser diferentes, y lo fuimos: tomamos la calle, salimos de las cuevas en las que nos querían sumergir. Salimos al sol, como decía Billy Bond”, sostuvo Ripoll, que como efecto de aquel hito fundó la revista Pelo y organizó los B. A. Rock. “En esa época, la gente iba a los festivales porque se sentía parte de la cosa, mientras que hoy los jóvenes que van a los festivales son clientes de las marcas que los convocan… me pregunto si todavía no tenemos que seguir en la batalla de defender al arte frente al consumo”, sentenció el periodista, editor y productor.

Temas
Comentarios
Personajes
Mate Cosido

Mate Cosido

Como otros de los llamados “bandidos rurales”, Mate Cosido se hizo fama de “justiciero”. Esa leyenda venía del hecho que no robaban gente pobre sino que golpeaban a esas grandes compañías que sin exagerar, reinaban en los territorios nacionales.
Semblanzas
Ser Fiel a la Huella

Ser Fiel a la Huella

Vivir de la escritura es para unos pocos; comprenderlo es para muchos, en síntesis: no hay nada peor que la propia traición al modo de existir con la pluma por dejar contentos y felices a los demás eslabones del mercado. Lo mismo ha de suceder con la música, la pintura, etc.
Hacete la Película
Una de Convoys

Una de Convoys

Viendo western con mí viejo aprendí algo que cualquier lector de treinta años para arriba ya sabe: No se llaman western. Cuando papá me invitaba a ver una película siempre, pero siempre, la frase era la misma.
Notas de Opinión
Los Animales y sus Derechos a la Existencia

Los Animales y sus Derechos a la Existencia

El ser humano, debe concebir a los animales y las plantas como sus aliados, debido a su papel en la biodiversidad, la provisión de recursos alimentarios y medicinales, el sustento y los medios de vida, el bienestar emocional, la regulación del clima y la calidad del aire.
Costumbres
El Guardapolvo Blanco

El Guardapolvo Blanco

Está tan integrado a nuestra cultura que si en un registro mítico de la Argentina aseveramos que existe desde siempre, nadie se enojaría por semejante embuste; porque es impensable nuestra infancia separada de esa prenda.
Columnistas
Más Artículos