Al Pie de la Letra
Fecha de Publicación:
El lado B del libro
Disparo al blanco. No hay mucho para perder, tampoco para ganar, me digo
El lado B del libro

Disparo al Blanco

No hay mucho para perder, tampoco para ganar, me digo, desde el anonimato. ¿A qué debería apuntar? ¿A quién o quiénes? ¿Desde cuál ángulo? ¿A qué altura estará la entrada directa al corazón? ¿Podré salir del laberinto? ¿Cuántos caerán a la vez?

Solo necesito simular que ahí no estoy. Una buena estrategia es concertar una cita con otro u otros y mencionarlos antes del disparo final. Si es posible decir que, alguna vez, ellos dijeron lo que nunca dijeron, pero que alguien dijo que lo escuchó de buena fuente.

Por centésima vez trato de que no se note mi presencia. Estoy yendo de polizón en este viaje, hormiguea en mi testa todo lo que no comprendo y también el arma. Algunos dicen que es mejor recortada, otros opinan que es mejor de un buen calibre para que el disparo final sea certero. El calibre veintidós no me gusta porque el veintidós es el loco/a y yo soy bien cuerda, no haré locuras, o sí. Casi se me escapa el tiro antes de elegir el blanco. Todos lo son: esa masa informe humana, esos fragmentos que componen un todo que no alcanzo a divisar, ese final tan singular.

Es tiempo, es hora. Ya estoy lista. No creo en la mano alzada, prefiero manejarme con lo de última generación, aunque cueste trabajo.

Es un todo complejo. Lo tengo en la mira, no quiero que sepa de mi autocrítica ni siquiera de mis trances, tampoco de mis porfías. Los dolores mutan y una lágrima es todo lo que tengo entre estas puras líneas que derraman historias que me tienen y no, de protagonista. Y ahí está, como yo, en el anonimato. Disparo al blanco. No hay mucho para perder, tampoco para ganar, me digo. Sonrío, siempre me hace feliz este proceso. Hecho ya el trabajo, gestiono un nombre, un título y al finalizar el disparo en el archivo word, siempre es lo mismo: la sangre es de tinta. Después, todo es nebulosa, hasta un nuevo blanco que se apodere de mi sangre viva.

Ana Caliyuri
Antología “Alas de la Imaginación V”
Autores Destacados 2020
Sociedad de Escritores Regionales (La Plata, Brandsen, etc)

Temas
Comentarios
Frases y Expresiones
Piqueteros

Piqueteros

La medida de fuerza de los petroleros despedidos en el sur tuvo escasa repercusión en los medios nacionales, pero luego comenzaron a surgir como focos aislados, piquetes cortando rutas en distintos puntos del país.
Hacete la Película
Hombres de Negro

Hombres de Negro

Pasó a la historia como una de las mejores comedias de ciencia ficción y aventuras. Se cumplen veinticinco años desde su estreno, y pese a que algunos efectos visuales no envejecieron muy bien, sigue siendo una joya que merece ser vista.
Lunfardo
Carlos de la Púa y la Bohemia

Carlos de la Púa y la Bohemia

En su vida de gran “caminoteador” como gusta decir Cesar Tempo, se lo vio por los cafetines alternando con los malandrines que gustaban, también ellos, de su compañía, de su alegría, de sus humoradas y su decir lunfardesco.
Al Pie de la Letra
La Carta Retrospectiva

La Carta Retrospectiva

¡No la habrás leído! ¿Vos la leíste?... ¡Como puede ser! ¡No tendrías que haberlo hecho!... Ella era la novia (o ex) de un amigo mío y estaba completamente sacada ante al inesperado infortunio que le tocaba vislumbrar delante mi inefable presencia.
Lugares y Postales
Café Tortoni

Café Tortoni

En Buenos Aires abundaban las pulperías y almacenes, como el de Los Catalanes o el Café de Marco. En 1858 sobre Rivadavia 826, abre sus puertas el Café Tortoni. Comenzó a ser un clásico del Centro porteño, pero a finales del siglo XIX.
Columnistas
Más Artículos