Ya fué
Fecha de Publicación:
Flit
“Echale fly“: Equivale a “Rajalo”, o Yendo más atrás, “Piantalo”
Flit

“Echale fly a ese, ché…” ¿Quién no escuchó alguna vez esa frase? Para el conocedor, palabras fuertes, lapidarias. Disparadas por alguien que se cansó de escuchar a otro quejarse sobre un tercero. En buen romance porteño equivale a “rajalo”, o yendo más atrás, “piantalo”, sacátelo de encima. Como hacía el insecticida Flit fulminando a la alimaña molesta. Pero la frase parece contener también una suerte de metamensaje tal vez involuntario: el sujeto al que se quiere echar flit, se lo equipara a un insecto. El dicho en cuestión se aplica además en otra escena, cuando se comenta el despido más o menos forzado de una persona de su ámbito habitual; familia, empleo u otros: es cuando se dice reflexiva y sintéticamente “Le echaron fly”.

Es probable que para un extranjero desconocedor de nuestras jergas domésticas, algunos de esos comentarios lo dejen más intrigado que satisfecho.

Flit – Insecticida – Caras y Caretas – 31-10-31

El producto que lleva esa marca es muy antiguo, pero nuestros dichos gozan de una envidiable vigencia, porque además del habla coloquial, la frase “le echaron flit” es aún en el siglo XXI de uso frecuente en la prensa; particularmente en las columnas de opinión o notas de color.

El insecticida Flit fue inventado por el químico Franklin Nelson en 1923 en Estados Unidos.

El producto original se basó en un aceite mineral muy efectivo como insecticida, que comenzó a ser elaborado por la Standard Oil de New Jersey. En esos procesos de migración de capitales y marcas, el gigante petrolero derivó en Esso y luego en Exxon.

El insecticida líquido se expendía en latas con cuyo contenido se llenaban las bombas manuales o rociadores. En Argentina y otros países se les llamó simplemente, “máquinas de flit”. La eficiencia del producto sumado a exitosas campañas publicitarias, lo transformaron en pocos años en un producto muy popular y adquirió el carácter de genérico. La marca Flit fue sinónimo de otros insecticidas similares; a tal punto que el cliente que necesitaba un pulverizador, iba al bazar o ferretería y compraba “una máquina de flit”.

En un anuncio publicado en el diario La Razón en diciembre de 1941, aparecen representados una mosca o mosquito gigantesco, enfrentando al clásico soldadito de Flit, el que con un rociador en la mano cargado con el líquido milagroso enfrenta al monstruo. El mensaje es directo e ingenuo como casi toda la propaganda comercial de la época. El engendro alado amenaza al lector: “Le traigo enfermedades mortales a su familia” y agrega: “Mato más gente al cabo del año que las fieras, los incendios y las inundaciones combinados”. El gallardo soldado responde con una andanada de Flit. El remate de ese aviso clásico es una advertencia: “Atención! Si la lata no tiene el soldadito no es Flit”. La antigua lata muy conocida en Argentina durante años, hoy es una curiosidad.

Pero Flit no se agotaba en la lucha contra moscas y mosquitos, sino que combatía también pulgas, hormigas, polillas, chinches, cucarachas y otras especies aéreas y rastreras.

El formulado del producto de finales de la década de 1940 contenía casi un cinco por ciento del temido DDT. Luego se eliminó ese insumo y se lo reemplazó por otros menos nocivos para los humanos. El éxito de la marca generó otras presentaciones para distintas necesidades, como el polvo y loción.

Paralelamente el mercado fue absorbiendo otras marcas como Sheltox y Shelltox con Vapona, luego Raid y Fuyí entre las más conocidas. Y con los años llegaron los aerosoles descartables, que mandaron las latas amarillas y negras de Flit y la maquinita pulverizadora, al apreciado desván donde duermen las cosas que se fueron.

Pese a todo los genéricos sobreviven en la cultura popular, como lo demuestran las frases de uso cotidiano que tomaron al fly o flit, como eje de una dura sentencia porteña. También los coleccionistas se sumaron a esa cruzada contra el olvido, ya que en internet se pueden comprar latas y pulverizadores de Flit a precios accesibles.

Shelltox – Incecticida – Chabela -Diciembre -1953

Testimonios

“Hacer televisión en vivo tiene sus riesgos.- Macu Mazzuca ahora lo sabe bien: anteayer se fugó su invitado. Después de que le mostraran unas imágenes de su novia de parranda por Mar del Plata.- La Tota Santilla negó la ruptura. Pero comenzó a temblar cuando ella misma apareció del otro lado del teléfono con ganas de confirmar todo. La Tota tomó envión, se levantó del sillón y no quiso escuchar, al menos de ese lado de la pantalla, que le estaban echando flit.”
Clarín- 02-09-06 – “La Tota se Levantó y se fue del Estudio.”

“Carlos Reutemann volvió a marcar sus diferencias con el Gobierno, en medio del conflicto que mantiene con el sector agropecuario. El senador justicialista aseguró que le «echaron flit» (en alusión a un insecticida) tras enviar una carta a Néstor Kirchner en la que expresaba su posición. «Dicen que no hay conflicto y que no necesitan ningún mediador. El esfuerzo que yo hice ya está hecho, pero ya me echaron flit», explicó el legislador en diálogo con Canal 3. Reutemann consideró que el Gobierno dejó «clausurado» el diálogo con el campo tras anunciar medidas que, según él, «ni los economistas entendieron». Por último, opinó que los productores «no son golpistas».
Clarín – 04-06-08 – “Reutemann: Me Echaron Flit”

“Antes, Macri ocupaba solo el podio, y no pocos creen que ese cambio debe vincularse a la amable influencia de Eduardo Duhalde sobre el oscilante Colorado.- Esto sucede mientras De Narváez le echa Flit a Daniel Scioli, y reivindica el papel del ex presidente como referente del PJ.”
Buenos Aires Económico -14-08-09 – Por Alejandro Horowicz

“A José Ottavis, en cambio, la derrota lo empujó hacia la espiritualidad. No incursiona en recorridas políticas, sino religiosas: pasó de Vicky Xipolitakis a los santuarios y las vírgenes. Le pide a la divinidad que lo libere de consumos tóxicos, según él mismo relata a sus camaradas. En julio, visitó a la Virgen del Cerro, en Salta, y aprovechó para pedirle una reunión a Urtubey. Pero el salteño le echó flit. Lo que menos le hace falta, en plena campaña, es una foto con La Cámpora.”
La Nación -05-10-17- Laura Di Marco – “El Mal Matricida del Peronismo”

“La oposición terminó de entender que no sólo hay un plan para achicarle el poder a Morales en Jujuy, con la intervención de la justicia y la defensa de Milagro Sala, y otro para recortarle los fondos a Horacio Rodríguez Larreta. Mendoza sigue en la lista, con el rechazo de la oposición local a aprobarle el presupuesto y el endeudamiento a Suárez, y echando flit sobre proyectos clave de ese distrito, como la represa de Portezuelo del Viento y el desarrollo del yacimiento de Vaca Muerta, que tiene una parte en territorio mendocino.”
Clarín – 09-03-20 – Por Ignacio Zuleta – “El Gobierno Tricéfalo, el Acoso a las Provincias Opositoras y la Vuelta de Macri.”

Máquinade Flit – Todo – 12-11- 64
Temas
Comentarios
Al Pie de la Letra
Tormenta Conocida

Tormenta Conocida

Finalmente, los gemidos han cesado, y la lluvia... ha caducado de atrevimiento; ese gato gris y blanco que contaba las gotas con sus ojos extraviados de curiosidad, también ha pasado a otro tema, quién sabe, tal vez más importante.
Anécdotas
Cacho Castaña: Una Forma de Ser

Cacho Castaña: Una Forma de Ser

“A los veinte días que falleció mi vieja, yo hice unos temas en televisión, y cuando terminé bajé por las escaleras, levanté el tubo de teléfono y empecé a marcar los números de la casa de mi vieja. Me quería matar, no lo podía creer.
Tatuajes
Gonzalo Goicochea: Japonés

Gonzalo Goicochea: Japonés

Veía los tatuajes y no entendía como los hacían, daban miedo, el tamaño, la cantidad de escamas en los dragones, los fondos, todo, una locura total. Empecé a ver trabajos japoneses en algunas revistas, todos referentes de Hariyoshi 3.
Creencias, Mitos y Leyendas
La Magia

La Magia

Nacida y concebidas en el terreno religioso, intento no solo asombrar sino ser manifestación de poder. En algunos papiros egipcios de 5000 años atrás, se describen viejos trucos que siguen realizando los magos hoy en día, como Copperfield.
La Nostalgia está de Moda
La Escuela y el Barrio

La Escuela y el Barrio

Si bien no rondaba el sereno, en cada barrio había para “paradas” policiales y en cada cuadra resonaba el llamado del afilador así como el mugido de las vacas de algún tambo próximo o de las que pasaban para ser ordeñadas al instante.
Columnistas
Más Artículos