Frases y Expresiones
Fecha de Publicación:
Yo, Argentino
“Yo Hago la Mía”, “Salvate Sólo”; Alimentan la Creencia de que los Argentinos “Somos Así”
Yo, Argentino

El argentino tiene fama de individualista; el porteño en particular. “Yo hago la mía”, “Salvate sólo”; frases como esas alimentan la creencia aquí y en el exterior, de que los argentinos “somos así.”

Pese a que tal afirmación carece de bases serias como para ser sostenida con tanto énfasis, la característica está aceptada por mucha gente como un rasgo más del Ser Nacional. El “Yo, argentino”, vendría a ser un primo lejano del “no te metás”; otra expresión que una lectura apresurada atribuye al presunto individualismo propio de estas tierras. La sentencia apenas alcanza categoría de presunción, ya que no es serio además de imposible, asegurar que todo el nacido o criado en nuestra tierra tiene esas características.

El “Yo argentino” tendría un origen totalmente ajeno a esas disquisiciones, aunque de alguna manera está emparentado con esa inclinación a cortarse solo. Según la tradición oral, la frase se habría originado durante la gran huelga conocida como La Semana Trágica de 1919 en Buenos Aires. Fue un paro general de varios días, que en el pico de su desarrollo vivió episodios insurreccionales, con centenares de víctimas a manos de la represión militar y policial. Durante la medida de fuerza, civiles armados agrupados en la Liga Patriótica Argentina y otros encuadramientos, recorrían las calles interceptando a aquellos obreros con aspecto extranjero, que eran muchos. El objetivo de los parapoliciales fuertemente armados, era escarmentar a los supuestos “rusos” ya que éstos eran asociados al bolcheviquismo, cuya revolución socialista en Rusia, estaba en pleno desarrollo.

Bajo el castigo de esa guardia blanca, también cayeron otros “rusos”, la colectividad judía que entonces era abundante en los barrios de Balvanera (Once) y Villa Crespo. Varios comercios fueron destruidos y personas de ese credo sufrieron agresiones.

Se cuenta que hubo casos en que el aterrado extranjero al ser interceptado por las patotas armadas, cuando lo interrogaban por su nacionalidad, respondía alzando los brazos y en un castellano chapurreado: “Yo, argentino”, situación que resultaba muy divertida a los represores.

Cierta o no la anécdota, la frase se popularizó y fue usada durante mucho tiempo para aclarar que uno era ajeno a un hecho determinado.

Otras versiones asocian la frase a la tradicional neutralidad argentina en conflictos internacionales.

Por ejemplo, la que relaciona el dicho con la Primera Guerra Mundial (1914-1918). El conflicto habría sorprendido en Europa a muchos argentinos adinerados que habían ido a pasear al Viejo Mundo por “tener la vaca atada”, y también a otros que no eran tan ricos pero que por su carácter de artistas que habían obtenido becas o subvenciones para pasar una temporada de estudios en países como Francia, Italia o Alemania. París era considerada la Ciudad Luz que irradiaba cultura y a la que concurrían pintores, actores, actrices, músicos y también la bohemia tanguera porteña que buscaba triunfar en la capital gala.

Como el gobierno nacional presidido por Victorino de la Plaza declaró la neutralidad, no tomando partido por ninguno de los contendientes, los argentinos que se veían en dificultades para regresar a causa del conflicto bélico, ante cualquier problema que les pudiera surgir con las autoridades de esos países, sacaban a relucir su pasaporte y decían claramente: “Yo, argentino”, es decir, yo soy neutral, no tengo nada que ver con ninguno de los bandos en pugna. Esa frase, que a más de uno le salvó la vida o le permitió seguir haciendo lo que deseaba, perduró en el tiempo como sinónimo de “yo no tengo nada que ver” o “a mí no me involucren”. Las fuentes que le atribuyen ese origen a la frase, también lo hacen extensivo a la Segunda Guerra Mundial (1939 – 1945), en que nuestro país y bajo presión de los aliados, terminó declarando la guerra al eje Alemania – Japón cuando éste ya estaba derrotado; manteniendo el “Yo argentino” a rajatabla durante casi todo el conflicto.

A más de cien años de los episodios sangrientos de la Semana Trágica que habrían dado marco a una de las versiones más difundidas del “Yo argentino”, en el siglo XXI y pandemia mediante, la frase no es usada por las nuevas generaciones, pero aparece esporádicamente en ámbitos insólitos, como la música o el comercio. A modo de referencia, vale recordar la canción del grupo Bersuit Vergarabat titulada “La argentinidad al palo”, del año 2004. La letra enumera una serie de lugares comunes de la jerga coloquial argentina, rematados por la frase legendaria: “Yo, argentino.”

También existe una empresa que comercializa indumentaria, cuya marca es precisamente, “Yo, Argentino.”

Yo Argentino – Pedro Orgambide – Editorial Jorge Alvarez – 1968

La Argentinidad al Palo

La argentinidad al palo
La calle más larga, el río más ancho
Las minas más lindas del mundo
El dulce de leche, el gran colectivo
Alpargatas, soda y alfajores
Las huellas digitales, los dibujos animados
Las jeringas descartables, la birome
La transfusión sanguínea, el 6 a 0 a Perú
y muchas otras cosas más

La argentinidad
Al palo

Gigantes como el obelisco
Campeones del fútbol, boxeo y hockey
Locati, barreda, monzón y cordera también
Matan por amor
Tanos, gallegos, criollos, judíos, polacos
Indios, negros, cabecitas, pero con pedigree francés
Somos de un lugar, santo y profano a la vez
Mistura de alta combustión

La argentinidad
Al palo

Diseminados y en franca expansión
Hoy nos espera el mundo entero
No es para menos, la coronación
Brota el encanto del suelo argento
y no me vengan con cuentos chinos
Que el che, gardel y Maradona
Son los number one, como también lo soy yo
y argentinos gracias a dios!

La argentinidad
Al palo

También Videla en el mundial 78 diario
Galtieri y los estamos esperando
Alfonsín y la casa está en orden
Menem y su primer inmundo diario
María julia alsogaray y su tapado de piel humana

De la rua con su tibia boludez diario
Seis presidentes en una semana una vergüenza
Rodríguez zafado disfrazado de emperador romano
con un pepino en el orto
Cinco presidentes en una semana diario
y siguen las inundaciones en el conurbano bonaerense diario
Encontraron al muñeco de Yabrán con un tiro en la cabeza

Termino con la colimba el soldado Carrazco diario
Cayó la fundación padre bufarra
y hay más desnutridos en el granero del mundo
Descuartizan vacas en rosario diario
El que apuesta el dólar pierde
Guido Di Tella con su tremendo sexapil
Sube el riesgo país 10538
y Vico Espadone y su leche adulterada
Pero que me vienen a correr con la pija muerta que yo la tengo mucho más grande que ustedes
Cuando vos fuiste yo fui y vine 40 veces

A estos boludos yo me los cojo de parado
Este país está lleno de ladrones
Son todos una manga de garcas
Yo, Argentino
Yo Argentino , como el tiro en el corazón de Favaloro
Del éxtasis a la agonía,
Oscila nuestro historial
Podemos ser lo mejor
O también lo peor
Con la misma facilidad

La argentinidad
Al palo

Compositores: Carlos Enrique Martin – Gustavo Edgardo Cordera – Juan Carlos Subira – Oscar Humberto Righi – Rene Ysel Cespedes Duarte
Bersuit Vergarabat – Álbum: La argentinidad al Palo – 2004

Temas
Comentarios
Gestión Cultural
Creatividad y Método

Creatividad y Método

El sentido común asocia la creatividad con la fantasía, la más absoluta libertad y hasta cierto desparpajo frente a las formas. Pero la verdad es que el desparpajo sin método es sólo desparpajo.
Epitafios
Pompas Fúnebres

Pompas Fúnebres

La Revista Lezama convocó a escritores argentinos a escribir un epitafio destinado a algún personaje de la vida pública nacional. La repuesta fue masiva y las disculpas también. El obstáculo no era a quien sino como.
Semblanzas
Con los Dedos en V

Con los Dedos en V

Algunas personas de más edad recordarán la “V” de victory que utilizaba el estadista inglés Winston Churchill durante la Segunda Guerra Mundial; simbolizando su fe en el triunfo final sobre sus enemigos.
Costumbres
La Calesita

La Calesita

En el año 2021 y pandemia mediante, la Ciudad de Buenos Aires registra 61 calesitas en actividad. Cifra discutible en importancia, para el peso que esa presencia tiene en la cantidad de población, en la identidad y cultura porteña.
Personajes
Newbery en el Tango

Newbery en el Tango

El 1° de Marzo de 1914 junto a Benjamín Jiménez Lastra sufrieron un accidente de aviación, que le costó la vida a Newbery, en pleno carnaval la gente dejó de festejar y envolvió a todo un pueblo con una tristeza general.
Columnistas
Más Artículos