Anécdotas
Fecha de Publicación:
Le Cortaron los Brazos
Anécdota y Serás lo que Debas Ser
Le Cortaron los Brazos

«Vilas cumple ahora 50 años. Hace ya tiempo que empezó una nueva etapa, la que corresponde a quienes pueden y con­siguen dar. Y son incontables los casos en que Vilas se ha brindado para los demás. Hay casos materiales como cuando ayudó a algunos juniors que tenían problemas para viajar a Miami. Pero está fresco el caso de Juan Ignacio Chela, a quien le habían aplicado una suspensión de dos años. Más que el hecho de haberse pagado todos los gastos, algo que Vilas puede hacer sin despeinarse, está el mérito de haber viajado a Nueva York y lograr que aquella severa pena se redujera a seis meses, dándole al involuntario infractor, la posibilidad de una rápida re­cuperación. “Usted quién es, el represen­tante de Chela”, le preguntaron en el Tribunal de la ATP. “No, yo soy como el pa­dre de estos muchachos”, respondió Guillermo dejando a todos boquiabiertos».
Juan J. Moro – La Razón  – 16-08-02

“¿Y cuántos soñaron con ser Vilas, con el póster en su habitación, como cuenta en Netflix el sueco Mats Wilander, que hasta envió un video personal a la ATP para pedirle que de una vez por todas haga justicia con el argentino? El primer tenista latinoamericano número uno del mundo, formalmente reconocido por la ATP, fue en 1988, por apenas seis semanas: el chileno Marcelo Ríos. El último fin de semana viajó hasta Santiago para participar del plebiscito que aprobó una nueva Constitución en su país. Ríos voló desde Miami, donde reside, porque Chile, dijo, se estaba jugando su futuro y él no quería «que termine como Venezuela». Llegó demasiado temprano y la mesa no estaba lista. Cuando volvió, la fila era larga y prefirió irse, temeroso de sufrir burlas. Ríos siempre tuvo una convivencia difícil con la fama. Vilas, cuenta Puppo, reconoce en sus memorias que él también fue difícil. Egoísta, tacaño, ambicioso, tozudo. Pero que esa misma tozudez lo ayudó a ser número uno. Al ver tanto sacrificio, y conocedor de su hijo, Roque, su padre le avisó un día que «de esto no podrás escaparte». Tenista para siempre. «Serás lo que debas ser -se llama el documental- o no serás nada».
Ezequiel Fernández Moores – La Nación Deportes
28-10-20 – Hombres de Hierro

En 1075 Vilas debía haber sido número uno del ranking, aunque no para la ATP que le adjudicó el segundo puesto mundial. En esos años el sistema para elegir el primero del ranking era totalmente diferente y un tanto polémico, ya que en aquella época la suma de puntos no determinaba el lugar en el ranking, sino que el total se dividía por la cantidad de torneos jugados. En ese promedio Connors fue el mejor, con 59.80, mientras que el tenista marplatense se quedó con 57.50.

Temas
Comentarios
Frases y Expresiones
Piqueteros

Piqueteros

La medida de fuerza de los petroleros despedidos en el sur tuvo escasa repercusión en los medios nacionales, pero luego comenzaron a surgir como focos aislados, piquetes cortando rutas en distintos puntos del país.
Hacete la Película
Hombres de Negro

Hombres de Negro

Pasó a la historia como una de las mejores comedias de ciencia ficción y aventuras. Se cumplen veinticinco años desde su estreno, y pese a que algunos efectos visuales no envejecieron muy bien, sigue siendo una joya que merece ser vista.
Lunfardo
Carlos de la Púa y la Bohemia

Carlos de la Púa y la Bohemia

En su vida de gran “caminoteador” como gusta decir Cesar Tempo, se lo vio por los cafetines alternando con los malandrines que gustaban, también ellos, de su compañía, de su alegría, de sus humoradas y su decir lunfardesco.
Al Pie de la Letra
La Carta Retrospectiva

La Carta Retrospectiva

¡No la habrás leído! ¿Vos la leíste?... ¡Como puede ser! ¡No tendrías que haberlo hecho!... Ella era la novia (o ex) de un amigo mío y estaba completamente sacada ante al inesperado infortunio que le tocaba vislumbrar delante mi inefable presencia.
Lugares y Postales
Café Tortoni

Café Tortoni

En Buenos Aires abundaban las pulperías y almacenes, como el de Los Catalanes o el Café de Marco. En 1858 sobre Rivadavia 826, abre sus puertas el Café Tortoni. Comenzó a ser un clásico del Centro porteño, pero a finales del siglo XIX.
Columnistas
Más Artículos