Ya fué
Fecha de Publicación:
Renault 4
Diseñado para transportar todo lo posible en dimensiones reducidas
Renault 4

En el año 2013 el flamante Papa Francisco recibió un regalo inesperado: un viejo auto Renault 4L modelo 1984, pero en estado impecable. Si quien recibiera un auto de regalo fuera cualquier otro mortal, no sería noticia; en éste caso lo fue por tratarse del Jefe de la Iglesia Católica y porque el regalo fue un vehículo considerado “barato” y con 29 años de antigüedad. El Renault 4L había pertenecido al sacerdote italiano Renzo Zocca, quien lo utilizaba para movilizarse en los barrios pobres de la ciudad de Verona, donde ejercía su sacerdocio. El mismo religioso fue quien entregó el automóvil en El Vaticano. A raíz de la difusión que el simpático episodio alcanzó, ese mismo año el Argentina Renault 4 Motor Club, designó a Francisco Miembro Vitalicio de esa institución de cultores del popular automóvil.

parabuenosaires.com – 16-09-13

Anécdota aparte, la fotografía del Sumo Pontífice acomodándose en el pequeño vehículo recorrió el mundo. Un coche que como otros de su época fue emblema del consumo de la clase media. Tal imagen habrá sacudido la memoria de miles de argentinos que recuerdan los kilómetros recorridos y las buenas horas vividas a bordo del “4 latas”. Porque como sucedió con el legendario Citroên 2CV, el “Fitito” y unas pocas marcas más, el 4L ya es parte de la historia de las costumbres argentinas.

Diseñado para transportar todo lo posible en dimensiones reducidas, entre otras virtudes contaba con un amplio baúl, novedoso sistema de apertura del portón trasero, bajo consumo de combustible y tracción delantera.

En 1961 salen de las plantas francesas de Renault las primeras unidades, en un momento en que el Citroên 2CV estaba en auge en Europa. No obstante, rápidamente gana en popularidad en el exigente mercado europeo y dos años más tarde, desde la planta cordobesa de Santa Isabel sale al mercado argentino el primer Renault 4L.

El “autito” como lo llaman algunos, se instala en la grilla de los autos familiares de precio accesible, preferidos por la clase media local. Alguna campaña publicitaria lo llama el “correcaminos”, por sus características andariegas: Otros avisos lo comparan a un jean, tratando de cooptar a un público joven. “Lávelo y úselo”, dice un mensaje, con la silueta inconfundible del vehículo colgado con broches de una soga de ropa; y remata: “Renault 4 – El ‘jean’ sobre ruedas. Pruébeselo”.

Al margen de los gustos del consumidor masivo, el 4L tuvo uso institucional. La policía francesa lo utilizó para su personal y la Guardia Civil española, también se equipó con el coche y en otros países europeos, sirvió para los desplazamientos de funcionarios municipales. También la versión carrozada para transportar carga conocida como “Renoleta”, cuya sigla es 4F, gana espacio en las preferencias de los transportistas. Hasta 1986 en que cesó la producción, circulaban por las calles 150.000 unidades.

Del impacto que el 4L provocó en el mercado mundial hablan algunas cifras: el año 1964 cerró con 500. mil unidades vendidas. En febrero de 1966 alcanzó el millón, 1977 señala 7 millones y medio de autos en las calles del mundo y 9 años más tarde, ya habían salido de fábrica 7 millones y medio.

En 1979 el Renault 4 incursiona en el automovilismo deportivo con una versión 4×4. Los hermanos Claude y Bernard Marreau obtienen el segundo lugar en el raid París – Dakar con su Renault 4L, siendo superados por otra dupla francesa: Alain Genestier y Joseph Terbiaut al mando de un Ranger Rover. Vale recordar que el célebre raid que debió recorrer 10.000 kilómetros, partió de París y cruzó a África, internándose por las rutas de Argelia, Níger, Malí y Senegal hasta arribar a Dakar; en condiciones muchas veces difíciles de superar. En esa aventura sobre 80 participantes, 30 quedaron en el camino; el 4L entró segundo.

Cuando ya había dejado de producirse en Francia y España, el 4L continuó fabricándose en la fábrica Revol de Eslovenia; saliendo de planta la última unidad en 1993.

A su vez, la firma francesa llamó a concurso de diseñadores para idear una versión eléctrica del Renault 4L, por supuesto muy modificado y denominado Ever, que debería salir al mercado en el año 2025.

Más allá de los avatares históricos y los vaivenes y gustos del mercado, no son pocos los “4 latas” siempre cuidados y mimados como una mascota fiel, que siguen rodando por calles y caminos del país.

Testimoniios

“La mañana del 29 salimos de casa (insiste la narración de Arrostito). Dos compañeras se encargaron de llevar los coches de recambio a los puntos convenidos.- La Renoleta quedo en Pampa y Figueroa Alcorta, con un compañero adentro.- El taxi y la Gladiator cerca de Aeroparque, es una cortada, el taxi cerrado con llave y un compañero dentro de la Gladiator. En el Peugeot 404 subieron Campuano Martínez, que iba de chofer con otro compañero, los dos de civil pero con el pelo bien cortito, y detrás.- Maza con uniforme de capitán y Fernando Abal, como teniente primero.”
La Montonera, Biografía de Noma Arrostito – Gabriela Saidon -2005

Temas
Comentarios
Cánticos Populares
Pacto de Olivos

Pacto de Olivos

Para obtener de su partido la confirmación de lo acordado con Menem en Olivos, Alfonsín convocó a una convención partidaria, en Santa Rosa (La Pampa), el 04-12-93. Llegaron a ese plenario con un importante disenso interno.
Costumbres
Murgas y Comparsas

Murgas y Comparsas

Remontándonos en el tiempo, en lal Buenos Aires colonial del año 1771. El entonces gobernador español y luego virrey del Río de la Plata, Juan José de Vértiz y Salcedo, autorizó los primeros bailes de carnaval en el Teatro de la Ranchería.
Gestión Cultural
Borges para Tod@s

Borges para Tod@s

Ambos cuentos de El Aleph: Biografía de Tadeo Isidoro Cruz y La Casa de Asterión produjeron en los asistentes al taller el asombro, la intriga y la fascinación hacia ese juego literario-dialéctico que funciona perfectamente.
Fuera de Serie
Monstruo: La Historia de Jeffrey Dahmer

Monstruo: La Historia de Jeffrey Dahmer

No es una serie para gente con estómagos sensibles. Si bien no se muestra nada manifiestamente explícito, hay pasajes en donde los detalles que emergieron en el juicio, pero cuyas imágenes jamás se revelaron, se retratan con el estilo shockeante.
Al Pie de la Letra
Tormenta Conocida

Tormenta Conocida

Finalmente, los gemidos han cesado, y la lluvia... ha caducado de atrevimiento; ese gato gris y blanco que contaba las gotas con sus ojos extraviados de curiosidad, también ha pasado a otro tema, quién sabe, tal vez más importante.
Columnistas
Más Artículos