Fuera de Serie
Fecha de Publicación:
Epstein – Asquerosamente Rico
Jeffrey Epstein - EL LADO MÁS MACABRO DEL PODER
Epstein – Asquerosamente Rico

El 10 de agosto del 2019, a los 66 años de edad, el magnate y uno de los pedofilos y acusados por tráfico de menores en Estados Unidos más grande, Jeffrey Epstein, apareció muerto en su celda.

Aparentemente se habría ahorcado con algunas prendas, pese a estar en una unidad especial para evitar este tipo de desenlaces. Ese fatídico día fallaron las cámaras de seguridad, quienes tenían que cuidarlo se quedaron dormidos, y el empresario terminó sus días de la peor forma para sorpresa de muy pocos, ya que la investigación que rodeó el episodio desnudaron un montón de inconsistencias, situaciones cuanto menos sospechosas y, lo peor de todo, arruinaron toda posibilidad de que el hombre testifique en uno de los juicios más esperados de este siglo.

Al morir, Epstein dejó atrás un legado macabro y se llevó a la tumba secretos fundamentales que prometían una radiografía del interior putrefacto del poder, tanto estadounidense como europeo. En la intimidad de la celda en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan un manto de oscuridad se ciñó sobre una causa judicial que prometía ser histórica.

Los amantes de las teorías conspirativas pusieron sus motores a todo gas para intentar desentrañar los misterios detrás no sólo del aparente suicidio sino de las acusaciones que pululan por las redes, que involucran a estrellas cinematográficas, políticos y hasta miembros de la realeza europea. Sin ir más lejos, el entonces presidente Donald Trump, haciendo uso de su irresponsable verborragia, escribió un tuit en donde daba a entender que el ex presidente Bill Clinton (conocido de Epstein) había estado envuelto en el deceso del magnate.

Epstein comenzó su carrera como maestro de matemática en una escuela, en donde fue reclutado para entrar a un programa de asistentes junior en un banco, y allí puso la primera piedra en lo que sería una carrera económica impresionante, pasando por la banca, asesoría financiera, inversiones de bienes raíces y mercados ascendentes. La capacidad del hombre para poder no sólo ubicar su fortuna en los lugares adecuados para que ésta se multiplique sino de codearse con las altas esferas del poder económico, político y social lo llevaron a labrarse un nombre que el público general no llegaría a conocer sino hasta después de las infames acusaciones que lo llevaron a numerosos juicios, encarcelamientos y, finalmente, el sospechoso suicidio en su celda.

En el año 2016, después de la catarata de denuncias y escándalos mediáticos, los escritores James Pattinson, John Connolly y Tim Malloy desarrollaron una investigación en torno a dos sobrevivientes de ataques sexuados perpetrados por el empresario multimillonario. El título, muchísimo más largo que el de la serie documental —Asquerosamente rico: un billonario poderoso, el escándalo sexual que lo deshizo y toda la justicia que el dinero puede comprar: la shockeante historia verdadera de Jeffrey Epstein— parece resumir a la perfección el entramado de conspiraciones, tratos por izquierda y, sobre todo, impunidad para cometer los actos más viles y cobardes que un ser humano puede perpetrar. El libro se convirtió en un best-seller tres años antes de la muerte del “protagonista”, que pese a estar en permanente jaque judicial seguía libre por aquel entonces.

La producción de Netflix, a cargo de Lisa Bryant, comenzó nueve meses antes del encarcelamiento y deceso de Epstein, lo que llevó a la producción a realizar las jornadas de grabación en el más absoluto secreto posible, manteniendo el metraje obtenido en cajas fuertes, utilizando un título falso en el proceso ya que la idea era no sólo trasladar la narrativa del libro sino las voces de dos mujeres y un policía que tuvieron la mala fortuna de cruzarse en vida con el infame depredador.

Los cuatro episodios que componen esta miniserie documental no arrojarán datos nuevos sobre la historia de Epstein para aquellos que han seguido de cerca el caso, pero sí es una gran puerta de acceso para conocer en primera voz la magnitud de la malicia que aquel hombre supo ejercer sobre sus víctimas.

Asquerosamente rico toma la inteligente decisión de concentrarse en dos casos para establecer una especie de paradigma que, después, el espectador puede utilizar como punto de partida para su propia investigación. Virginia Giuffre es una de las voces que aparece en los capítulos, y fue una de las primeras que salió a denunciar públicamente al magnate, y también involucró a la realeza británica al haber afirmado que Epstein la ofreció en repetidas oportunidades al tercer hijo de la Reina Elizabeth II, el príncipe Andrew.

La segunda “protagonista” de esta docu-serie es Maria Farmer, quien fue la primer persona que, en 1996, puso en el mapa los crímenes sexuales del millonario y su temible segunda a cargo de las “operaciones”, Ghislaine Maxwell, quien recientemente fue encarcelada tras una larga persecución y que se cree será capaz de proveer gran parte de los datos que Epstein se llevó a la tumba. Farmer, de profesión artista plástica, también milita en pos de la justicia para los sobrevivientes de ataques sexuales, y siempre fue una de las voces más resonantes en este mediático caso.

El tercer “actor” es Michael Reiter, un oficial de policía de Florida que a inicios de siglo formó parte del equipo que persiguió, consiguió acusar y terminó condenando a Epstein por pedofilia y por prostitución infantil.

Jeffrey Epstein: asquerosamente rico no es una serie documental para gente con el estómago débil. Todo material que aborda la trata de personas combinada con el abuso infantil posee una cualidad inherente para indignar a los espectadores, pero es importante conocer cómo funcionan algunas aristas del poder, cuales son los vicios ocultos y quienes son los proveedores de las altas esferas, tan inaccesibles para el mundo común. La directora consigue no caer en golpes bajos pese a que transita historias que le permitirían tranquilamente tropezar en semejantes clichés, pero mantiene la seriedad, deja espacio para que las historias se desarrollen con naturalidad y, sobre todo, acorta a cuatro episodios su obra, lo que evita que haya material “de relleno”. Es una serie contundente, concisa y que indigna, pero es el tipo de indignación que sirve como disparador para pensar, para debatir y para seguir investigando.

Los cuatro episodios se encuentran disponibles en la plataforma de streaming Netflix.

Temas
Comentarios
Cánticos Populares
Pacto de Olivos

Pacto de Olivos

Para obtener de su partido la confirmación de lo acordado con Menem en Olivos, Alfonsín convocó a una convención partidaria, en Santa Rosa (La Pampa), el 04-12-93. Llegaron a ese plenario con un importante disenso interno.
Costumbres
Murgas y Comparsas

Murgas y Comparsas

Remontándonos en el tiempo, en lal Buenos Aires colonial del año 1771. El entonces gobernador español y luego virrey del Río de la Plata, Juan José de Vértiz y Salcedo, autorizó los primeros bailes de carnaval en el Teatro de la Ranchería.
Gestión Cultural
Borges para Tod@s

Borges para Tod@s

Ambos cuentos de El Aleph: Biografía de Tadeo Isidoro Cruz y La Casa de Asterión produjeron en los asistentes al taller el asombro, la intriga y la fascinación hacia ese juego literario-dialéctico que funciona perfectamente.
Fuera de Serie
Monstruo: La Historia de Jeffrey Dahmer

Monstruo: La Historia de Jeffrey Dahmer

No es una serie para gente con estómagos sensibles. Si bien no se muestra nada manifiestamente explícito, hay pasajes en donde los detalles que emergieron en el juicio, pero cuyas imágenes jamás se revelaron, se retratan con el estilo shockeante.
Al Pie de la Letra
Tormenta Conocida

Tormenta Conocida

Finalmente, los gemidos han cesado, y la lluvia... ha caducado de atrevimiento; ese gato gris y blanco que contaba las gotas con sus ojos extraviados de curiosidad, también ha pasado a otro tema, quién sabe, tal vez más importante.
Columnistas
Más Artículos