Personajes
Fecha de Publicación:
El Mal Pagao
El Buenos Aires de… Miguel de Molina
El Mal Pagao

“Fue rico y fue bello; conoció el éxito y la infamia,
Vivió entre aplausos y vejaciones. Genio y figura, hoy, como tantos,
vive allá donde habita el olvido”
Revista La Luna, Madrid, febrero de 1985

El 17 de noviembre de 1970, la mítica revista Primera Plana  publicada una entrevista de Manrique Fernández Moreno y Julio Ardiles Gray en la que se profundizara sobre la vida y la trayectoria de este singular artista español. En 1960 se retiró de la escena y habitó solitario, una casa de la calle Echeverría 1900, del barrio de Belgrano. Su arquitectura, plantas y flores dan a la residencia un aire neoandaluz. Desde 1946 se radicó Miguel definitivamente en la Argentina. Allí vivió rodeado de sus recuerdos, fotos, marfiles y cuadros.

Llegó por primera vez a Buenos  Aires con la compañía de Lola Membrives. “Mi debut fue inolvidable. Era en noviembre de 1942. Encontrarme en este país con tantas paz me dio un nuevo impulso”, confió en un reportaje. Fue en el Teatro Cómico, llamado actualmente Lola Membrives.

Más adelante, por imposición del propio Miguel de Molina, se reformó el Teatro de Avenida (1943) para otro de sus espectáculos. Ya era famoso por sus canciones: Ojos verdes, La bien pagá, La hija de don Juan Alba; nadie como él revolucionó el espectáculo, fueron celebres sus blusas de seda y la seducción de sus movimientos. El artista vivió entonces en un departamento de la calle Arenales asistido por un matrimonio de empleados japoneses.

Durante el gobierno de facto del general Pedro Palo Ramírez es detenido en medio de una función y allanado su departamento. Se le ordena abandonar la Argentina. En una subasta de la empresa Ungaro y Barbará (avenida Quintana y Callao), se rematan sus muebles, porcelanas, orfebrería, arañas, alfombras, y su famosa colección de cincuenta y siete blusas, más los grandes cortinados, telones de felpa y raso de seda y todo el vestuario de la compañía.

Miguel de Molina parte de la Argentina, una veintena de devotos lo despiden. Se vuelve a España con lo puesto, intenta volver pero opta por irse a México. Según contaron allí los famosos artistas Jorge Negrete y Cantinflas, sabotean su espectáculo. El empresario Willy Ross lo quiere contratar para Estados Unidos, pero Miguel deseaba volver a Buenos Aires: “Mi obsesión era retornar y reivindicarme”. A instancias de algunos empresarios, Perón permite su vuelta y Evita lo apoya. Trabaja para la Fundación Eva Perón, en un festival que se realiza en el Testeo Colon. Ella lo protege. También actúa en el Teatro Empire de la calle Hipólito Yrigoyen. Jaime Yankelevich lo lleva a la televisión (en los iniciales años cincuenta), donde presenta espectáculos originales y costosísimos. En 1952 filma por primera vez en la Argentina Ésta es mi vida, dirigida por Román Vignoly Barreto. Se nota su mano detrás de cada escena. Al aspecto declaró:”Por qué no se habrá  hecho en colores” (los cuadros que se presentan causan asombro por su belleza)

La película se estrenó en el cine Ocean (Lavalle 736) y es una serie de números musicales. En ella trabajaron los actores Adolfo Stray, Fidel Pintos y Argentinita Vélez.

Debuta en el Teatro Odeón con  un notable espectáculo. Se entera de la muerte de su madre, pero continua las funciones. También trabaja en la sala El Marocco.

Fueron famosas las revistas que hizo en el Teatro Maipo – calle Esmeralda- en 1948. También trabajo en el Smart (hoy Blanca Podestá) y en el Teatro El Nacional, de la Avenida Corrientes.

Aparece en el filme Luces de Candilejas (1958), dirigido por Enrique Carreras e interpretado por la cubana Amelita Vargas y el cantor Alberto Castillo. Esta comedia musical filmada en color tuvo diálogos escritos por Agustín Cuzzani.

Alguna noche comió en el “rancho” de la cronista de sociales del diario La Nación, Susana Pérez Irigoyen, junto al escritor Manuel Mujica Laínez.

“El artista se encontraba en el esplendor de su carrera. Cantaba a teatro lleno, lucía sus blusas andaluzas y era el centro de comentarios por sus aventuras amorosas” Manucho Mujica Laínez lo vio por última vez “en su casa barroca y muy clausurada y llena de estatuas, de Belgrano, regando sus plantitas…” Así relata Oscar Hermes Villordo los encuentros entre el escritor y el cantante. La película Las cosas del querer, dirigida por Jaime Chávarri (1989), cuenta su vida. El diría que nada tiene que ver con su historia y que él no es el personaje que interpreta Manuel Banderas.

Frecuentaba el conocido restaurante Fechoría, en la Avenida Córdoba 3921. En 1992 la Asociación Argentina de Actores declaró a Miguel Frías de Molina socio honorario. En diciembre de 1992, recibió, en la Embajada de España en Buenos Aires, la Orden de la Reina Isabel la Católica, que en nombre del rey Juan Carlos le entregó el embajador Pastor Ridruejo. El 5 de marzo de 1993 falleció en Buenos Aires y fue sepultado en el panteón de la Asociación Argentina de Actores.

Germinal Nogués – Buenos Aires Ciudad Secreta – Editorial Sudamericana – 2004

Temas
Comentarios
Cancionero
Marcha de la Bronca

Marcha de la Bronca

A pesar de su apariencia lunfarda, se trata de un término castizo registrado por la Academia. Los españoles hablan de “armar o buscar bronca”.- Aquí uno está en bronca, la junta, la tira, la larga, se la agarra. O bien se embronca. En fin “mal humor”.
Reportajes
El Poeta Maldito del Peronismo

El Poeta Maldito del Peronismo

En el ´68 compuso el libro de poesía “Las Patas en la Fuentes”, en alusión al 17 de octubre de 1945 -. “El libro se hace en respuesta al diputado radical, Ernesto Sammartino, que nos había definido como ¨el aluvión zoológico¨.
La Nostalgia está de Moda
La Tabla de Lavar

La Tabla de Lavar

Los recuerdos nutren la existencia, pero el progreso nos habla de mejores condiciones de vida y es por eso que la tabla de lavar no me llena de nostalgia. Lavar la ropa a mano (aún se hace hoy, en lugares sin electricidad) es un trabajo que requiere esfuerzo físico y tiempo.
Graffitis
Clinton en Argentina

Clinton en Argentina

Mientras Clinton decía: “Debemos continuar con nuestra estrategia de libre comercio en toda América (...)”, partidos políticos y organizaciones populares convocaban a marchas y actos repudiando su presencia.
Hacete la Película
La Cabaña del Terror

La Cabaña del Terror

Es un claro ejemplo de cómo se puede tomar una receta mil veces hecha e inyectarle vitalidad, convertirla en algo nuevo. El profundo entendimiento de las reglas del género de terror, el acopio de guiños a décadas de historia de cine, con excelentes resultados.
Columnistas
Más Artículos