Anécdotas
Fecha de Publicación:
Vuele Bajo
El Indio Gasparino - en sus comienzos - y luego Facundo Cabral
Vuele Bajo

Rodolfo Enrique Cabral Camiñas (La Plata, Buenos Aires, 22 de mayo de 19371​ – Ciudad de Guatemala, 9 de julio de 2011), de nombre artístico Indio Gasparino —en sus comienzos— y luego Facundo Cabral, fue un cantautor, poeta, escritor y filósofo argentino. Su propuesta artística resulta difícil de encasillar. Aunque compuso canciones y algunas de estas trascendieron a nivel hispanoamericano como No Soy de Aquí ni Soy de Allá, su obra también consistía en contar historias con una estética que entremezclaba la crítica social, sátira, misticismo, cristianismo, anarquismo, optimismo, hedonismo y libertad.

Anécdotas

‘Ya te dije: nunca me llames cuando estés borracho’

¿Recuerda su primer recital? –Sí, claro. Fue en el hotel Hermitage, en una fiesta de comienzo de 1960. Se equivocaron. Entré a pedir trabajo de lo que fuera, me vieron con una guitarra, informaron que había llegado el músico y yo no dije nada. Me subieron al escenario. Era un público muy elegante, las mujeres de largo, los hombres con ropa de gala, unas novecientas personas. Salí delante de un monstruo: Ary Barroso, el autor de ‘Aquarela do Brasil’. Treinta músicos. Yo iba de soporte. No dije nada, subí con la guitarra y el bolso, los dejé en el piso y dije la verdad: ‘No sé qué hago aquí pero tal vez ustedes tampoco sepan qué carajo están haciendo en este momento’. Estuve una hora contando historias y tenía que estar quince minutos. Me bajé y un señor me abrazó. Fue una consagración: Sandrini. Levantó la mano y fui artista. Después esperaba todas las noches las doce en punto para subir al escenario, porque era mi casa, y podía hablar y me escuchaban nunca menos de quinientas personas. Y me pagaban y vivía en ese hotel por hablar. La llamé a mi madre. ‘¿Conseguiste trabajo?’ ‘Sí’. ‘¿Dónde estás?’ ‘En Mar del Plata’. ‘¿Y qué hacés?’ ‘Soy artista’. ‘Ya te dije: nunca me llames cuando estés borracho’. Y cortó. Estuve meses para convencerla….”
Por Facundo Gari a Facundo Cabral – Página 12 – Cultura & Espectáculos – 16-04-11

Yo soy… es un álbum de estudio del compositor e intérprete argentino
Facundo Cabral, que contó con el acompañamiento
de un conjunto dirigido por Armando Patrono.
Fue publicado en Chile en 1970 por el sello EMI Odeón.
Aunque no figura en ninguna de las discografías de Cabral

que circulan por internet,
es probablemente uno de sus primeros discos.

Y me dije: carajo, el amor gobierna

“Facundo Cabral se levanta y camina hasta la pared donde cuelga una foto enmarcada de Perón y Evita en un descapotable saludando a la multitud. La imagen está fechada en La Plata el 17 de noviembre de 1946 y registra los segundos previos al encuentro que tuvo el cantautor con ambos íconos nacionales. ‘Yo vivía en el campo. Éramos muy pobres. No tenía padre y mi madre ya había perdido a dos de mis hermanos. Por eso no tenía idea de quiénes eran Perón y Evita. Sólo sabía que eran el presidente, la señora, y que el pueblo los amaba. Pero nada más’. El autor de ‘Vuele bajo’ todavía se emociona cuando recuerda ese momento. ‘Nunca más vi una mujer así. Y eso que he conocido a mujeres bellísimas, cultas, finísimas, Grace Kelly, por ejemplo, pero reina como Eva, ninguna. Conocerla me abrió muchas puertas. Todos después me preguntaban cómo era ella. Desde María Teresa de Calcuta a Ray Bradbury, todos.’ Cabral cuenta que al día siguiente de ese encuentro, Evita lo recibió en su despacho y apenas lo vio le dijo: ‘Tuvimos suerte. Conseguimos una escuela de Tandil en donde tu mamá va a trabajar de celadora. Estos tres señores te van a acompañar. Y esta carta se la llevás a tu madre y se la das al intendente’. ‘Te imaginarás cómo me recibieron en Tandil. A mi madre la trataron como a una celebridad. Y la verdad es que ese encuentro con Perón y Evita me salvó la vida. Yo nací ese día. Nunca había visto semejante manifestación de amor. Y me dije: carajo, el amor gobierna. Yo pensaba que estaba condenado a morir sin saber por qué. Pero ahí supe que la Navidad era de todos y que el desayuno era todos los días’. Pero la historia no terminó ahí. Varios años después, siendo ya Cabral un músico hecho y derecho, un día, de paso por España, se encuentra de casualidad con Jorge Cafrune, que aprovecha para llevarlo a la televisión. ‘Era el año ‘72. No me conocía nadie en España. Pero cantó un tema, habló un poco con el conductor y antes de irme me dicen: ‘¿Sabe usted que este programa lo mira Perón? ¿Por qué no le dice unas palabras? Y ahí me acerqué a cámara y conté toda la historia. Al aire. Y la repercusión fue inmensa. La gente me paraba en la calle diciéndome que me habían visto en la televisión y que yo era el ahijado de Perón. Cafrune me decía: ‘¡Viste! Yo te dije que tenías que venir a España!’’. -¿Y Perón qué te dijo? ¿Se enteró? -Sí. Al poco tiempo un allegado suyo me abrazó y me dio una carta de siete páginas escritas a mano por él y me dijo: ‘El General está maravillado con vos porque dice que vos tenés lo que más aprecia: la buena memoria. Sos como un gaucho que paga siempre sus cuentas’. Quedamos en que compartíamos un asado. Pero al poco tiempo Perón volvió a la Argentina y nunca más pude tomar contacto con él.”
Por Juan Manuel Strassburger a Facundo Cabral –  Tiempo Argentino  – 29-01-11

Tapa del Vinilo – El Carnaval del Mundo

“Hace unos años, me encontré con un vagabundo en Mar de Ajó. Me vio y me dijo ‘hola, príncipe’. Entonces le pregunté porque me llamaba así. ‘Porque sos el hijo del Rey’, me contes­tó. ‘Yo soy el hijo de Cabral’, le dije. ‘No, ese es el esposo de tu madre. Tu padre es Dios, igual que el mío. Todos somos príncipes. Hace un tiempo anduvo por acá el hermano mayor, Jesús, y di­jo que hay un solo padre; entonces, la humanidad es una gran familia. Y habi­tamos un solo país, la Tierra’, me expli­có. En ese momen­to sentí que era un ser universal, sentí por primera vez que estaba vivo y escribí mi canción de cuna, que es Vuele bajo. Fue un 24 de febre­ro de 1954. Yo fes­tejo mi cumpleaños ese día, aunque se supone que nací un 22 mayo de 1937. Un 24 de febrero también murió mi madre… Aún hoy, cuando cuento esto en un escenario, me tiembla el piso’.”
Facundo Cabral – Perfil – Música – 06-02-11

Temas
Comentarios
Cancionero
Marcha de la Bronca

Marcha de la Bronca

A pesar de su apariencia lunfarda, se trata de un término castizo registrado por la Academia. Los españoles hablan de “armar o buscar bronca”.- Aquí uno está en bronca, la junta, la tira, la larga, se la agarra. O bien se embronca. En fin “mal humor”.
Reportajes
El Poeta Maldito del Peronismo

El Poeta Maldito del Peronismo

En el ´68 compuso el libro de poesía “Las Patas en la Fuentes”, en alusión al 17 de octubre de 1945 -. “El libro se hace en respuesta al diputado radical, Ernesto Sammartino, que nos había definido como ¨el aluvión zoológico¨.
La Nostalgia está de Moda
La Tabla de Lavar

La Tabla de Lavar

Los recuerdos nutren la existencia, pero el progreso nos habla de mejores condiciones de vida y es por eso que la tabla de lavar no me llena de nostalgia. Lavar la ropa a mano (aún se hace hoy, en lugares sin electricidad) es un trabajo que requiere esfuerzo físico y tiempo.
Graffitis
Clinton en Argentina

Clinton en Argentina

Mientras Clinton decía: “Debemos continuar con nuestra estrategia de libre comercio en toda América (...)”, partidos políticos y organizaciones populares convocaban a marchas y actos repudiando su presencia.
Personajes
El Mal Pagao

El Mal Pagao

Frecuentaba el conocido restaurante Fechoría. En 1992 la Asociación Argentina de Actores declaró a Miguel Frías de Molina socio honorario. Recibió, en la Embajada de España en Buenos Aires, la Orden de la Reina Isabel la Católica, en nombre del rey Juan Carlos.
Columnistas
Más Artículos