Al Pie de la Letra
Fecha de Publicación:
Dolor Existencial
Sol en Leo (Novela) y Montgomery de Lana Roja (Cuentos). Publicados por la Viajera
Dolor Existencial

Cristina Eseiza es una aguda observadora de la realidad con un sentido del humor inagotable que convierte las tragedias más oscuramente desgarradoras en relatos llevaderos y entretenidos. Su escritura  emerge sencilla aunque muy poblada de recursos y citas que la enriquecen, sin encaramarse en la torre de cristal por su origen, su prédica y su vocación hacia lo popular, militados nunca impostados.

Encierran sus páginas el fervor adolescente con la madurez de quien ha trabajado mucho su espíritu a fuerza de meditación, lectura, viajes, introspección, docencia y militancia.

Numerosos cuentos y relatos aún no editados, pero difundidos en diversos espacios, foros, páginas, talleres y círculos de lectura.

Una novela, Sol en Leo (2016) y Montgomery de Lana Roja (cuentos, 2018),ambas publicados por la Viajera.

Cristina Eseiza – Festival Internacional de Poesía de Rosario – 2020

Sol en Leo, generó muchos comentarios, reseñas y encomios varios. Reproducimos uno:

“La irremediable sensación de dolor existencial, que domina un tramo de la temprana adolescencia, es un período vital que nos atraviesa ineludible.”

Bien conoce este abismo, María Alejandra, la protagonista de Sol en Leo y su instinto de anclaje la lleva a buscar en el amor el alivio a tanto pulso doloroso. Inmersa en una realidad cambiante, como la que signan los ’60, esta niña se debate entre designios familiares, exigencias intelectuales y búsquedas personales, mosaico demasiado complejo para un espíritu en formación. Alumna de un colegio de élite, su paso por el Colegio Nacional de Buenos Aires será el rito iniciático con que la sociedad de ese entonces le da la bienvenida al ruedo intelectual. María Alejandra aceptará el desafío endulzándolo con el amor infantil, novelero y fantasioso como su imaginación. “En cuanto a mis inclinaciones, estaba demasiado atravesada por las novelas que leía como para que se me ocurrieran otras cosas que querer y ser querida”.

“Se enamora de un compañero, un leonino egocéntrico y hermoso que inaugura su galería de codependientes, aunque por entonces, ni siquiera sabe qué es eso. Paco, arquero de la selección de fútbol del Colegio, es visto en la novela, tras el velo seductor de su mirada soñadora, “tenía el pelo lacio, era fuerte, fibroso y venía de una familia de clase media de comerciantes prósperos con cierto lustrillo social”. Ese primer entusiasmo casi pueril está teñido de un asombro superior, Paco tiene un hermano gemelo, Ernesto, que completará este entramado con hilos inimaginables pero también previsibles.”

“Es impactante el capítulo en el que se describe la iniciación sexual de estos adolescentes, que transgreden casi todas las normas, honrando la valentía de su generación. Ese despertar al cuerpo es un laberinto de emociones encontradas que Paco y María Alejandra afrontan con más coraje que conocimientos. Juntos empezarán el derrotero de hilván que el destino les ha signado, con las torpes herramientas que les provee la vislumbre de un mundo adulto enigmático y sobrecogedor.”

La mirada piadosa de la narradora, en primera persona resuena en el colectivo humano al que describe: “De todas formas, mirándonos con ternura, sólo advierto dos niños asustados e inexpertos, irrefrenablemente arrastrados hacia un destino desconocido por las hormonas, el amor y los mandatos sociales”.

De Montgomery de lana roja, transcribimos algunos fragmentos de la crítica especializada:

“Si estos cuentos de Cristina Eseiza fueran sesenta y cuatro, como los que constituyen el tablero de ajedrez, yo diría que fui visitando todos los escaques con idéntico gusto; aunque son sólo trece, mi afirmación no pierde validez: conducido por las eficaces palabras del texto, visité y recorrí todos y cada uno de ellos, y encontré, muy a menudo, la exteriorización metafórica de aquello que –por comodidad o por falta de término más exacto– solemos llamar vida interior.”

Esta vida interior se manifiesta –y no es paradoja– justamente por la riqueza de los detalles exteriores que, como se sabe desde el principio de los siglos, constituyen la esencia y la razón de ser de la narrativa.”

Este volumen de cuentos de Cristina Eseiza se desliza en la lectura como si escucháramos una playlist especialmente compilada: para bailar en el carnaval o en los casamientos; brasileña para la playa, colorida, pero cae la noche y sobreviene la saudade; canciones de los años setenta para recordar momentos específicos de nuestra historia, llenos de expectativa y emoción; algún exotismo morisco para soñar y sobre todo, muchas cuerdas que van rápidas, tempestuosas, apasionadas, y pueden transformarse, de pronto, en melancolía o añoranza. Un libro para leer como si su música nos llevara a distintas épocas y escenarios, viviendo cada cuento como propio.”

Karina Maccio, Coordinadora de Viajera, recuerda cómo un sueño se hizo realidad editorial:

“La idea y el deseo de armar una editorial, la mayor justificación era hacer libros –nunca habrá suficientes en el mundo. El catálogo debía ser algo vivo, algo que pudiéramos escuchar, personas para conversar sobre literatura, escucharlas leer en vivo sus textos. Los libros tenían que ser hermosos, por dentro y por fuera, objetos que nos invitaran a abrirlos. ¿Cómo hacer que alguien elija nuestros libros? Es como enamorarse, pensé. Hay que seducir a lxs lectorxs. Entonces: un libro de diseño simple pero contundente, definido por el color (los colores son energía y cada uno transmite algo); un libro hecho con los mejores materiales sin que resultara inaccesible, y lo fundamental: en su corazón, una escritura sorprendente, brillante, un viaje para los sentidos, una voz para dejarse llevar.”

“Hacia fines del 2005 y comienzos del 2006, se iba armando en mi casa un taller que no paraba de crecer. Necesitaba encontrarle un espacio propio, una nueva casa sólo dedicada al encuentro de los grupos de lectura y escritura. La búsqueda comenzó. Al mismo tiempo, apareció un nombre que condensaba todo lo que quería del proyecto: Siempre de Viaje – Literatura en progreso. Un lugar portátil, un rincón material para juntarse con la propuesta de viajar en las letras, de sentir en todo momento el viaje de la vida, atravesado siempre de literatura. La necesidad imperiosa de traducir en palabras las experiencias, de generar poesía, relatos, toda clase de escritos. “La necesidad absoluta de estar en movimiento, porque el tiempo nos ocurre a cada instante y nos cambia. Podemos quedarnos leyendo en un sillón, como dice Girondo, pero el sillón se transforma, inevitablemente, en transatlántico. Otros versos venían a mí y me alentaban, como los de Alejandra Pizarnik, “Pero arremete ¡viajera!”.”

“En 2007 aparece la posibilidad de abrir un espacio en el Abasto. Allí, en unas torres altísimas, un departamento se transformó en la Guarida LiterariaSiempre de Viaje estaba, aun sin saberlo, oficialmente inaugurado. Sus integrantes ya le daban calor, lo agitaban, expandían sus sentidos. Estaban listos los primeros libros, después de años de trabajo y de exposición en ciclos, ferias, festivales, ahora sí: Viajera florecía en el 2008.”

“Desde ese momento, hemos vivido un sinfín de aventuras. Nos hemos transformado y multiplicado, seguimos viajando, siempre. Lo más importante sigue siendo hacer libros que sean inolvidables. Leer, escribir, viajar: los verbos frecuentes y favoritos de la Guarida Literaria, otras formas de decir: amar y vivir.”

Temas
Comentarios
Personajes en el Tango
Malevo

Malevo

Pese a que el malevo es una de las figuras fundamentales del arrabal porteño y del tango, su nombre no se origina en el lunfardo sino en la lengua española. Es apócope de malévolo y de antiguo uso en nuestro país.
Semblanzas
Sabor a Nada

Sabor a Nada

Luego, un deseo de descanso que el cuerpo solito me enviaba a reposo, y al tercer día, la pérdida del gusto y olfato. Dos sentidos que le dan sentido (valga la redundancia) a la supervivencia: comer para vivir.
Tradiciones
Los Payadores

Los Payadores

Gabino Ezeiza, considerado el paradigma del género, no discurre sólo sobre temas camperos ni se enfrasca en lances ingeniosos exclusivamente; también reivindica al cantor como un hombre de trabajo, un trabajador de la cultura.
Hacete la Película
Un Nuevo Clásico de Culto

Un Nuevo Clásico de Culto

Es de esos films que los amantes del género encontraran fascinante si se dejan de lado las comparaciones injustas con otros exponentes. Derrickson no quiso copiar una fórmula exitosa sino que quiso contar su versión de un hecho real.
Columna
Test Sobre la Timidez

Test Sobre la Timidez

La timidez a temprana edad puede ser sinónimo de sensibilidad, introversión con abundante fantasía, pero también puede transformarse en sufrimiento por falta de confianza en sí mismo, que se traduzca en inseguridad personal.
Columnistas
Más Artículos