Frases y Expresiones
Fecha de Publicación:
Buscavidas
“Busca” sinónimo de vendedor callejero o en los medios de transporte, hubo siempre
Buscavidas

En todas las épocas existieron personas que compensan la carencia de un oficio u ocupación regular, con la decisión de obtener el sustento afrontando las tareas que se les ofrece, emprendiendo las actividades más diversas. A aquel individuo que sobrevive de esa manera se le comenzó a llamar buscavidas. Así surgieron buscavidas que sabían de electricidad, plomería, construcciones; pero donde más abundaron fue en la venta ambulante, a tal punto que este segmento de la venta quedó vinculado al buscavidas. A quien lo practica se lo conoce por el apelativo o por la abreviación de “busca”, la que finalmente se impuso.

“Busca” en tanto sinónimo de vendedor callejero o en los medios de transporte, hubo siempre.

Pero en los años Sesenta o Setenta cuando existía el pleno empleo el busca tenía una aureola de trabajador independiente que no rendía cuentas a nadie y en buena medida, esta imagen se correspondía con la realidad. Porque en muchos casos, sus ingresos superaban los de un trabajador de baja calificación técnica con relación de dependencia.

El verdulero Genaro Civitate, junto al carrito El Buscavidas de Ciudadela,
que utilizó hasta 1938

Es que el busca se fue profesionalizando y desarrolló tal vez sin saberlo, técnicas de ventas, recursos básicos de marketing y también es notorio quien ensaya el discurso o se entrena en oratoria, o aquel que desarrolla sus dotes histriónicas para cautivar el auditoriodel tren o el colectivo.

Luego, la progresiva pérdida de empleo fue arrojando un creciente número de desocupados a la venta ambulante; en la mayoría de los casos esos buscas forzados la adoptaron como último recurso laboral, dispuestos a cambiarla por cualquier empleo estable a la primera oportunidad. Es que a la fuerte competencia que representa la cantidad de vendedores ambulantes que ofrecen su mercadería en los transportes públicos, se le suman los bolsillos flacos de los pasajeros, conspirando ambas situaciones contra las posibilidades del oficio.

Si bien en una época existió una cantidad de buscas que eran empleados de las empresas concesionarias en trenes y subtes, la mayoría ejercía y en el presente también, su actividad sin ningún tipo de control. Pero esto no significa que el panorama sea caótico o que cada uno hace lo que le viene en gana, ya que existen una serie de códigos no escritos que imponen rígidas pautas de trabajo. Por ejemplo en el caso de los trenes, quién vende entre determinadas estaciones no puede hacerlo en otras ni ofrecer la misma mercadería que sus colegas. También esas reglas silenciosas ordenan no vender mientras el guarda controla los boletos, y existen otras normas menores que los buscas se imponen respetar bajo pena de ser expulsados del circuito por sus pares en caso de transgredirlas.

A mediados del año 2001, poco antes del gran estallido social e institucional de diciembre,  Cámara Argentina de Comercio (CAC) estimaba que la venta callejera ilegal movía unos 15.000 millones de pesos anuales. Eran tiempos del “uno a uno”; un dólar, un peso. La misma entidad aseguró en 15.000 millones de pesos anuales la evasión fiscal, en concepto de venta ilegal callejera.

Aunque es difícil estimar la cantidad de personas que vivían de la venta ambulante y callejera antes de la catastrófica pandemia covid – 19, que aún a mediados de 2021 sigue alterando el panorama laboral, en el año 2004 se calculaba en no menos de 2 mil los individuos que trabajaban en ese sistema sólo en la Ciudad de Buenos Aires. Pero al tradicional vendedor que ofrece baratijas y golosinas en el transporte público, hay que sumarle otros tipos de buscas, los que instalan un puesto de golosinas, ropa, discos compactos y una infinidad de artículos que tientan a los transeúntes y florecen en las principales calles porteñas, rodeando como un anillo las terminales ferroviarias capitalinas, las estaciones del conurbano bonaerense y de los grandes conglomerados urbanos del Interior.

Los Buscas que se encontraban bajo el paraguas de las empresas administradoras de los servicios ferroviarios privatizados, en su mayoría se encontraban enrolados en el Sindicato de Vendedores Ambulantes de la República Argentina (SIVARA), representante de los “legales” y también incorporó a los cuentapropistas que adhieren por una módica cuota mensual. Pero en su amplia mayoría, los buscas salen “a la caza del mango” diariamente sin garantías de obtenerlos y sin jornal básico, que compense las largas horas de trabajo si la venta no es buena. El caso más dramático puede ser el de los inmigrantes procedentes en su mayoría de Senegal, sobre todo en los últimos años. Muchos de ellos no cuentan con radicación ni DNI, lo que dificulta la posibilidad en tiempos de pandemia, de acceder a una ayuda oficial. Sin duda, en el año 2020 y debido a las restricciones de circulación y a la reducción del consumo por parte de los compradores, la situación de estos buscas se complicó.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y los centros de las localidades del conurbano bonaerense, la tradicional rivalidad entre comerciantes instalados con local y los buscas afincados en la vereda llamados “manteros”, se agudizó generando muchas veces verdaderas batallas campales entre “manteros”, inspectores municipales y policías que acuden a desalojarlos. La avenida Avellaneda y los alrededores de la Estación Once en CABA, son un clásico de ese forcejeo por los clientes potenciales que a diario, transitan esas arterias. Hasta la ex aristocrática calle Florida, se convirtió en territorio busca.

A su vez y a la sombra del covid – 19, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación creó la Coordinación Nacional de Trabajadores y Trabajadoras en Espacio Público, para articular una distribuidora de productos de economía popular con la venta directa , canalizando así la fuerza de trabajo que representan esos trabajadores informales que existen en todos los distritos. Enrique Martin / Gustavo Edgardo Cordera / Juan Carlos Subira / Oscar Humberto Righi / Rene Ysel Cespedes Duarte.

Busca: Pop. Buscavidas, persona sin profesión ni oficio que procura tareas y negocios diversos para ganarse la vida.

En la primera acepción es abreviación de buscavidas; en la segunda, extensión de significado.

«… Juan Mondiola es un busca que juntó algunos cuentitos dándoles la forma de un libro para chapar unos mangos…».
Miguel Bavio Esquiú – Juan Mondiola – Años 1940

Individuo que está en continua búsqueda de aventuras amorosas

«Ese robusto boleto de la camaradería y las salidas nocturnas con amiguitos, no corre para mí porque yo conozco bien a los buscas de mi tierra.»
Miguel Bavio Esquiú – Juan Mondiola – Años 1940

Portada – Buscavidas – Trillo – Breccia

Buscavidas – Carlos Trillo y Alberto Breccia
“¿Para qué vivir la vida propia si hay tantas sueltas por ahí?”. Eso se pregunta Buscavidas, extraño recolector de confidencias siempre dispuesto a escuchar las historias que atormentan al prójimo. Bien sea en bares, a bordo de un tren, en una tienda de antigüedades o en plena calle, muestra un especial talento para localizar a los protagonistas de anécdotas y desventuras que cataloga y archiva en su particular biblioteca, testimonio de una humanidad triste y desesperada.

Publicada originalmente entre 1981 y 1984, Buscavidas surgió fruto de la colaboración entre Carlos Trillo y Alberto Breccia, dos referentes del noveno arte. Esta nueva edición recupera un clásico del cómic, incluyendo la historia Caleidoscopio (homenaje a H.G. Oesterheld que propicia el encuentro con los protagonistas de Mort Cinder) y una amplia sección de extras que contiene los bocetos realizados por el genial dibujante para cada página de esta obra.

Buscavidas – Serie – 1993

Buscavidas (1993) – Comedia de Antena 3
Cuando Camilo llega a Espańa la espantosa realidad le hace olvidar su sueńo de ser cantante de Tangos. Tras muchos intentos y andar vagando por ahí, encuentra a Fermín, un personaje muy vital con el que acabará yendo a vivir. Sin ninguna preparación especial más que para discutir todo el día, conseguirán trabajar juntos para salir adelante.
Reparto – Miguel Rellan, Luis Brandoni, Antonio Ferrandis, Agustin Gonzalez

Temas
Comentarios
Cancionero
Marcha de la Bronca

Marcha de la Bronca

A pesar de su apariencia lunfarda, se trata de un término castizo registrado por la Academia. Los españoles hablan de “armar o buscar bronca”.- Aquí uno está en bronca, la junta, la tira, la larga, se la agarra. O bien se embronca. En fin “mal humor”.
Reportajes
El Poeta Maldito del Peronismo

El Poeta Maldito del Peronismo

En el ´68 compuso el libro de poesía “Las Patas en la Fuentes”, en alusión al 17 de octubre de 1945 -. “El libro se hace en respuesta al diputado radical, Ernesto Sammartino, que nos había definido como ¨el aluvión zoológico¨.
La Nostalgia está de Moda
La Tabla de Lavar

La Tabla de Lavar

Los recuerdos nutren la existencia, pero el progreso nos habla de mejores condiciones de vida y es por eso que la tabla de lavar no me llena de nostalgia. Lavar la ropa a mano (aún se hace hoy, en lugares sin electricidad) es un trabajo que requiere esfuerzo físico y tiempo.
Graffitis
Clinton en Argentina

Clinton en Argentina

Mientras Clinton decía: “Debemos continuar con nuestra estrategia de libre comercio en toda América (...)”, partidos políticos y organizaciones populares convocaban a marchas y actos repudiando su presencia.
Personajes
El Mal Pagao

El Mal Pagao

Frecuentaba el conocido restaurante Fechoría. En 1992 la Asociación Argentina de Actores declaró a Miguel Frías de Molina socio honorario. Recibió, en la Embajada de España en Buenos Aires, la Orden de la Reina Isabel la Católica, en nombre del rey Juan Carlos.
Columnistas
Más Artículos