Ya fué
Fecha de Publicación:
Renault Gordini
Todavía vemos algún Gordini en perfecto estado, cruzando fugazmente una esquina
Renault Gordini

Transcurría el año 1956. La economía europea se había recuperado de la Segunda Guerra Mundial y la industria automotriz ya estaba compitiendo fuertemente en los mercados mundiales. Por primera vez es presentado en el Salón de Ginebra un pequeño automóvil francés de líneas elegantes, cuatro puertas y unos 660 kilos de peso: el Renault Dauphine.

Dos años más tarde, compite en el Rally de Montecarlo y obtiene una excelente performance.

Entonces Renault crea el Departamento de Competición dirigido por el ingeniero Amédeé Gordini, para implementar mejoras en sus productos con vistas a eventos deportivos.

En 1957 el Dauphine desembarcó en Estados Unidos pero sin suerte. El principal obstáculo fue la necesidad de importar repuestos desde Europa con las molestias del caso, las dificultades para el servicio post venta y las particularidades del usuario estadounidense, que prefería otro tipo de automóvil, a diferencia de Argentina y Europa donde el compacto familiar obtuvo una rápida aceptación. En poco tiempo creció su popularidad acercándose a los legendarios Citroên 2CV y el Volkswagen “Escarabajo”.

El 12 de julio de 1960 sale de la planta cordobesa de Industrias Kaiser Argentina (IKA), el primer Dauphine argentino. Con un motor (trasero) de 850 cm3, contaba con radio AM, caja de cambios de tres marchas delanteras y marcha atrás y hasta cenicero. Su velocidad máxima alcanzó los 117 km / h. Dos años más tarde llega a nuestro país el revolucionario Renault Gordini. con detalles deportivos, caja de cambios de cuatro velocidades y 130 km /h, lo convierten en el favorito de muchos “tuercas”. En el mismo año pero en Francia y bajo la dirección del ingeniero Gordini, aparece el modelo Ondine Gordini, con ligeras mejoras respecto al Dauphine clásico. Este producto es superado en rendimiento por el llamado Dauphine Gordini 1093 preparado para competición; muy superior al anterior Ondine. De la serie “1093” sólo salieron a la venta algo más de dos mil unidades. En Argentina y entre 1963 y 1970 se ofreció sobre pedido, el Gordini con una serie de mejoras denominada “Paquete 1093”. Incluía tacómetro para guantera, árbol de levas especial, carburador Solex 323 y otros aportes, alcanzando los 140 km / h.

En nuestro país, participa por primera vez en Turismo de Carretera en el año 1966 y conducido por Eduardo Copello con ingeniería de Orestes Berta, compite en La vuelta de Ensenada obteniendo excelentes marcas, hasta que un problema técnico lo deja fuera de carrera. No obstante, Gordini siguió participando en muchas pistas y temporadas de TC con muy buen rendimiento. Entre los pilotos más célebres que lo condujeron, se cuentan Gastón Perkins, Emilio Parisi y otros que jerarquizaron nuestro automovilismo deportivo.

En 1962 Gordini sigue cosechando laureles en los escenarios internacionales. Esta vez es en Córcega, conducido por la dupla francesa Pierre Orsini y Jean Canonicci.

La casa matriz de la marca en Francia, no se detenía. En 1969 la empresa crea una nueva División, sobre la base de la antigua firma Gordini que había sido fundada por el creador del popular auto; quien desde 1958 era colaborador de Renault. En el año 1967 en nuestro país, IKA se fusionó con Renault transformándose en IKA – Renault.

Renaul Gordini – 1967 – Restaurado a Original – Subido por A Toda Velocidad – 2019

La histórica serie duró hasta 1977. Sobre la misma ficha técnica se desarrollaron los modelos Dauphine, Renault 4, 5, 8, 12 y 17. Luego siguió otra experiencia: el Renault Sport.

Hoy resulta muy difícil ver un Gordini circulando por las calles. En cambio, es habitual contemplarlos en muestras y competencias de autos clásicos. Los precios que pagan los coleccionistas varían según el estado y antigüedad del vehículo; pero sin dudas, sigue siendo una pieza codiciada. Como todo objeto representativo de una época, el Gordini conserva una pátina de nostalgia. En 1967 y en plena expansión de la marca, una publicidad de Renault en una revista argentina afirmaba con carácter profético:

“No sé qué rara tristeza aparece cuando uno vende su querido Renault Gordini. Es que hay recuerdos. Esas amables excursiones donde lo cargábamos de cosas y nos íbamos muy cómoda y suavemente a disfrutarlo (…). (1).

Y en ese tono continúa toda la propaganda, reflexiva, intimista.

Casi como las líneas casuales volcadas en un diario íntimo.

Pero atravesando la barrera del tiempo, todavía nos es dado ver algún Gordini en perfecto estado, cruzando fugazmente una esquina; tal vez hacía una muestra de clásicos que no se resignan a morir en una foto.

1) Revista Confirmado – Buenos Aires – 9 de noviembre de 1967

Referencias

-Mi pensión, el auto, la casa.
-¡Tu pensión son trescientos pesos miserables, Ítalo!-ululó Urbana-. ¡Mira la fortuna que nos dejaste! ¡Trescientos pesos miserables!
-Y no podes, papa- Liliana lucia más calmada-hablar seriamente del auto. Un Renault Gordini del tiempo de ñaupa que…
La Mesa de los Galanes – Roberto Fontanarrosa – Una Mesa de Tres Patas -1995

Temas
Comentarios
Historietas
Hugo Pratt

Hugo Pratt

Junto a sus amigos e invitados por el editor César Civita de Abril, comienza a trabajar en la entonces poderosa industria editorial argentina. Un año después conoce a Héctor Oesterheld, colabora en Misterix y en Editorial Columba.
La Nostalgia está de Moda
El Aljibe

El Aljibe

Sin embargo, ha habido crónicas tétricas relacionadas con asesinatos y o robos donde la víctima o el motín o las pruebas habían sido arrojadas a esos depósitos.
Costumbres
El Billar

El Billar

A pesar del repliegue del billar como juego destacado en la cultura urbana, en nuestro país todavía cuenta con numerosos cultores, como lo prueba la existencia de la Federación Argentina de Aficionados al Billar.
Hacete la Película
El Misterio de Soho

El Misterio de Soho

Una lectura superficial del film (que es por completo válida) puede ser que El misterio de Soho es una narración de suspenso, sobre un crimen del pasado no resuelto y los problemas que la protagonista encara para poder encontrar paz en ambas líneas temporales.
Al Pie de la Letra
El Porqué de Megafón

El Porqué de Megafón

Su protagonista, es un autodidacta empedernido que llega a la conclusión de que no hay “monstruos anacrónicos”, que toda lucha es un combate subterráneo que nunca sale a la luz, y que es necesario dar batalla a esos males en su propio campo.
Columnistas
Más Artículos