Dichos y Refranes
Fecha de Publicación:
Al Mejor Cazador se le Escapa la Liebre
Errare Humanum Est
Al Mejor Cazador se le Escapa la Liebre

Al Mejor Cazador se le Escapa la Liebre
Los dichos o refranes populares tienen la particularidad de mostrarnos en espejo. Todos alguna vez hemos puesto la mira en determinadas circunstancias, hechos, sueños o personas, sin embargo, hay una agilidad en las situaciones que son los imponderables que nos preceden, y entonces, lejos de dar en el blanco, el objeto de “caza” se escapa y queda el sabor agrio de la derrota o el error. Tal vez, el error siempre fue mal visto.  Desde la familia o la escuela se propicia seres cuasi perfectos que no “erren”, y aunque todos nos reconocemos frágiles y humanos, siempre está mejor visto el acierto. Claro que depende de qué lado se vean las cosas el cómo nos vamos a sentir, o cómo nos van a ver. El acierto no deja otro camino que concluir para ir tras una nueva “presa”, un nuevo derrotero, una nueva circunstancia, deseo o emprendimiento. En cambio, el error nos invita a aprender nuevos caminos para perseverar y “dar en el blanco”.

Reconocernos en el desacierto es uno de los caminos más difíciles, tal vez porque el desacierto está ligado a la imperfección de la cual todos somos objeto; por muchos libros que leamos, y muchas materias que rindamos, siempre la vida nos pondrá en situaciones de yerro.  Solo están exentos de ello quienes nada hacen, en el “no hacer” no habita ni la liebre ni el cazador, así de simple. Los ancestros latinos decían: errare humanum est, errar es humano, equivocarse es parte de la naturaleza humana, sin dudas esa experiencia nos servirá de aprendizaje, claro que eso no nos libera de posteriores errores. Entre los legados de mi familia, hay uno que sigo a rajatabla, prefiero equivocarme por mí misma y no por influencia externa, dijese mi abuela italiana: “no te dejes calentar la cabeza”, ser libre lleva consigo la responsabilidad de hacerse cargo de las propias flaquezas, decisiones, yerros e imperfecciones, después de todo, somos simples mortales aprendiendo el difícil arte de vivir, en el tiempo y circunstancia que nos toque. Vino a mi mente el genial Nikola Tesla (a quien le debemos la mayoría de los inventos sobre electricidad y robótica), un iluminado sin dudas que tuvo la osadía de sentirse enamorado de una paloma, mantuvo el celibato y entre otras cosas, no podía hablar con ninguna mujer que llevase perlas como adorno; a ojos externos podría decirse que su comportamiento estaba plagado de errores e imperfecciones, sin embargo, sus inventos aún hoy revolucionan nuestra vida. Entonces cabe la pregunta: ¿Cuándo fue la última vez que se te escapó la liebre?

Ilustración Pablo Benedini -2021
Temas
Comentarios
Cánticos Populares
Pacto de Olivos

Pacto de Olivos

Para obtener de su partido la confirmación de lo acordado con Menem en Olivos, Alfonsín convocó a una convención partidaria, en Santa Rosa (La Pampa), el 04-12-93. Llegaron a ese plenario con un importante disenso interno.
Costumbres
Murgas y Comparsas

Murgas y Comparsas

Remontándonos en el tiempo, en lal Buenos Aires colonial del año 1771. El entonces gobernador español y luego virrey del Río de la Plata, Juan José de Vértiz y Salcedo, autorizó los primeros bailes de carnaval en el Teatro de la Ranchería.
Gestión Cultural
Borges para Tod@s

Borges para Tod@s

Ambos cuentos de El Aleph: Biografía de Tadeo Isidoro Cruz y La Casa de Asterión produjeron en los asistentes al taller el asombro, la intriga y la fascinación hacia ese juego literario-dialéctico que funciona perfectamente.
Fuera de Serie
Monstruo: La Historia de Jeffrey Dahmer

Monstruo: La Historia de Jeffrey Dahmer

No es una serie para gente con estómagos sensibles. Si bien no se muestra nada manifiestamente explícito, hay pasajes en donde los detalles que emergieron en el juicio, pero cuyas imágenes jamás se revelaron, se retratan con el estilo shockeante.
Al Pie de la Letra
Tormenta Conocida

Tormenta Conocida

Finalmente, los gemidos han cesado, y la lluvia... ha caducado de atrevimiento; ese gato gris y blanco que contaba las gotas con sus ojos extraviados de curiosidad, también ha pasado a otro tema, quién sabe, tal vez más importante.
Columnistas
Más Artículos