Al Pie de la Letra
Fecha de Publicación:
Roberto Fontanarrosa
Libro: No sé si he Sido Claro y Otros Cuentos - Planeta - 2006
Roberto Fontanarrosa

En este volumen, Fontarrrosa logró captar, como ningún otro, con humildad y maestría, el sentimiento popular frente a las cinco cosas a las que pareciera reducirse la vida: el amor, la amistad, la pasión, la locura y la muerte.

No sé si he sido claro y otros cuentos,  su segundo libro de relatos, refleja aquella famosa frase que supo enunciar y que lo definía de cuerpo entero: “De mí se dirá posiblemente que soy un escritor cómico, a lo sumo. Y será cierto. No aspiro al Nobel de literatura. Yo me doy por muy bien pagado cuando alguien se me acerca y me dice: ‘Me morí de risa con tu libro’.”

Cristina Eseiza – Prof. en Letras UBA – Escritora

Frases Elegidas de Roberto Fontanarrosa

01. Si dices que lo tienes en un puño… ¡Muy pequeño ha de ser tu enemigo!

02. Vi una estrella caer. Pedí un deseo. Y la estrella cayó en tu casa.

03. El ciego, al lavarse la cara, se reconoce.

04. Se aprende más en la derrota que en la victoria, pero ¡Prefiero esa ignorancia!

05. El pájaro es libre. Lo sería aún más de ser soltero.

06. El loro plagia la palabra, pero quien está preso es el canario.

07. El pavo real abre su cola sin importarle si es día feriado.

08. Quien ríe último, de la desgracia ajena, ríe mejor.

09. Dios aprieta pero no ahorca ni cae en el sadismo.

10. Una palabra puede herir. Pero un martillazo es feroz.

Fontanarrosa Casi Entero – Ediciones de La Linea – 1974

11. La rosa tiene espinas, pero ¿Tiene pétalos el atún?

12. Reprochas al sordo que no te escucha. ¡Grítale más fuerte!

13.  Aun viéndote sucia y borracha, me arrodillo para nombrarte: ¡Madre!

14. El puntapié que me asestaste  ¿No será una opinión?

15. El que nada desea, es sospechoso.

16. El espíritu del virtuoso es como un espejo. Te miras en él y puedes peinarte.

17. El hombre sabio es pobre en apariencia, pues su tesoro está en Suiza.

18. En el mundo hay bondad y maldad. Justicia e injusticia. Árboles y tortugas. Hay muchas cosas.

19. Para el Sabio no existe la riqueza. Para el Virtuoso no existe el poder. Y para el Poderoso no existen ni el Sabio ni el Virtuoso.

20.  Aquel que ha tocado el cielo con las manos ¿Cuánto medía?

09. Reparad en ese pato que corre. Reparad en aquel cordero que trisca. Reparad esa cerca que huyen los animalitos.

21. Si dices que lo tienes en un puño… ¡Muy pequeño ha de ser tu enemigo!

22. Si quieres alcanzar la sabiduría ¡empieza a correr ya!

23. ¡Desdichado el mendigo que no conoce el placer de dar!

www.frasesypensamientos.com.ar/

Temas
Comentarios
Lugares y Postales
La Cortada de Carabelas

La Cortada de Carabelas

El porteño la llama “cortada”, pero, considerada etimológicamente, no es más que un “pasaje”, pues este señala “un paso público entre dos calles”. Famosa fue la “cortada” de Carabelas, por la concurrencia a sus bodegones de prestigio.
Ya fué
Kero

Kero

"Pan con Kero es pan comido" era el eslogan que mantenía la presencia del dulce en los hogares y la solicitud de recetarios que la empresa entregaba gratuitamente a vuelta de correo, habla de la popularidad del producto en los años'50.
Al Pie de la Letra
“Escribir es una Forma de Vida”

“Escribir es una Forma de Vida”

La ventaja es la satisfacción de terminar un libro, sentir una austera conformidad. Lo demás es el sistema del que formamos parte, con sus buenas y malas. Aprender a negociar y seguir adelante, buscando un libro mejor cada vez.
Por Amor al Arte
Benedini y las Cartas Gauchas

Benedini y las Cartas Gauchas

Pablo Benedini: En mi largo andar entre gauchos y malandrines siempre tuve un ojo (sin hachazo) puesto en el truco. Empecé con almanaques de taco. Y me metí rápidamente en la creación de un mazo de barajas “gauchas”.
Tango y Milonga
Polaco Goyeneche, Cantame un Tango Más

Polaco Goyeneche, Cantame un Tango Más

Esperá que te cuento una de Mar del Plata. Me para un sabihondo y me dice: “Cantás mejor que Gardel”. Claro, a él le dicen el Mudo y yo canto puntos, comas, silencios. Y lo miré fijo: “Nadie, oíme, nadie puede cantar como el ídolo”.
Columnistas
Más Artículos