Genéricos
Fecha de Publicación:
Teflón
“Parece de teflón, nunca queda pegado”
Teflón

“Parece de teflón, nunca queda pegado.” Si bien la frase no es de uso masivo y tampoco atravesó más de una generación, como sí sucede con otros dichos, la contundencia de la imagen habla por sí misma; pero la interpreta quién comprende qué es el teflón.

Los estudiosos del tema definen al teflón con su nombre científico: Politetrafluoroetileno, un polímero cuya sigla es PTFE; similar al más conocido polietileno.

Esa lámina en apariencia extraña, fue creada por el estadounidense Roy Plunkett en 1938.

El doctor Plunkett trabajaba para la firma DuPont. Como se cuenta de otros inventos históricos, el teflón habría sido hallado accidentalmente, manipulando elementos en búsqueda de otros resultados. Es probable. Lo probado es que ese aislante sintético encontró rápidamente múltiples aplicaciones. Los laboratorios DuPont descubrieron que su nueva criatura en principio resiste el calor, es un poderoso aislante y no se corroe con facilidad. En 1938 las distintas utilidades derivadas del descubrimiento recién comenzaban.

En 1946 y con un nuevo horizonte definido en el campo técnico – científico por las consecuencias de la recién finalizada Segunda Guerra Mundial, el teflón es lanzado al mercado por su descubridora, la firma DuPont. Esta inaugura la marca Teflón; registrada por esa empresa estadounidense. La novedad contiene entre otras propiedades, resistir el ataque de ácidos, hidrocarburos, exposición al sol, humedad y otros agentes de la vida cotidiana que padecen artefactos y útiles.. A lo que hay que agregar la resistencia a temperaturas de hasta 300 grados centígrados, un bajo coeficiente de fricción y un dato que no es menor: su punto de fusión medio recién es alcanzado a los 342 grados centígrados.

También en el campo doméstico, propiedades como la fácil limpieza y su condición impermeable además de las ya enumeradas, le suman al Teflón condiciones que lo hacen el elegido a la hora de comprar un artefacto revestido con esta cobertura.

La difusión mundial de este producto es de tal alcance, que Roy Plunkett en el año 1973 ingresó al Salón de la Fama de los Plásticos y al Salón de la Fama de Inventores de la Nación (EE.UU.) en 1985. Por este prestigioso espacio desfilaron algunos apellidos tales como Pasteur, Wright, Edison y otros que en los siglos XX y XXI, son parte indiscutible del conocimiento científico y técnico mundial. El prestigioso invento del estadounidense lo hizo acreedor a que años más tarde, se instituyeran los premios Chemours Plunkett a la Innovación.

En el inmenso campo que abarca la vida cotidiana, Teflón en el siglo XXI protege y fortalece la cubierta de sartenes, cacerolas, marmitas, ollas, tarteras y otros recipientes que integran una batería de cocina convencional.

Paralelamente por su capacidad de resistencia térmica, Teflón se utiliza para cubierta de cables, mangueras, conductos de distinto tipo y otras aplicaciones para aeronáutica, entre otros usos no domésticos.

La odontología y también la medicina en general, se sirven de Teflón (en este último campo) para la confección de prótesis y otros elementos muy específicos. En el terreno de los servicios, Teflón es utilizado en la unión de roscas para evitar fugas de gas, agua y otros fluidos susceptibles de filtraciones.

En impresiones, es útil para confeccionar matrices de inyección y también en arquitectura.

Por su resistencia y flexibilidad, se lo requiere como aislante eléctrico. Se usa en cables coaxiales para transmisión de datos (internet, televisión por cable, conexión de antena al receptor de tv).

Vale destacar que para una serie de aplicaciones como las mencionadas, algunas empresas se volcaron a la fibra óptica, que en el caso de internet tendrían un mayor ancho de banda, mejorando la calidad y velocidad del servicio.

En el terreno doméstico que es el campo más conocido de aplicación de Teflón, aunque esté presente en otras utilidades que no vemos, son muy conocidas los utensilios de cocina a los que la marca Teflon dedicó una atención especial. Más allá de una variedad de útiles que dicen utilizar en sus cubiertas “teflón” de origen incierto, la marca registrada Teflón hace ya varios años que difundió algunas líneas de recipientes que contiene Teflón. Ellos son: Teflón II, un antiadherente de dos capas; cuyas características más notables son la resistencia y durabilidad. Otra creación es la línea Silverstone, un antiadherente de tres capas y máxima resistencia; según informó oportunamente su fabricante, este producto fue preparado para ser usado bajo condiciones muy exigentes. Teflón II y Teflón II Super, a los que hay que agregar Silverstone “Son la familia de antiadherentes para baterías de cocina más resistente y durable del mercado”, aseguraban los publicistas de la marca. Sin duda, los consumidores tienen la última palabra.

Testimonios

 “Cacerola de Teflón”

No te oí… En los días del silencio atronador.
No te oí junto a las madres del dolor,
no sonaste ni de lejos, por los
chicos, por los viejos olvidados.

No te oí… Puede ser que ya no estoy oyendo bien,
pero al borde de las rutas de Neuquén,
no te oí mientras mataban por la espalda a mi maestro.

Y entre nuestros cantos desaparecidos
yo jamás oí el sonido de tu tapa resistente,
que resiste comprender que hay
tanta gente
que en sus pobres recipientes sólo guarda una ilusión.

Cacerola de teflón, volvé al estante,
que la calle es de las ollas militantes,
con valiente aroma de olla popular.

Cacerola de teflón, a los bazares
o a sonar con los tambores militares
como tantas veces te escuché sonar.

No te oí… cuando el ruido de las fábricas paró,
cuando abril su mar de lágrimas llenó.
No te oí con los parientes del diciembre adolescente, asfixiado.

No te oí. Puede ser que mis oídos oigan mal,
pero no escuché en la exposición rural,
reclamar por el jornal de los peones yerbateros,
por la rentabilidad de los obreros,
por el tiempo venidero, porque venga para todos.

No te oí ni te oiré porque no hay modo
de juntar tu avaro codo con mi abierto corazón.

Cacerola de teflón, volvé al estante
de los muebles de las casas elegantes
que las cocineras te van a extrañar.

Cacerola de teflón, a los bazares
o a sonar en los conciertos liberales
como tantas veces te escuché sonar.

No te oí en el puente de Kosteki y Santillán
No te oí por el ingenio en Tucumán.
No te oí en los desalojos ni en los barrios inundados de este lado.

No te oí, en la esquina de Rosario que estalló
Cuando el ángel de la bici se calló
y sus ángeles pequeños se quedaron sin comida.

Y jamás te oí en la vida repicar desde acá abajo
por un joven sin trabajo, a la deriva.

Debe ser que desde arriba,
desde los pisos más altos
no se ve nunca el espanto y las heridas.

Cacerola de teflón, volvé al estante.
Yo me quedo en una marcha de estudiantes
donde vos nunca supiste resonar.

Cacerola de teflón, a los bazares
o a llenarte de los más ricos manjares
que en la calle no se suelen encontrar.

Cacerola de teflón, andá a c… ocinar.

Página 12 -06-04-08-Por Horacio Verbitsky – “Cacerola de Teflón”
Con ese título Ignacio Copani escribió una balada que estrenó anoche en Rosario.

“Ridiculizado hasta el hartazgo, reseñado y editorializado infinitamente, y durante mucho tiempo impune de su flagrante misoginia y sus numerosos problemas legales, Berlusconi demostró ser un político teflonado: no quedaba pegado a nada. Tenía el don de la charla. Tenía un tono. Tenía llegada. ¡Si hasta era dueño de un club de fútbol! Muchos italianos lo vieron como a uno de los suyos.”
La Nación -15-03-16 – Por Roger Cohen “El Síndrome Trump-Berlusconi se Abrió Paso en un Sistema Podrido.”

“En lo inmediato, el Gobierno parece haberse embarcado en una batalla costosa en tiempos de escasez. Ninguno de los dos proyectos en cuestión aparece en las encuestas al tope de las demandas sociales. Más bien lo contrario, aunque el rechazo lo expresen las cacerolas de teflón.”
La Nación -31-07-20- Por Claudio Jacquelin – “Una Victoria Pírrica de dos o una Derrota de Todos”

“Cambiemos aumentó adhesiones entre 2015 y 2019, pese al resultado del balance Macri en la economíay después de darse el lujo de llevarlo a Miguel Pichetto en la fórmula. Teflón de alta gama. Acero al tungsteno, el voto del no peronismo en la Argentina. Para ganar o para perder. Es por esto por lo que el peronismo tiene que cerrar nariz, boca y oídos y sumergirse en cualquier formato de unidad.”
Clarín – 14-06-21- Poe Ignacio Zuleta, “El Enojo de Carrió, el Silencio de Vidal y Dudas por la Gran Randazzo”

Temas
Comentarios
Semblanzas
La Casa en Ochava

La Casa en Ochava

Por esas cosas fortuitas, llegó a mis manos el libro Tiza y Carbón – Pintadas en el Peronismo, soy de hojear rápido de manera digital y mi mente se quedó congelada al ver frente a mis ojos a la casa en ochava, la de mi extravío.
Hacete la Película
Norm Macdonald

Norm Macdonald

Escribir sobre comedia tras la muerte de uno de sus gigantes es, también, complicado. El pasado 14 de septiembre falleció Norm Macdonald, una de las leyendas de las risas, dueño de un humor seco, ácido, sarcástico, pero también inesperado.
Columna
Abuso Infantil

Abuso Infantil

Es importante "desterrar" las creencias que tiene la gente acerca del abuso sexual en la infancia. En primer lugar que es un hecho poco frecuente o que sucede en forma aislada, que se trata de una problemática asociada a la pobreza y al alcoholismo.
Pintadas
La Noche de los Lápices

La Noche de los Lápices

La medida fue tomada en agosto de 1976 y algunas interpretaciones, ubican esa decisión en la creencia de que los estudiantes secundarios reaccionarían, permitiendo así a los represores ubicar a los líderes y suprimirlos.
Anécdotas
Fui Pichuco

Fui Pichuco

“A usted, en esto... en esto, le va a ir que ni se imagina! ¡Ni se imagina! Usted en este negocio va a ser un misil. Pero tenga cuidado con dos enemigos. Por un lado, la envidia de los demás. Y por el otro, su propio engrupe. No se la vaya a creer”.
Columnistas
Más Artículos