Cánticos Populares
Fecha de Publicación:
Visita de Juan Pablo II
“Juan Pablo Querido el Pueblo está Contigo”
Visita de Juan Pablo II

El 1 de abril de 1987 el Papa Juan Pablo II cumplía su promesa hecha cinco años antes, de regresar a la Argentina. Estaban frescas las circunstancias en que se había realizado esa visita; fue en las horas previas a la rendición de las fuerzas argentinas en las islas Malvinas. “Que las cadenas de la paz sean más fuertes que las cadenas de la guerra”, pidió en ese momento el Santo Padre, dejando entrever el inminente final de la batalla en el archipiélago austral.

En 1987 el país estaba transitando la recuperada democracia en medio del malestar militar por el enjuiciamiento a personal involucrado en violaciones a los derechos humanos, y por una creciente inflación que amenazaba con salirse de control. El raid papal en nuestro país se inició el lunes 6 abril y en una maratónica gira que incluyó países vecinos y varias provincias argentinas, se las ingenió para pronunciar 16 discursos y entrevistarse con distintos referentes del quehacer nacional. En ese marco de amplia apertura a la comunidad, se realizó el encuentro entre el Jefe de la Iglesia y el mundo del trabajo argentino. La Confederación General del trabajo (CGT), organizó el acto en las 23 hectáreas del Mercado Central de Buenos Aires, en la localidad de Tapiales. Una multitud estimada en 150.000 personas se concentró en la tarde soleada, para escuchar a Juan Pablo II y al Secretario General  de la CGT, el cervecero Saúl Ubaldini. Si bien el encuentro tenía un carácter preponderantemente religioso, la política  no estuvo ausente, ya que desde sectores cercanos al palco, se cantó con insistencia la marcha Los Muchachos Peronistas. Desde algunas horas antes de la llegada del Papa, circulaban hojas impresas con estribillos que luego fueron entonados parcialmente por la concurrencia. Las siguientes fueron algunas de esas coplas:

El Santo Padre en Polonia
trabajó como el mejor
que suerte tener un Papa
un Papa trabajador.”

–   –   –   –   –   –   –

El trabajo hizo ésta patria
y construyó ésta Nación
está en su casa Juan Pablo
por Papa y trabajador.

El legendario Tula, caudillo de un grupo de bombistas que desde hace décadas acompaña los actos del Justicialismo poniéndole ritmo, irrumpió en la concentración modificando la letra de una de las coplas precedentes:

Bendito San Cayetano
del trabajo protector
acordate de tu pueblo
el pueblo de Juan Perón.

El clima sindical se sintió reforzado cuando el obispo de San Justo, Monseñor Bufano, se dirigió desde el palco a las “compañeras y compañeros trabajadores” que lo escuchaban. Los amagues de duelos de consignas, se desactivaron con rapidez cuando los concurrentes unificaron su entusiasmo en el clásico:

Juan Pablo querido
el pueblo está contigo.

A las 16,30 arribó el Sumo Pontífice y de inmediato inició su alocución, hablando por más de cuarenta minutos con un tono de fuerte contenido social, interrumpido en pocas oportunidades por cánticos afectuosos. El grupo del Tula, en algún momento logró imponer otra ingeniosa copla:

Y ya lo ve, y ya lo ve;
es el maestro de la Fe.

El Santo Padre, escoltado en el palco por las imágenes de San Cayetano y la Virgen

Juan Pablo II en el Palco del Mercado Central

De Luján, finalizó su mensaje; entonces el líder cegetista Saúl Ubaldini, pronunció una oración y luego besó el anillo papal.

Cuarenta y ocho horas después, Juan Pablo II se despedía de la Argentina oficiando una misa para 800.000 fieles.

del Libro Cánticos Populares de Roberto Bongiorno

Temas
Comentarios
Frases y Expresiones
Piqueteros

Piqueteros

La medida de fuerza de los petroleros despedidos en el sur tuvo escasa repercusión en los medios nacionales, pero luego comenzaron a surgir como focos aislados, piquetes cortando rutas en distintos puntos del país.
Hacete la Película
Hombres de Negro

Hombres de Negro

Pasó a la historia como una de las mejores comedias de ciencia ficción y aventuras. Se cumplen veinticinco años desde su estreno, y pese a que algunos efectos visuales no envejecieron muy bien, sigue siendo una joya que merece ser vista.
Lunfardo
Carlos de la Púa y la Bohemia

Carlos de la Púa y la Bohemia

En su vida de gran “caminoteador” como gusta decir Cesar Tempo, se lo vio por los cafetines alternando con los malandrines que gustaban, también ellos, de su compañía, de su alegría, de sus humoradas y su decir lunfardesco.
Al Pie de la Letra
La Carta Retrospectiva

La Carta Retrospectiva

¡No la habrás leído! ¿Vos la leíste?... ¡Como puede ser! ¡No tendrías que haberlo hecho!... Ella era la novia (o ex) de un amigo mío y estaba completamente sacada ante al inesperado infortunio que le tocaba vislumbrar delante mi inefable presencia.
Lugares y Postales
Café Tortoni

Café Tortoni

En Buenos Aires abundaban las pulperías y almacenes, como el de Los Catalanes o el Café de Marco. En 1858 sobre Rivadavia 826, abre sus puertas el Café Tortoni. Comenzó a ser un clásico del Centro porteño, pero a finales del siglo XIX.
Columnistas
Más Artículos