Hacete la Película
Fecha de Publicación:
Los Nuevos Mutantes
Una Película con Superhéroes Atípicos
Los Nuevos Mutantes

En marzo del 2019 Disney concretó la compra de la empresa de multimedios Fox, y entre todas las propiedades intelectuales que integraban el paquete, los derechos de la popular franquicia de superhéroes X-Men llegó a su poder. Esta franquicia, precursora en el género, inició su camino en el año 2000 con X-Men, dirigida por Bryan Singer. El enfoque adulto y serio de un material que el público general consideraba más orientado a la juventud generó una oleada de films, y hoy Hollywood gana billones de dólares gracias a los pintorescos héroes.

La saga mutante consta de 13 películas producidas a lo largo de veintiún años. Los Nuevos Mutantes es la entrada final en este universo, la última que produjo Fox antes de la venta, y la despedida de esta encarnación longeva que supo tener sus puntos altos (X-Men 2: Unidos; X-Men First Class; Logan, por citar algunos) y puntos muy bajos (X-Men Orígenes: Wolverine; X-Men: Apocalipsis; Dark Phoenix) y algunas que tienen cosas a destacar pero quedan a mitad de camino. El caso de este último film es, cuanto menos, peculiar.

Los Nuevos Mutantes deberían haber visto la luz del proyector en las grandes salas en el año 2018. La productora decidió correr unos meses el estreno para que no “chocara” con uno de sus tanques, Deadpool 2, que había probado ser un hit inesperado en la taquilla y querían centrar la campaña de marketing en su secuela. Fox estipuló que se retrasara unos meses, hasta el 2019.

Tras la entrada de Disney en la ecuación, sumado al fracaso de Dark Phoenix en lo financiero y en la crítica, la gigante empresa corrió a un costado a la película que había comprado, pese a que el film estaba casi completo. La empresa le veía potencial limitado a la hora de la venta de entradas, y tras meses de incógnita, anunciaron que la gente podría disfrutar de la película en marzo del 2020. Pero la pandemia global obligó a que se cancelaran la mayoría de los estrenos. Una vez más los fanáticos de los mutantes se encontraron frente a la incertidumbre. ¿Verían alguien, alguna vez, esta película que parecía condenada?

El 28 de agosto del 2020, cuando algunas salas comenzaron a abrir sus puertas en Estados Unidos, Disney decidió lanzar Los Nuevos Mutantes. El panorama difícil debido a la pandemia, sumado a una pobre recepción en la crítica, llevó a que la película no tuviera una gran acogida. En noviembre de ese mismo año, el film llegó al formato hogareño (Blu-Ray y DVD) y en los países que tuvo estreno en cines, se puede disfrutar en la plataforma de streaming Disney+.

La pregunta del millón es: ¿tiene razón la crítica en su visión del producto final?

La película, dirigida por Josh Boone (Bajo la misma estrella) es un producto atípico dentro de un universo cinematográfico desparejo. El enfoque que le quiso dar el director a su obra (un proyecto de pasión, que él mismo le propuso a Fox utilizando una historieta que armó) fue más una película de terror que de superhéroes. La trama se centra en cinco jóvenes, Dani Moonstar, Illyana Rasputin, Sam Guthrie, Roberto da Costa y Rahne Sinclair, están encerrados en un hospital, a cargo de la doctora Cecilia Reyes.

Todos manifiestan poderes sobrehumanos, y tras la llegada de Dani comienzan a brotar sus peores miedos y temores encarnados en forma de monstruos, todos relacionados con sus pasados trágicos que los llevaron, eventualmente, a estar presos en esa institución. El grupo deberá limar las asperezas para poder luchar contra la conspiración que los persigue, intentando controlar sus habilidades.

El film tiene buenos momentos de terror y suspenso, y el elenco se ve cómodo en sus roles. Todos tienen un momento para brillar en pantalla, y la dinámica de la narración se beneficia de un escenario único, ya que todo transcurre dentro del hospital. Este ámbito opresivo, casi un cliché dentro del cine de terror, obliga a los protagonistas a interactuar permanentemente, y esto da pie a los mejores momentos de la historia.

Dani (Blu Hunt, The Hollow) y Rahne (Maisie Williams, Games of Thrones) se enamoran en medio de todos los problemas que se le presentan, constituyendo una de las primeras parejas del mismo sexo en un film del género superheroico. Ana Taylor-Joy (Gambito de Dama, La Bruja) es Illyana, una mujer rebelde, con un prontuario de asesinatos a cuestas. Charlie Heaton (Strangers Things) encarna a Sam, quien se culpa por la muerte de su padre en una mina. Henry Saga (The Stand) es Bobby da Costa, hijo de un millonario brasilero, que terminó en el hospital para intentar “curarse” tras haber calcinado a su novia. Alice Braga (Ciudad de Dios) toma el rol de la Dra. Reyes, quien también tiene poderes mutantes.

Las escenas de terror están bien logradas, aunque no llegan a generar el impacto de films más recientes como IT o Hereditary, ya que esta es una película con calificación para mayores de 13 años. Sin embargo a la hora de la acción (al fin y al cabo es una película de superhéroes) Los Nuevos Mutantes no se destaca demasiado. Los efectos especiales en general están a la altura del proyecto, y la dirección de Boone es correcta sin generar un gran impacto.

Para el universo de los X-Men (que tienen una mención dentro de la historia) es una despedida con sabor agridulce. Los Nuevos Mutantes es un film que tiene buenas ideas en el guión y que, de acuerdo con el director, fue concebido como una trilogía. El grupo recién termina de conformarse en los últimos minutos de metraje, y se nota que tenían por delante un futuro que se vio trunco por circunstancias ajenas al resultado final.

En el mercado internacional, como el de Argentina, Los Nuevos Mutantes llegaron a las pantallas casi tres años después de la fecha de estreno original. Aún en un panorama complicado para las salas de cine, desde el pasado 1 de abril el público argentino puede disfrutar de la cinta en la gran pantalla. El espectador será quien tenga el veredicto final sobre esta película que, a pesar de todo, será recordada por la increíble mala suerte soportó hasta su estreno comercial.

Temas
Comentarios
Lugares y Postales
La Cortada de Carabelas

La Cortada de Carabelas

El porteño la llama “cortada”, pero, considerada etimológicamente, no es más que un “pasaje”, pues este señala “un paso público entre dos calles”. Famosa fue la “cortada” de Carabelas, por la concurrencia a sus bodegones de prestigio.
Ya fué
Kero

Kero

"Pan con Kero es pan comido" era el eslogan que mantenía la presencia del dulce en los hogares y la solicitud de recetarios que la empresa entregaba gratuitamente a vuelta de correo, habla de la popularidad del producto en los años'50.
Al Pie de la Letra
“Escribir es una Forma de Vida”

“Escribir es una Forma de Vida”

La ventaja es la satisfacción de terminar un libro, sentir una austera conformidad. Lo demás es el sistema del que formamos parte, con sus buenas y malas. Aprender a negociar y seguir adelante, buscando un libro mejor cada vez.
Por Amor al Arte
Benedini y las Cartas Gauchas

Benedini y las Cartas Gauchas

Pablo Benedini: En mi largo andar entre gauchos y malandrines siempre tuve un ojo (sin hachazo) puesto en el truco. Empecé con almanaques de taco. Y me metí rápidamente en la creación de un mazo de barajas “gauchas”.
Tango y Milonga
Polaco Goyeneche, Cantame un Tango Más

Polaco Goyeneche, Cantame un Tango Más

Esperá que te cuento una de Mar del Plata. Me para un sabihondo y me dice: “Cantás mejor que Gardel”. Claro, a él le dicen el Mudo y yo canto puntos, comas, silencios. Y lo miré fijo: “Nadie, oíme, nadie puede cantar como el ídolo”.
Columnistas
Más Artículos