Galería de Arte
Fecha de Publicación:
Lino Enea Spilimbergo
Alcanzar la excelencia sin composición y color eran las metas de todos los jóvenes artistas argentinos que viajaban a París
Lino Enea Spilimbergo

Nació en Buenos Aires el 12 de agosto de 1896. Era hijo de inmigrantes italianos y años 3 años hizo un largo viaje a Europa con su madre para visitar a sus familiares de Roverazza y San Sebastiano Curone. Allí, contrajo una aguda pulmonía que le dejó graves secuelas respiratorias a lo largo de toda su vida.

Lino Enea Spilimbergo

Desde os 14 años trabajó como cadete, telefonista y empleado del correo. Pero ya el arte era su vocación, por lo que ingresó en una escuela técnica para realizar un curso de dibujo de ornamentación.

En 1915, entro en la Academia Nacional de Bellas Artes Prelidiano Pueyrredón y consiguió el título de Profesor Nacional de Dibujo. Sus primeros maestros fueron que Pio Collivadino, Ernesto de la Cárcova y Carlos Ripamonte.

Disfrutaba en esta época de pintar paisajes al aire libre. Mar del Plata y los bosques de Palermo eran sus lugares preferidos. Sin embargo, el clima de Buenos Aires agravaba sus problemas respiratorios, por lo que, en 1921 se trasladó a Desamparados, un pueblo de la provincia de San Juan. Ahí, residió tres años y encontró inspiración, realizó varias exposiciones individuales, preparó envíos para el Salón Nacional y logró el Premio Único al mejor conjunto de obras en 1925.

Más allá del prestigio, Spilimbergo sintió este reconocimiento como un incentivo para perfeccionarse. Por eso, concretó su ansiado viaje de estudios a Europa. Recorrió Italia y se instaló en París, André Lothe fue el pintor que lo introdujo en el arte moderno.

Ansiedad – 1955 – Pastel Sobre Papel

Alcanzar la excelencia sin composición y color eran entonces las metas principales de todos los jóvenes artistas argentinos que viajaban a Paris, centro de las nuevas tendencias.

Entre sus colegas se encontraban Horacio Butler, Héctor Basaldúa, Aquiles Badi y Antonio Berni, con quienes planificó una exposición que los unió a la Asociación de Amigos del Arte. Fueron integrados, en 1928, bajo la nominación Grupo de Pintores de Vanguardia.

Pese a su prometedora carrera en Europa, en octubre de ese mismo año regresó a la Argentina. Se instaló dos años en la cuidad sanjuanina de Las Lomitas y, en 190 se mudó definitivamente a Buenos Aires. No volvió solo: su mujer  Germaine y su hijo Antonio lo acompañaron.

Esa década fue la más prolífica de su producción artística, así como también de su legado, ya que comenzó una gran tarea docente que duro más de 20 años. Fue profesor de pintura en el Instituto Argentino de Artes Gráficas (1934-1939) y en la Academia Nacional de Bellas Artes desde 1935; profesor de Dibujo en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de La Plata; y organizador y director del Instituto Superior de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Tucumán (1948-1952). Gracias a él y a artistas de la talla de Lorenzo Domínguez, Víctor Rebuffo y Ramón Gómez Cornet, Tucumán se había convertido en un polo de atracción y aprendizaje para las nuevas generaciones de pintores y escultores argentinos.

Tanto trabajo, sin embargo, no interrumpió sus exposiciones en el país y el exterior. Las muestras más destacadas que realzo durante esos años fueron Bienal de Venecia y Pintura argentina, que se llevó a Nueva York, México, en Brasil y China.

También recibió importantes premios, como el I Premio en el Salón Nacional (193), el Gran Premio de Honor en el mismo Salón (1937) y Gran Premio de Pintura en la Exposición Internacional de Paris (1937)

Al jubilarse en su tarea docente, vivió alternadamente en Buenos Aires  y en la localidad de Unquillo, en provincia de Córdoba. Allí falleció en 16 de marzo de 1964, luego de estar cuatro años en París.

Sabiduría y Amor – 1931 – Temple Sobre Cartulina

Su Obra
Lino Enea Spilimbergo, siempre en la búsqueda de plasmar con diversas técnicas su expresión plástica, dibujó, pintó al óleo y al temple, realizo grabados y también pinturas murales.

En 1933, junto con el muralista mexicano David Alfaro Siqueiros y a Antonio Berni, Juan Carlos Castagnino y Enrique Lázaro, realizo un mural en la casa del director del diario Crítica.

Doce años después, creo el taller de Arte Mural, integrado por Antonio Berni, Demetrio Urruchua, Manuel Colmeiro y Juan Carlos Castagnino. Con ellos pintó los frescos de las Galerías Pacifico.

Entre sus grabados se destacan la serie breve Historia de Emma (1935/6), que narra la angustiosa vida de una prostituta, y las aguafuertes que ilustraron la edición de Interlunio, del poeta Oliverio Girondo.

Con óleos y temples desarrolló diferentes temáticas: paisajes, naturalezas muertas y, con mayor intensidad aun, la figura humana. Hacia composiciones que se caracterizaron por la estructura robusta, la solidez casi escultórica y la severidad en el trazo. La austeridad y el rigor de su lenguaje plástico se pone de manifiesto más aun en las figuras, que mantienen algo de la monumentalidad  muralista y llevan el sello extraordinario y único de un creador, un clásico…un maestro.

Por Ignacio Gutiérrez Saldívar en Genios de la Pintura Argentina – Publicación de Editorial Perfil

Temas
Comentarios
Al Pie de la Letra
Priluzky Farny  y La Tierra Sagrada

Priluzky Farny y La Tierra Sagrada

Tiene el siglo XX en la piel. Es amiga de Alfonsina Storni, de Eva Perón, de Benito Quinquela Martin. La de Storni que cruza la ciudad, la de Eva Perón que cruza la política cuando ninguna primera dama lo había hecho así.
Fuera de Serie
Andor

Andor

Es una de las mejores -sino la mejor- serie de Star Wars hasta la fecha. Desde los guiones complejos hasta el aspecto visual y técnico, pasando por las actuaciones, todas de alto vuelo, esta primera temporada sobrepasa las expectativas.
Lugares y Postales
La Cortada de Carabelas

La Cortada de Carabelas

El porteño la llama “cortada”, pero, considerada etimológicamente, no es más que un “pasaje”, pues este señala “un paso público entre dos calles”. Famosa fue la “cortada” de Carabelas, por la concurrencia a sus bodegones de prestigio.
Ya fué
Kero

Kero

"Pan con Kero es pan comido" era el eslogan que mantenía la presencia del dulce en los hogares y la solicitud de recetarios que la empresa entregaba gratuitamente a vuelta de correo, habla de la popularidad del producto en los años'50.
Al Pie de la Letra
“Escribir es una Forma de Vida”

“Escribir es una Forma de Vida”

La ventaja es la satisfacción de terminar un libro, sentir una austera conformidad. Lo demás es el sistema del que formamos parte, con sus buenas y malas. Aprender a negociar y seguir adelante, buscando un libro mejor cada vez.
Columnistas
Más Artículos