Fuera de Serie
Fecha de Publicación:
Sweet Tooth
Un Cuento de Hadas para la Post-pandemia – Disponible en Netflix
Sweet Tooth

La humanidad vive tiempos aciagos desde marzo del 2020. La pandemia cambió las rutinas de casi todos los habitantes del mundo y eso también se vio reflejado en las obras de arte, cómo las consumimos y las resignificamos en perspectiva. Las temáticas apocalípticas están presentes en la literatura, el cine y la tv desde que existe cada medio respectivamente. La Biblia misma tiene pasajes han sido adaptados posteriormente en films que podrían calificar como “películas de desastre” en las cuales la humanidad se ve asolada. La Peste de Albert Camus es una obra de ficción que a pesar de detallar los pormenores de galenos en un brote de la peste se pueden trazar paralelismos con nuestra realidad. Stephen King, en una de sus obras cumbres, retrató a la humanidad, casi al borde de la extinción por una pandemia de gripe modificada en laboratorios que se cargó al 99.9% de la población. El libro se llama Apocalipsis, y hace poco fue llevada a la televisión por segunda vez.

En el año 2009 el escritor y dibujante de historietas Jeff Lemire le presentó al extinto sello editorial Vertigo, dentro de DC Comics, una idea para un proyecto. El artista canadiense se encargaría tanto del arte como los guiones. Los editores le dieron vía libre para hacer, en principio, doce números sobre un total estimado de cuarenta episodios que Lemire tenía pensados. En el mercado editorial norteamericano del noveno arte la continuidad de este tipo de series depende —al igual que la televisión, por ejemplo— de los números de ventas. Por eso una publicación nueva, por más extensa que sea la idea en su concepción, puede quedar trunca en cualquier punto si la gente no la consume. No fue el caso de Sweet Tooth, cuya periodicidad mensual llevó a que se extienda a lo largo de cuatro años, finalizando en enero del 2013.

El éxito de crítica (y de ventas) llevó a que diversas productoras se interesaran en una adaptación del material original. En un inicio fueron los directivos del servicio de streaming Hulu quienes manifestaron la intención de darle vida a Sweet Tooth, con el actor Robert Downey Jr. haciendo de productor estrella. Downey Jr., no es ajeno al mundo de las adaptaciones de historietas, ya que pasó al imaginario colectivo mundial como el popular superhéroe Iron Man en la franquicia de Marvel Studios. El dato no es menor ya que, si bien hoy el Hombre de Hierro es uno de los personajes más famosos, no era tal su estatus cuando tomó el rol en el 2008. Por eso, tras finalizar su compromiso con el Universo Cinematográfico de Marvel —y fracasar estrepitosamente con el film Las aventuras del Doctor Dolittlen— no es raro ver que el prestigioso intérprete pase detrás de cámara con un producto proveniente de la competencia directa que, aparte de compartir el origen comiquero del material, es una historia no tan conocida por el público general.

Netflix terminó ganando la pulseada para ser productores y distribuidores de esta nueva serie, que cuenta la historia del planeta tierra después de un terrible evento que modificó para siempre la fisonomía no solo del mundo sino de sus habitantes. Así conocemos a Gus, un niño que nació con una cornamenta en su cabeza y rasgos antropomórficos, quien debe aprender a vivir en un mundo en donde estos seres híbridos con animales conviven en un territorio desconocido. Tras la muerte de su padre se embarca en una travesía para encontrar la versión del paraíso para infantes que tanto le inculcaron durante su acotada educación. Creyente que detrás de los límites de su pequeño mundo solo había devastación, se sorprende al encontrarse con una perspectiva totalmente diferente, a la cual él deberá adaptarse. Gus representa la inocencia y la esperanza, y cada nuevo desafío que enfrenta pone a prueba todas las nociones preconcebidas que traía de su antigua vida.

Sweet Tooth puede considerarse una aventura post- apocalíptica pero tiene una diferencia marcada con otros films o series de esta temática. Mientras que los productos que suelen abordar el fin de los días suele estar cargado de un tono oscuro, ominoso y desesperanzado, esta nueva serie tiene la osadía de poner un prisma casi de cuento de hadas. Vemos al nuevo mundo, repleto de criaturas nuevas que también están adaptándose a la vida después de la pandemia, desde los ojos de un niño. Pese a que Gus está descubriendo que las enseñanzas religiosas de su padre no eran del todo ciertas, es esta inocencia y avidez por avanzar hacia lo que él considera un lugar utópico el corazón de la serie. La contrapartida, al menos desde el punto de vista narrativo, es Tommy Jepperd, un hombre de naturaleza violenta que toma bajo su ala al pequeño sobreviviente, y promete acompañarlo —y sobre todo cuidarlo de los peligros inherentes de aquel mundo particular— hasta que complete su destino. Los enemigos principales aquí son los humanos que no aceptan la nueva raza que, parece, comenzará a tomar el lugar de los antecesores, mientras algunos científicos intentan encontrar en estos híbridos la respuesta al potente virus que diezmó a la humanidad.

El reparto se sostiene principalmente en los dos dispares protagonistas. Christian Convery está increíble en el rol de Gus, y no solo porta con gracia los cuernos que tiene en su cráneo, sino que carga el peso dramático de la serie con una amplia gama de recursos, siempre sutiles, que no se sienten como una representación. El actor de 11 años de edad sorprende y es una presencia magnética, imposible quitar los ojos cuando está en cuadro. Nonso Anozie le da vida a Tommy Jepperd. El actor británico da todo en uno de sus primeros papeles protagónicos de su carrera y no cabe la menor duda que es una estrella en ascenso. Su papel podría haber caído con facilidad en el cliché del hombre bruto a cargo de un niño, pero Anozie escapa a las trampas del estereotipo y complementa a la perfección con Convery.

Sweet Tooth es una producción original que, a lo largo de ocho capítulos —y una segunda temporada ya confirmada— construye un mundo apasionante, hermoso aún en sus pasajes más oscuros y tenebrosos, y mezcla con maestría diversos géneros, como la aventura, la fantasía y el ya mencionado post-apocalíptico. La premisa, que puede sonar demasiado fantástica, apela a todos los públicos ya que tiene un tono familiar sin sacrificar el drama o los tópicos más profundos. En esencia es una historia de iniciación, sobre la pérdida de la inocencia infantil y el imperecedero miedo que tiene la humanidad a aquello que desconoce. El “condimento” del virus mundial, tan relevante —y cansador— en estos días no es un obstáculo, porque la serie tiene siempre una mirada optimista, algo refrescante dentro de un género que suele irse por la ruta más amarga para graficar cómo el ser humano destruyó el planeta y se ganó con creces el fin del mundo. Acá, pese a las terribles circunstancias, siempre termina ganando esa luz al final del túnel, y ese es un mensaje importante en este 2021 que nos toca transitar.

La serie, que ya está disponible en su totalidad en la plataforma Netflix, consta de ocho capítulos y es una apuesta original y diferente a otras narraciones del género fantástico. Ideal para escapar un rato de la realidad y, por qué no, creer un poco en los cuentos de hadas.

Temas
Comentarios
La Nostalgia está de Moda
El Tren de los Recuerdos

El Tren de los Recuerdos

Me quedo con la alegría de saber que el tiempo pasado forma parte de mi propia historia, pero que jamás me hizo detener en el tiempo, lo digo, mientras escribo en la notebook que seguro será nostalgia de alguien, mañana.
Fuera de Serie
Epstein – Asquerosamente Rico

Epstein – Asquerosamente Rico

La miniserie documental no arroja datos nuevos sobre la historia de Epstein para aquellos que han seguido de cerca el caso, pero sí es una gran puerta de acceso para conocer en primera voz la magnitud de la malicia que aquel hombre supo ejercer sobre sus víctimas.
Gestión Cultural
Creatividad y Método

Creatividad y Método

El sentido común asocia la creatividad con la fantasía, la más absoluta libertad y hasta cierto desparpajo frente a las formas. Pero la verdad es que el desparpajo sin método es sólo desparpajo.
Epitafios
Pompas Fúnebres

Pompas Fúnebres

La Revista Lezama convocó a escritores argentinos a escribir un epitafio destinado a algún personaje de la vida pública nacional. La repuesta fue masiva y las disculpas también. El obstáculo no era a quien sino como.
Semblanzas
Con los Dedos en V

Con los Dedos en V

Algunas personas de más edad recordarán la “V” de victory que utilizaba el estadista inglés Winston Churchill durante la Segunda Guerra Mundial; simbolizando su fe en el triunfo final sobre sus enemigos.
Columnistas
Más Artículos