Genéricos
Fecha de Publicación:
Toddy
Alimento a Base de Cacao en Polvo para Mezclar con Leche
Toddy

Entre las marcas que se convirtieron en sinónimo del producto que representan, no puede faltar Toddy. Es un complemento nutricional que adicionado a la leche, logra una exquisita bebida con sabor a chocolate. Entre los ingredientes se destacan las vitaminas A, B1, B2 y D; además de minerales como calcio, fósforo y hierro, además de proteínas y carbohidratos.

Todos nutrientes esenciales para un equilibrado crecimiento de niños y niñas. En el año 1928 el español Pedro Erasmo Santiago adquiere los derechos para fabricar en América del sur, un alimento a base de cacao en polvo para mezclar con leche. En la década siguiente llega Toddy a Argentina. Si bien el producto está destinado a un público consumidor infantil, la publicidad que a lo largo de los años promocionó sus cualidades, estaba dirigida a los padres, colocando el acento en la necesidad de fortalecer el desarrollo de los menores. Una buena descripción de los beneficios que según sus fabricantes Toddy aporta a la salud de los chicos, la realiza una publicidad de mediados de la década de 1940; con el lenguaje directo que caracteriza la propaganda comercial de aquellos años, el aviso exhorta a los padres: “Haga que el organismo de sus hijitos esté en condiciones de rechazar los peligros del frío húmedo y de soportar sin desmayos, las exigencias de los estudios. Refuerce su alimentación con Toddy sin fallar un solo día.”

Parte de la popularidad que este producto gozó en gran parte de la población, se debe al inteligente uso que la empresa hizo de los medios de comunicación de la época. Toddy se convirtió en auspiciante de exitosas radionovelas como Tarzán, que se emitía diariamente por Radio Splendid a las seis de la tarde, o las aventuras de otros famosos personajes que los niños escuchaban fascinados a “la salida de la escuela”,mientras merendaban.

Seguramente, muchos de ellos frente a una taza de Toddy. Otro acierto de la empresa fue utilizar el humor como recurso publicitario. Se montaban campañas cuyos ejes eran determinadas frases en torno de las cuales se desarrollaban historias breves donde Toddy era el núcleo de la historia.

Una de ellas: “Un momento… Estoy tomando mi Toddy.” En esos relatos el personaje incurre en situaciones cómicas debido a que la prioridad es “Tomar su Toddy.” Otro slogan ampliamente divulgado, esta vez en forma de estribillo fue: “Toddy, Toddy, Toddy… que tome Toddy.” Los argumentos eran protagonizados por niños y quienes bebían Toddy se destacaban. Esa modalidad aparecía en diarios y revistas, ilustrada por artistas célebres como Oscar Blotta, Divito y Pedro Seguí. Hasta mediados de la década de 1960, Buenos Aires tenía lecherías donde era posible saborear productos lácteos y por supuesto, un buen Toddy. Pasaron varios años y nuestra población cambió mucho sus hábitos de consumo. En 1981 Toddy fue vendido a Quaker Oats, pero los problemas económicos que afectaron en distintas etapas a la industria nacional, no detuvieron la elaboración del producto, ya que en el año 2020 continúa siendo una parte muy importante de esa franja de alimentos.

A principios del siglo XXI al legendario polvo de cacao lo producía la corporación General de Alimentos, titular también de otras marcas prestigiosas como la yerba Cruz de Malta, el cacao Okey, arroz Gallo y malta Maltifé, entre las más reconocidas. En el año 2008, la empresa estadounidense PepsiCo se hizo cargo de Toddy con su planta industrial en la provincia de La Rioja y de las marcas Zucoa y Okey; otros cacao en polvo. Un año más tarde, Toddy desembarcó en Australia y en 2010 en Chile. Otro rubro muy importante en el que Toddy se abrió camino, fue en las galletitas. En 2012 Argentina vivió un fuerte despliegue publicitario de la marca, que generó una amplia demanda de las novedosas galletitas identificadas con un nombre histórico en nuestro país. El gusto tradicional del Toddy combinado con chispas de chocolate y otra variante, con dulce de leche. En helados, también se encuentra el sabor Toddy, en las marcas Grido y King Mix.

Testimonios

“Pero no solo abre las tendencias de compras de los adultos trabajan los técnicos de la presentación de productos comerciales.- El fabuloso mercado infantil llevo a los técnicos publicitarios de Toddy a cambiar completamente el packaging de la tradicional bebida de Tarzán.

El frasco de vidrio color marrón, macizo y achatad, con el infaltable niño disfrazado de cocinero fue reemplazado por un envase transparente, de líneas más estilizadas, al que se agregó un niño montando en un cohete espacial.”
Confirmado – 25-08-66 – “Vida Moderna”

“Los chicos tragan todo lo dulce que pueden: tratan de suplantar el café con leche por la cocoa, el Vascolet y más tarde por Nesquik, y en particular por Toddy, que se toma escuchando a Tarzán por Radio Splendid a las seis de la tarde.”
Buenos Aires Vida Cotidiana en Década del 50 – Ernesto Goldar – Plus Ultra – 1980

“Cuando las porteñas y porteños quieren adelgazar no encuentran mejor remedio que comer. Nada,  ni el grosor de las caderas, ni la prominencia del abdomen, ni el afearse en verano hasta que no haya ropa que entre, puede convencerlos de hacer un régimen que ordene templanza en el tragado. Los recomendados por los médicos son vividos como verdaderos suplicios. Si bien la flacura no está de moda en las chicas, una silueta debe ser “delicada”, lo que implica no ser “una flaca escopeta” o una “vaca”. La delgada – siempre sospechosas de anemia – salvo una inútil temporada de vitaminas, se resigna a llevar vestidos que le llueven, a exhibir las aristas puntudas de los omóplatos y a dar pena con la malla enteriza. En cambio, una gordita dispuesta a perder kilos, no abandona el Toddy o la manteca, pero cree ciegamente en la loción para masaje “París” (fórmula original europea) que desbasta cualquier exceso de tejido adiposo “mediante fricciones locales para eliminar la gordura superflua del abdomen, doble mentón, cadera y tobillos”.
Buenos Aires Vida Cotidiana en Década del 50 – Ernesto Goldar – Plus Ultra – 1980

Temas
Comentarios
Galería de Arte
Pablo Benedini: Identidad y Pertenencia

Pablo Benedini: Identidad y Pertenencia

Como constante está su observación de lo cotidiano, su mirar el entorno y los ojos de la gente, en los que se lee su pasado, sus luchas y esperanzas. Sus figuras son ampliamente humanas, trazadas y situadas en su propio tiempo y geografía.
Al Pie de la Letra
Los Rostros de la Verdad

Los Rostros de la Verdad

Docente jubilada, escritora, productora de radio y Tv que con el programa La Otra Mirada, en el 2002 recibiera el premio Martin Fierro del interior, Ana María Caliyuri, actualmente colaboradora en distintas columnas del portal cultural TestimoniosBA.
Pintadas
La Evita de Madonna

La Evita de Madonna

Las mujeres, sólo se aceptaría aquellas de pelo largo y negro o castaño oscuro. Los rubios y pelirrojos, debían invariablemente abstenerse. Curiosa visión étnica de Alan Parker, si tenemos en cuenta la enorme influencia que el “gringo” tuvo en nuestro pueblo.
Fuera de Serie
The Sandman

The Sandman

El 5 de agosto, tras algunos escuetos trailers, debutó Sandman en Netflix, y el éxito fue inmediato, arrollador. Los diez episodios ofrecen un espectáculo que combina a la perfección el terror, la aventura y la magia que rodea a la obra original.
Uno y los Otros
Uno con Hipo Según Julio César Castro

Uno con Hipo Según Julio César Castro

Cualquier abombau sabe que el tipo se corta con un susto, pero a Concubino Babero, como buen sufrido y sufridor, ya no había nada que lo asustara. Hasta decretos de gobierno le leyó la mujer, y el hombre seguía con su hipo como si nada.
Columnistas
Más Artículos