Costumbres
Fecha de Publicación:
El Jean
Se Conoce Aproximadamente su Origen pero no Cuándo ni Dónde Dejará de Existir
El Jean

Acerca del jean o el jeans, como la pizza y otros inventos universales y de consumo masivo, se conoce aproximadamente su origen pero no cuándo ni dónde dejará de existir. De tal dimensión es su popularidad. Se atribuye al alemán Levi Strauss el invento de esa prenda.

Cuéntase que el hombre arribó a la costa oeste de EE.UU. al comienzo de la fiebre del oro en territorio californiano. El pantalón de gruesa tela y fuerte confección que ofreció a los mineros fue un éxito; así habría comenzado la leyenda del Levi’s, el primero de una zaga infinita de marcas y prendas que inundaron el mundo.

En principio se difundió en territorio norteamericano en ámbitos laborales, tanto rurales como urbanos, debido a su resistencia. Ya en la década de 1930 era de uso masivo tanto para trabajar como para la vida cotidiana. Dos décadas más tarde y con la televisión imponiéndose como medio masivo de comunicación, la cultura y los usos estadounidenses se difunden por todo el planeta.

Los cowboys enfundados en jeans fueron un emblema muy reconocible, galopando por todo el globo. En la Argentina aparecen a mediados de los años ‘50. Son una curiosidad portada en algunos casos, por jóvenes que ostentaban su informalidad. Algunas publicaciones siempre a la búsqueda de novedades, se apresuran a calificarlos de “beatniks”, o existencialistas, trazando un paralelo con fenómenos culturales que se desarrollaban en otras latitudes. La indumentaria no era lo esencial, pero ayudaba a diferenciarse. El blue jean desteñido, que alguna vez fue azul, pasó a ser un rasgo distintivo de una generación que enancada en el naciente y arrollador rock ‘n roll, buscaba diferenciarse de sus mayores, en los gustos y también en la vestimenta.

Recordemos que el vocablo jean o jeans, originalmente se refería a una gruesa tela de algodón y no al pantalón. En sucesivas migraciones, el sustantivo derivó en Denim, permaneciendo la primera denominación para la prenda. Blue, azul en inglés, es obvia la referencia al azul dril que identifica al pantalón desde sus orígenes. Los remaches de cobre reforzando los bolsillos y las costuras dobles, completan la robustez de la confección.

En nuestro país, los primeros blue jeans daban prestigio a los usuarios entre sus pares. Se compraban a un precio elevado en algunas galerías y locales, en especial del Barrio Norte.

Otra opción fue conseguirlos en lugares inciertos, cuya mercadería era de origen dudoso y sin etiqueta fiscal. Lo importante, tener el jean como lo dictaba la moda. Las calles comenzaron a poblarse de cuerpos enfundados en Lee, Levi’s, Wrangler y otras marcas.

A fines de la década de los ‘50 Argentina tiene su propia línea de jeans: el vaquero Far West. Con tela denim sanforizada (pre encogida) de Alpargatas S.A., el vaquero criollo lo confeccionan Annan de Pergamino y luego Dos Muñecos. La prenda revoluciona el mercado local con diferentes opciones para toda la familia: Far West Clásico, Far West frizado, adultos, niños y el modelo femenino con cierre relámpago lateral. Pero tal vez debido a esos mecanismos de penetración cultural que llevan a menospreciar lo propio, o simplemente porque los de afuera eran mejores, entre los jóvenes las marcas hegemónicas extranjeras siguieron dominando sus preferencias. La línea Far West tuvo aceptación masiva, menos en los sectores mencionados. Su diseño siguió el diseño tradicional: azul dril en el modelo clásico, tiro bajo, cinco bolsillos; dos traseros de parche, dos delanteros y uno pequeño para monedas en el bolsillo delantero derecho.

Paralelamente, surgieron otras marcas y modelos nacionales, como el Lee confeccionado por Dos Muñecos bajo licencia original, de excelente calidad. Robert Lewis, Sandro y otras marcas de vida más fugaz, vistieron a los argentinos durante décadas, siempre con un diseño básico que respondía al jean histórico.

Al principio se usaban con la botamanga arremangada a la altura del tobillo. Luego llegaron las innovaciones: variedad de telas y colores según la estación del año, nuevos diseños y las opciones personales: cortados arriba de las rodillas (bermuda), a la mitad de los muslos (short) y mucho más adelante, rotos, con agujeros, para ambos sexos.

Ya desde los comienzos, aparecieron junto al jean clásico el “de verano”, de tela delgada y colores claros. Luego la campera vaquera. A su vez, la empresa argentina Sudamtex, lanzó una exitosa línea de conjuntos vaqueros (pantalón y campera) llamada Astronauta. De corderoy y gran cantidad de colores, tuvo un éxito rotundo. Las modas variaron del jean de corte recto original al ajustado al cuerpo, en boga en los años ‘60 y también en 2020, En el medio y con un tránsito de décadas, pasaron los Oxford de amplia botamanga, vuelta a los “chupines”, y así sucesivamente.

No es exagerado sostener que el jean, jeans o blue jean, como se lo prefiera llamar, uniformó a la humanidad en los ámbitos informales, desde el trabajo a la recreación. Y aún sigue gozando de una saludable preferencia en gran parte del planeta.

Wrangler – El Gráfico – 30-05-94
Temas
Comentarios
Lugares y Postales
Calle Corrientes

Calle Corrientes

Se levantó como un centro cultural gigante a cielo abierto, concentrado desde la avenida Callao hasta la peatonal Florida. Sus teatros, librerías y pizzerías, son reconocidos en todo el país y en buena parte de la América Latina.
Cancionero
Tristeza de la Calle Corrientes

Tristeza de la Calle Corrientes

Hoy, reflejando la situación actual como lo hizo durante la fiebre amarilla, se muestra apocada, tan sin vida, que hasta dá la sensación que entre el microcentro donde nace y la Chacarita donde termina no hay tanta diferencia.
Columna
Depresión  Infantil

Depresión Infantil

Quienes están a cargo de la crianza del niño deben estar atentos a los cambios de conducta, deberán preguntarle que le está pasando y deberán tratar de entender la situación y apoyarlos a superarla.
Miren al Pajarito
Polaroid

Polaroid

El deseo de retratar la vida para perpetuar un segundo de ella en una placa, estuvo siempre presente en las necesidades de la gente, aún cuando las cámaras fotográficas por sus costos, no estaban al alcance de cualquiera.
Costumbres
La Ginebra y Bols

La Ginebra y Bols

“Cada día una copita”; Slogan célebre de la ginebra. Con el avance de la globalización también en la propaganda comercial, una campaña de Bols argentina afirma que para tener “esmowing”, hay que beber la bebida insignia de la bodega.
Columnistas
Más Artículos