Semblanzas
Fecha de Publicación:
Adolescencia o “Adultescencia”
Todos los Tiempos se Conjugan con Humanidad
Adolescencia o “Adultescencia”

Todos los Tiempos se Conjugan con Humanidad

Me gusta creer que la adolescencia dura hasta que la vida se encarga de hacerte saber que terminó. Es el sentido humano de crecer en mente y alma lo más importante, decía mi abuela, o no lo decía, pero me gusta pensar que mis nietos dirán alguna vez “como decía mi abuela”.

En los tiempos de mi adolescencia había que romper con el statu quo y para eso había que alejarse del ideal social que la sociedad nos imponía, sobre todo a las mujeres. El primero de mis trabajos fue a los 15 años, no por necesidad económica sino por la búsqueda de la libertad económica.

Tenía alumnos del ciclo primario y les daba clases particulares en aquellas materias que estaban rezagados. En verdad quería juntar dinero propio para mi viaje de fin de estudios. Luego de ello, para asistir a la universidad que era privada hasta que se convirtió en UNICEN, debí tener dos trabajos para sostener mi permanencia allí. Además de tener que estudiar hasta altas horas de la noche, era necesario aprobar sí o sí, para no pagar dos veces el derecho a examen, no me podía permitir ese lujo. Así como fue mi caso, hubo y habrá muchísimos exponentes que se esfuerzan de igual manera, entonces me pregunto (fuera del pensamiento de los que saben de esto como los psicólogos, psiquiatras, filósofos, etc.) ¿De qué se trata la adolescencia? ¿Se puede establecer un paradigma que a todos contenga? ¿Las leyes laborales qué dicen del trabajo adolescente? Por contrapartida, hay quienes les es cómodo no crecer, y a ese fenómeno ¿cómo se le llamaría? ¿Adolescencia del segundo tipo? ¿Adulto que no se hace cargo de su propia existencia? ¿Tal vez, sería una persona que transita por la adultescencia eterna?

Se supone que en algún momento llega la adultez, el pensamiento se nutre de otras cosas más allá de la rebeldía, la vestimenta, los estereotipos, etc. sin embargo todos conocemos adultos que estiran sus sueños y proyectos hasta hacerlos flexibles, y siempre habrá otros miembros de la familia que pagarán los platos rotos. 

Más allá de todas estas elucubraciones que poco sirven, me gusta ver la libertad que enarbolan los adolescentes para con sus vidas. En muchos de ellos habita el germen del devenir social que lo vislumbro comprometido y con encendida defensa de sociedades más justas y equitativas.

Soy una soñadora a ultranza que siempre verá el medio vaso lleno, hacer gala de las hipótesis negativas no forman parte de mi derrotero por eso apuesto a los frutos del árbol joven que va creciendo, cada día y a cada paso, Quien lo quiere ver que lo vea y quien no, se lo está perdiendo, después de todo, como dijo Víctor Hugo «En los ojos del joven, arde la llama; en los del viejo, brilla la luz» y con eso me quedo.

Temas
Comentarios
Al Pie de la Letra
Beso Siglo XXI

Beso Siglo XXI

Ella habla de cosas que sé y otras que no… y… no me interesan en absoluto… de a ratos tenemos ganas de besarnos y sus labios se acercan a los míos y su bola de piercing brilla al son de esa única luz tenue del habitáculo que nos condensa… Beso Siglo XXIEl beso.
Personajes
Hugo del Carril: Una Película que No Fue

Hugo del Carril: Una Película que No Fue

En 1983, Hugo volvió a escena, como es sabido. Y con la prudencia de siempre- prudencia y seriedad con dotes delcarrialianas- habló en más de una ocasión del gran proyecto: Anthony Quinn haría de Perón y Jean Fonda de Evita.
Gestión Cultural
El Desarrollo del Arte Popular

El Desarrollo del Arte Popular

Inducir a los artistas populares a que se limiten a realizar fieles remedos de las creaciones de sus antepasados es ahondar su dependencia y pretender abolir su creatividad, la que marcha siempre hacia nuevas formas a partir de las anteriores.
- Central -
Los Restos de la Identidad

Los Restos de la Identidad

“En los 60 aparecieron en la Argentina montones de cantantes en ingles que cantaban por fonética porque no sabían inglés, y cantaban para un público que de todos modos tampoco entendía inglés. Y eso hasta parecía normal”.
Al Pie de la Letra
Quiero Verte

Quiero Verte

Cuando el sol y la luna se miraron por primera vez, en tiempos en que el mundo aún no existía, se enamoraron y comenzaron a vivir un gran amor. Cuando Dios decidió crear al mundo, decidió que el sol iluminaría el día y que la luna iluminaría la noche.
Columnistas
Más Artículos