Anécdotas
Fecha de Publicación:
Animal de Radio y Poesía
Carlos Luis Galanternik, más conocido como Tom Lupo. Psicoanalista, poeta y locutor de radio
Animal de Radio y Poesía

“Recuerdo que estábamos en El Corralón en una mesa con Luca Prodan, entró la cana, nos señaló y dijo: ‘ustedes dos’. Y fue increíble porque había 200 personas más. Nosotros estábamos vestidos normal, con un poco de ginebra tal vez. Fuimos en cana, Luca consiguió una guitarra y alegró la comisaría. Y los fans, cuando se enteraron, empezaron a mandar sándwiches de milanesa. Al final, cuando vino mi hermano a sacarme me dio cierta pena porque era maravilloso estar con Luca en una celda. Con Miguel Abuelo, estábamos en otro boliche escuchando un tema de los Twist llamado ‘Se trataba de cieguitos’, que era sobre la policía, cuando alguien tiró una copa a la calle, le cayó cerca a un vecino y llamó a la cana. Por suerte, a mí me tocó la celda de Miguel Abuelo y nos hicimos amigos, porque ese era un lugar para hacer amigos”, recuerda entre risas.”

“Esas, como otras tantas anécdotas, Tom las reporteaba en la radio. Ya para esa época, se había convertido en el primer movilero de rock del país y su debut había sido nada más y nada menos que en un concierto de los Redonditos de Ricota en un día de tanta lluvia que tuvieron que frenar el show y a Tom se le rompió el micrófono.  Para continuar trasmitiendo, no tuvo mejor idea que subir al escenario para usar el micrófono del Indio. Los músicos intentaron bajarlo, pero él estaba empecinado en terminar su tarea. La pasión por la radio ya lo había hecho cautivo.”
Revista 7D – 29-06-14- Por Ayelén Bonino  – “Animal de Radio y (Poesía)”

Animal de Radio (y poesía)
Prócer del under porteño, los programas de Tom Lupo son líderes de audiencia. Las noches en un calabozo con Luca Prodan y Miguel Abuelo, su fórmula de veinte años en pareja sin convivencia “porque mata el deseo” y los recuerdos de una infancia surrealista.

Es uno de mayores difusores radiales de poesía y música nacional, y sus programas   en Nacional y Del Plata hacen estallar los teléfonos con los mensajes de sus oyentes. Tom Lupo hace radio hace más de 30 años, fue el primero en pasar demos en vivo y un pionero de los móviles en conciertos de rock, pero su historia, como le gusta citar de boca de Nietzsche, es un “accidente tras otro”.

Durante fines de los años 70, Tom era un bicho raro de la nocturnidad porteña. Luego de recibirse de licenciado en psicología, carrera a la que había llegado para “levantarse a una mina”, se dio cuenta que entre sus pares no encontraría un compañero de trasnochadas. Y fue tras un largo frecuentar de bares que comenzó a moverse en el caldo de cultivo de quienes serían los próceres del rock nacional. Así, empezó a encontrarse con personajes como Andrés Calamaro, Luca Prodan y Miguel Abuelo, con quienes, además de cientos de anécdotas, compartió varias noches en un calabozo.  

– ¿Qué es lo que te enamora de hacer radio?
– Es el medio ideal para lo que a mí me interesa en la vida, que es el lenguaje, el psicoanálisis, la buena música y la poesía. A mí me produce felicidad ir a la radio, soy un pequeño privilegiado de vivir de lo que me gusta y voy con mucha alegría al laburo. Ojalá se construyera una sociedad en la que uno se sintiera feliz y bien tratado en el trabajo.

– ¿Crees que hay una recuperación de la palabra?
– Yo ahora estoy en una etapa maravillosa que es descubrir que a mucha gente le encanta la poesía ¡Y es increíble que haya un programa radio y poesía con audiencia! En todos los llamados que nos hacen mandan algún poema y hay gente que dice que había dejado de escribir y que por nosotros volvió a hacerlo. Eso me hace sentir útil. Ahora, con mis colegas Dulce Matte y Gabriela Borrelli, estamos en una epata en la que buscamos descubrir poetas del interior que no son conocidos en Buenos Aires. Así, por ejemplo, apareció un poeta sanjuanino de 94 años que es extraordinario y que se llama Leónidas Escudero. Tiene un poema que empieza así: “Estoy adolorido por mujer que me desposeyó de ella”. En todas las provincias hay por lo menos 2 o 3 poetas importantes.

Foucault decía que por cada famoso hay dos o tres con las mismas condiciones pero que no pudieron hacerse conocidos. Nosotros buscamos hacer un rescate de la poesía porque en nuestro país hay una cultura maravillosa y no le tenemos que pedir permiso a nadie. Esta es la patria de Borges, Rodolfo Walsh y Piazzolla.

 Oriundo de un pequeño pueblo chaqueño, Tom Lupo asegura que tuvo una infancia surrealista.

 “La vida en un pueblo es diferente a la cuidad. Yo fui ruidosamente feliz en mi infancia en Charata. Allí había escenas surrealistas, imposibles que pasen en una ciudad. Recuerdo, por ejemplo, que un día un chistoso tiró huevos podridos en el cine y salimos todos afuera. Limpiaron con un desinfectante y cuando volvimos a entrar para ver la película, se encendió la pantalla y apareció ‘fin’. Además era un pueblo bastante rico y las vías lo dividían en dos lados: ‘este lado’ y ‘el otro lado’. Cada uno tenía un club de fútbol y era diferente vivir de un lado que del otro. Recuerdo que cuando hubo que hacer una escuela se discutió tanto de qué lado debía estar que se debieron hacer dos escuelas. Son pequeños acontecimientos que en la cuidad se van perdiendo”, detalla.

– Cuando eras chico tu papá era radical y vos un enamorado de Evita ¿Cómo fue esa convivencia?
– Yo estaba enamorado como se podía estar enamorado de una maestra. Cuando murió le escribí un poema que fue el primero de mi vida. Era absolutamente ridículo y empezaba: “Una flor se ha desprendido y se marchitó. Nadie en el mundo así lo ha sentido, nadie en el mundo así la lloró”. Se lo mostré a un abuelo que tenía, que era anarquista, y lo mandó a un diario. Lo publicaron y ese día hubo que esconderle el diario a mi viejo que era radical. Eso era muy surrealista.

– ¿Hoy estas en pareja?
– Estoy en pareja con una mujer maravilla hace 20 años, pero no vivimos juntos ¡Queremos ser como Sartre y Simone de Beauvoir! (risas). Creo que es el único modo. Yo tuve siete convivencias, cada vez mejorando y nunca con peleas, salvo una que me tiró con un ladrillo al coche (risas). Pero llegado un momento creo que la pareja está organizada al revés del deseo. Y eso me cuesta mucho concebirlo. Hay pocos modelos para el psicoanálisis: el modelo del casamiento, del amante, de la amistad y dejá de contar, pero yo creo que nosotros encontramos otra forma. Siempre entendimos que era lo mejor para la libertad del vértigo. Los días que no estamos juntos uno no pregunta por el otro, no hay que rendir cuentas porque sino creo que la pareja se transforma en una cárcel y la convivencia va en contra del deseo.

– ¿Y con tu hijo cómo te llevás?
– Con mi hijo hay una relación de mucho amor. Me gusta porque salimos juntos. Él es especialista en deportes, trabaja en un gimnasio y hace shows de magia para chicos. No le interesa la cultura, pero tiene una gran sabiduría, carácter y una gran bondad. Nos queremos mucho y nos hablamos todos los días.

– ¿Qué ves de diferente con la juventud de hace 30 años?
– Siempre hay peligro de caer en la nostalgia de creer que todo tiempo pasado fue mejor. En los años 70 hubo una movida en la juventud en Buenos Aires que no está ahora. Había seis boliches a los que íbamos todos y había una gran movida under. Leíamos mucho y ahora se lee menos, pero los jóvenes hoy saben otras cosas y manejan Internet y la tecnología de otro modo. En definitiva creo que el hombre hace siempre lo mismo. Lo único que cambia es la tecnología. El Hombre es más o menos parecido siempre y va a tener los mismo problemas para levantarse a una mina que hace siglos.-
Revista 7D – 29-06-14- Por Ayelén Bonino  – “Animal de Radio y (Poesía)”

Carlos Luis Galanternik, más conocido como Tom Lupo (Charata, provincia del Chaco, 22 de octubre de 1945 – Buenos Aires, 4 de mayo de 2020) fue un psicoanalista, poeta y locutor de radio argentino. Ejerció como profesor universitario en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

Temas
Comentarios
Semblanzas
La Casa en Ochava

La Casa en Ochava

Por esas cosas fortuitas, llegó a mis manos el libro Tiza y Carbón – Pintadas en el Peronismo, soy de hojear rápido de manera digital y mi mente se quedó congelada al ver frente a mis ojos a la casa en ochava, la de mi extravío.
Hacete la Película
Norm Macdonald

Norm Macdonald

Escribir sobre comedia tras la muerte de uno de sus gigantes es, también, complicado. El pasado 14 de septiembre falleció Norm Macdonald, una de las leyendas de las risas, dueño de un humor seco, ácido, sarcástico, pero también inesperado.
Columna
Abuso Infantil

Abuso Infantil

Es importante "desterrar" las creencias que tiene la gente acerca del abuso sexual en la infancia. En primer lugar que es un hecho poco frecuente o que sucede en forma aislada, que se trata de una problemática asociada a la pobreza y al alcoholismo.
Pintadas
La Noche de los Lápices

La Noche de los Lápices

La medida fue tomada en agosto de 1976 y algunas interpretaciones, ubican esa decisión en la creencia de que los estudiantes secundarios reaccionarían, permitiendo así a los represores ubicar a los líderes y suprimirlos.
Anécdotas
Fui Pichuco

Fui Pichuco

“A usted, en esto... en esto, le va a ir que ni se imagina! ¡Ni se imagina! Usted en este negocio va a ser un misil. Pero tenga cuidado con dos enemigos. Por un lado, la envidia de los demás. Y por el otro, su propio engrupe. No se la vaya a creer”.
Columnistas
Más Artículos