Miscelaneas
Fecha de Publicación:
Robo del Sable de San Martín
12 de agosto: Día de la Reconquista de Buenos Aires en 1806
Robo del Sable de San Martín

Agosto de 1963. Argentina transitaba un tiempo difícil. El mes anterior se habían realizado elecciones presidenciales bajo la tutela militar y con el peronismo proscripto. Fueron ganadas por la fórmula de la Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP), Arturo Illia – Carlos Perette con menos del 25 por ciento de los votos. El presidente provisional José María Guido próximo a terminar su deslucido mandato, aún le quedaban días amargos por vivir; entre ellos el insólito robo del sable del General José de San Martín, expuesto en el Museo Histórico Nacional, en el Parque Lezama.

Al atardecer del día 12 de agosto sobre la hora de cierre, cinco muchachos se presentaron ante el vigilador como “estudiantes tucumanos” que no querían volver a su provincia sin haber recorrido el Museo. Cuando el hombre de 72 años los autorizó, lo redujeron y luego hicieron lo mismo con otro empleado de Seguridad. Ya dueños del terreno, tres de ellos se dirigieron al cofre expositor y rompiendo un vidrio del costado, sustrajeron la reliquia. A pocos metros los esperaba un auto con el que se dieron a la fuga por el portón de la calle Defensa. Los motivos de la acción, los explica uno de los protagonistas años más tarde: “Quiero aclarar que jamás fue intención de la Juventud Peronista de entonces agraviar al General San Martín, quien junto al Brigadier General Juan Manuel de Rosas y al General Juan Domingo Perón, son los símbolos permanentes de nuestra veneración y respeto. Muy por el contrario, ese hecho buscó que una vez más, el glorioso sable estuviese al frente de la lucha contra la proscripción del Pueblo Argentino, que un gobierno títere de una ‘facción’ militar ejecutara, para lograr el acceso al poder de políticos caducos”. Firma la nota dirigida a la sección Cartas al País de un matutino porteño, Osvaldo Agosto; titular cuando escribió la carta en 2009, del Movimiento de Recuperación Peronista (1).

Crónica – 13-08-63

El grupo operacional fue integrado por Osvaldo Agosto, Manuel Gallardo y Alcides Bonaldi, entre otros. La acción estuvo inscripta en la modalidad de propaganda armada que de a poco fue creciendo en frecuencia y complejidad, de mano de distintos sellos políticos y siempre en el marco de las proscripciones y la falta de perspectivas democráticas; aún con gobierno civiles. El episodio contó con la aprobación del grupo que en 1963 detentaba la conducción de la Juventud Peronista (JP): Envar “Cacho” El Kadri, Jorge Rulli y Héctor Spina, entre otros. En su apoyo, la JP difundió un volante reivindicando el hecho, luego de cuestionar los contenidos de la dictadura aramburista y la democracia restringida que le siguió. El comunicado cierra afirmando que “El pueblo no debe albergar ninguna preocupación: el corvo de San Martín será cuidado como si fuera el corazón de nuestras madres; Dios quiera que pronto podamos reintegrarlo a su merecido descanso. Dios quiera iluminar a los gobernantes” (2).

En la faz práctica, el plan contemplaba la entrega del sable al General Perón por las razones expuestas por Agosto y exigir al gobierno de Guido la liberación de los presos políticos, derogación de la proscripción al peronismo, ruptura con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y devolución del cuerpo de Eva Perón, robado de un salón de la CGT por un grupo militar en 1955 y que permaneció desaparecido hasta 1971; entre las demandas más importantes. El “correo” que deberá entregar el sable al Líder exiliado, era Aníbal De Marco; quien años después sería Ministro de Bienestar Social en el gobierno de Isabel Martínez de Perón. Para despistar a la policía, se decidió enviar a Rosario una réplica del arma original, donada por un militar cuyo nombre siempre se mantuvo en reserva.

La acción cargada de simbolismo también se cumplió en una fecha cara al patriotismo argentino: el 12 de agosto: Día de la Reconquista de Buenos Aires ocupada por fuerzas británicas en 1806. El hecho del Museo histórico Nacional debía combinarse con el rescate de algunas banderas argentinas tomadas por los franceses en Vuelta de Obligado en 1845 y que estaban depositadas en el Hotel des Invalides; museo del ejército francés y tumba de Napoleón Bonaparte.Todavía hoy se discute sobre la autenticidad de alguna de esas reliquias expuestas, ya que las banderas argentinas rosistas tenían tres franjas: azul – blanca – azul con gorros frigios rojos en los cuatro ángulos y un rostro símil sol en el centro, también rojo. La enseña nacional celeste – blanca – celeste (como la actual) sería de uso exclusivo unitario y los defensores de Obligado eran federales leales al Restaurador.

Extraída del Documental El Sable – Estreno 02-06-16

La operación en París que estaría a cargo de un grupo árabe, nunca se hizo. En cambio, sí se cumplió la tercera acción planificada: desembarco aéreo en las Islas Malvinas para llamar la acción del mundo, sobre la situación colonial padecida por nuestro archipiélago. El 8 de septiembre de 1966 un avión de línea argentino es secuestrado en vuelo por un comando denominado “Cóndor”, integrante del Movimiento Nueva Argentina liderado por el joven Dardo Cabo. Después de varias horas en que el avión permaneció en tierra malvinense y en manos del comando rodeado por fuerzas militares británicas y con despliegue de banderas argentinas, se procedió a la rendición ya que el objetivo no era desarrollar acciones militares. Los jóvenes fueron entregados al gobierno de facto del general Onganía y sufrieron varios años de cárcel.

Por otra parte y regresando al escenario de 1963, cuando otro grupo de la JP fue capturado por la policía mientras cumplía una acción, los investigadores encontraron una pista para llegar al comando que tenía el sable. En pocos días fueron ubicados la mayoría de sus miembros, detenidos y torturados en busca de la reliquia. Al frente de la “cacería” estaba la temida Brigada de Servicios Externos de la Unidad Regional San Martín de la policía bonaerense, la misma acusada del secuestro, torturas y asesinato ocurrido un año antes, de otro miembro de la Juventud Peronista: Felipe Vallese. Para terminar con los tormentos de los detenidos, Aníbal De Marco habría decidido entregar el sable a las autoridades. El encargado de hacerlo fue un integrante de la Resistencia Peronista que en 1956 se salvó de ser fusilado por participar en el pronunciamiento del general Juan José Valle: el ex capitán Adolfo Phillipeaux.

El paso del tiempo y las diferencias políticas, fueron distanciando a aquella militancia de la primera JP. En 1969 Osvaldo Agosto visitó al general Perón en su exilio madrileño y más adelante, fue Jefe de Prensa del Secretario General de la Confederación General del Trabajo (CGT), José Ignacio Rucci. En el gobierno de Carlos Menem, cumplió tareas en la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) y ya en siglo XXI, participó de una construcción que definió como “peronismo alternativo”. Manuel Gallardo continuó militando en agrupaciones de base peronistas y en el sindicalismo hasta su muerte en enero de 2021.

Dardo Cabo, quien dirigió el desembarco aéreo en las Malvinas, luego se sumó a las filas de la JP – Regionales, afín a la Organización Montoneros y dirigió la revista El Descamisado de aquel espacio.

Fue secuestrado por el terrorismo de Estado y permanece desaparecido.

Osvaldo Agosto – Perfil 09-08-08 – Foto Enrique Abbate

Más de medio siglo después del suceso y con décadas de transitar una democracia consolidada, aquella parece una acción descolgada de la realidad. Pero se la debe ubicar en ese contexto histórico, donde la verdadera fantasía era creer en una democracia auténtica para toda la ciudadanía.

(1) Diario Clarín – Buenos Aires – 04-03-09.-
(2) Diario Sur – Buenos Aires – 08-08-10.-

Temas
Comentarios
Al Pie de la Letra
Priluzky Farny  y La Tierra Sagrada

Priluzky Farny y La Tierra Sagrada

Tiene el siglo XX en la piel. Es amiga de Alfonsina Storni, de Eva Perón, de Benito Quinquela Martin. La de Storni que cruza la ciudad, la de Eva Perón que cruza la política cuando ninguna primera dama lo había hecho así.
Fuera de Serie
Andor

Andor

Es una de las mejores -sino la mejor- serie de Star Wars hasta la fecha. Desde los guiones complejos hasta el aspecto visual y técnico, pasando por las actuaciones, todas de alto vuelo, esta primera temporada sobrepasa las expectativas.
Lugares y Postales
La Cortada de Carabelas

La Cortada de Carabelas

El porteño la llama “cortada”, pero, considerada etimológicamente, no es más que un “pasaje”, pues este señala “un paso público entre dos calles”. Famosa fue la “cortada” de Carabelas, por la concurrencia a sus bodegones de prestigio.
Ya fué
Kero

Kero

"Pan con Kero es pan comido" era el eslogan que mantenía la presencia del dulce en los hogares y la solicitud de recetarios que la empresa entregaba gratuitamente a vuelta de correo, habla de la popularidad del producto en los años'50.
Al Pie de la Letra
“Escribir es una Forma de Vida”

“Escribir es una Forma de Vida”

La ventaja es la satisfacción de terminar un libro, sentir una austera conformidad. Lo demás es el sistema del que formamos parte, con sus buenas y malas. Aprender a negociar y seguir adelante, buscando un libro mejor cada vez.
Columnistas
Más Artículos