Hacete la película
Fecha de Publicación:
La Liga de la Justicia
Llega al Mundo el Esperado “Snyder Cut”
La Liga de la Justicia

En la industria cinematográfica los directores no siempre tienen el control de la versión final del producto. Las razones son tantas como películas existen, por eso, en casos bastante excepcionales, años más tarde obtenemos lo que se refiere comúnmente “director´s cut” o “corte del director”. La primera más famosa fue “Blade Runner”, dirigida por Ridley Scott, que tras un reestreno en donde se quitó la voz en off de Harrison Ford y se le agregaron secuencias, la película cambió bastante y trascendió como la versión más cercana a la visión original que tuvo el artista en su momento. “El Exorcista”, de William Friedkin, supo en su momento espantar a todo el planeta y, en el año 2000, el director decidió revisar el contenido que había cortado y le añadió algunas escenas extra para un re-lanzamiento.

George Lucas, creador de la saga “Star Wars”, cada dos por tres aparece con una nueva versión “mejorada” de sus films en donde añade efectos especiales y retoca escenas. Y no lo hizo solo con la franquicia de fantasía, sino con toda su filmografía.

Casos como estos los hay por doquier, algunos más famosos que otros.

Entonces tenemos el famoso “Snyder Cut”, la visión del director Zack Snyder sobre su trunca película sobre La Liga de la Justicia.

Un Poco de Historia

¿Qué diferencia este film de otros “cortes de director”? Para empezar a responder esta pregunta nos remontamos al año 2013, cuando Snyder estrenó “El Hombre de Acero”, un reboot (re-lanzamiento) de la franquicia “Superman”, con un enfoque un poco más oscuro al habitual, contando no solo el origen del personaje sino lanzando el universo cinematográfico de DC, que había quedado muy atrás respecto a su competidora directa, Marvel, que para ese entonces ya había consolidado su propio universo de films e iban camino a hacer historia en taquilla.

Tres años más tarde se lanzó la esperada “Batman v. Superman: El origen de la Justicia”, una secuela que dividió a críticos y fanáticos, introdujo la primera versión cinematográfica de Wonder Woman, tuvo cameos de Flash, Cyborg y Aquaman, estableciendo las líneas argumentales que se desarrollarían en “La Liga de la Justicia” el año siguiente. Zack Snyder, con tus aciertos y sus fallas, estaba estableciendo una visión sobre estos personajes que terminaría con un díptico en donde los héroes más famosos del mundo se unirían por primera vez en la gran pantalla.

Sin embargo, mientras trabajaba a tiempo completo en el proyecto, el director (y su esposa, también productora, Deborah) sufrieron una tragedia personal indescriptible: Autumn, la hija de ambos, se suicidó a los 20 años de edad. Ambos dieron un paso al costado del proyecto, como era de esperarse, y tanto Warner Bros. como DC tuvieron que salir a buscar un reemplazo urgente para que finalizara la tan anticipada película.

Joss Whedon, director de las primeras dos películas de Marvel “The Avengers”, había probado ser capaz de contar historias corales con personajes más grandes que la realidad, uniendo escenas de acción impresionantes y una narrativa fluida y accesible. Ambos films habían cambiado el panorama del cine de superhéroes y consolidado una tendencia en el mercado que se perfilaba desde el 2008 con el estreno de la primera “Iron Man” de Jon Favreau. Whedon parecía la elección natural, correcta, para tomar las riendas de un proyecto que estaba casi completo en su filmación, solo faltaba darle forma. El señor tenía el currículum adecuado, el apoyo de los fans y de la opinión pública.

Todo eso cambiaría con el estreno de “La Liga de la Justicia” en noviembre del 2017.

La visión de Zack Snyder quedó enterrada en una película a medio hacer por un director que en vez de tomar el material existente consiguió presupuesto extra, dos meses más para filmar escenas nuevas, y a las apuradas sacó una película que no convenció a muchos. Los efectos especiales dejaban mucho que desear (busquen, si no vieron, el desastre que hicieron con el bigote de Henry Cavill, quien encarna a Superman y no pudo afeitarse para las nuevas escenas porque estaba filmando la sexta entrega de “Misión: Imposible”), el tono oscuro de Snyder, tanto en fotografía como en narrativa, se vio reemplazado por un tono más “adecuado para la familia”, algo propio de Whedon, pero que desentonaba con las dos películas anteriores de Snyder, que eran las bases para este film.

Desde entonces, los fans comenzaron a demandar al estudio que le dieran la oportunidad al director original de completar su versión y estrenarla. Warner Bros al principio no quería saber nada, el propio Snyder seguía sin emitir un comunicado oficial confirmando la existencia de su “corte de director” de la película, y la posibilidad de volver a ver a esta formación de la Liga de la Justicia en el cine parecía diluirse en un mar de dudas y esperanzas marchitas de los fanáticos.

Así nace el movimiento con el hashtag “#ReleaseTheSnyderCut”.

El Poder de la Voz del Pueblo

Comenzó con una junta de firmas, casi 200.000, para pedirle a la productora que autorice el estreno de la película que intentó hacer Snyder. Hubo miles de cartas a Warner, espacios publicitarios que pagaron los propios organizadores del movimiento; juntaron 150.000 dólares para la AFSP, la Fundación Estadounidense para la Prevención del Suicidio, cosechando los elogios del director y de la propia entidad.

Poco a poco se fueron sumando estrellas apoyando al hashtag, el elenco de la propia película, el director Kevin Smith (“Mallrats, “Jay & Silent Bob”) los artistas de comics Robert Kirkman (“The Walking Dead”), Rob Liefeld (creador de “Deadpool”) y el pedido por el lanzamiento se convirtió en una tendencia mundial, pese a que nada aseguraba que existía el material, y que Warner Bros era esquiva a emitir siquiera un comunicado, sepultando la fe en la remota posibilidad que el proyecto se materializara.

En 2019, a casi dos años del estreno de la controvertida película, pasó lo que parecía improbable: Zack Snyder, en redes sociales, confirmó con una fotografía de unos rollos de fílmico, que en efecto existía su versión filmada, y que ahora dependía de Warner Bros el siguiente paso.

Sin embargo los fanáticos, pese a la confirmación de la película que ya era un mito, tuvieron que esperar un año para que Warner diera luz verde al trunco proyecto. La espera (que desde hoy se podrá ver en diferentes plataformas on-line dependiendo del lugar geográfico) se convirtió en una cuenta regresiva.

Snyder aseguró que recibió un presupuesto cercano a los 30 millones de dólares para finalizar efectos

especiales y filmar unos minutos extra que necesitaba. Más tarde se anunció que la banda sonora, compuesta por Junkie XL y desechada por Whedon, sería restaurada para esta versión, añadiendo algunas pistas ya que la totalidad del film ronda las cuatro horas de reproducción.

Diferentes fotos de detrás de escena comenzaron a salir a la luz y promediando el 2020, Snyder anunció que su versión de “La Liga de la Justicia” vería la luz el 18 de marzo del 2021, inicialmente en la plataforma HBO Max, y con diferentes contratos en todas partes del mundo en donde el servicio de streaming no ha puesto el pie aún.

¿Por Qué es Importante esta Película

Los espectadores terminarán dando el veredicto final sobre la calidad de este proyecto. Sin embargo, para quien escribe, la conclusión de la trilogía superheróica planificada por Zack Snyder reviste una importancia simbólica que excede lo meramente artístico. Snyder, a diferencia de otros directores que fueron apartados de diferentes proyectos por múltiples razones, vio trunca su visión por el apuro que tenía el estudio de sacar la película al mercado. Si bien es lógico que Warner y DC quisieran capitalizar su inversión y avanzar con otras películas, en retrospectiva no es injusto preguntar si al director no se le debía la oportunidad de completar la obra a la que le dedicó años y esfuerzo. Si la película de Whedon hubiera sido un éxito tal vez no estaríamos hablando de esta película hoy, pero no lo fue. Y disparó algo que unió a un montón de gente alrededor del mundo.

La importancia del “Snyder Cut” reviste en el poder de los fans, el público cautivo, la gente que a fin de cuentas paga las entradas de cine o el servicio de streaming. Muchos medios de comunicación calificaron al movimiento #ReleaseTheSnyderCut como algo tóxico, ya que inundaban las redes sociales con mensajes a los directivos del estudio, demandando algo que les fue quitado. En el medio utilizaron la popularidad creciente para fines más que loables, aún sin saber siquiera que existía una película por la cual pelear. Y al final del día, cuando las esperanzas parecían desvanecerse, el esfuerzo colectivo rindió sus frutos.

Esta nueva película es un triunfo para aquellos que militaron, aunque sea con un simple hashtag, para ayudar a un hombre a completar un trabajo, un proyecto por el cual estaba apasionado y que tuvo que abandonar por la tragedia más indescriptible que puede sufrir un ser humano. Es el triunfo del director también, no sólo porque podrá estrenar su película, sino porque al fin se pudo quitar la espina y, tal vez, cerrar una etapa tanto personal como artística.

El resultado final dará que hablar en los foros, en redes sociales, en los medios especializados. Durante algunas semanas, probablemente, se profundice la grieta entre los defensores de la película y sus detractores. El resultado artístico será materia de todo tipo de debate. Pero en los años que siguen, sea “buena” o “mala” esta película, se hablará sobre el impacto positivo que puede tener un grupo de gente organizada por una buena causa, y cuando en algún medio se haga una lista de los “cortes de director” más famosos, el de Snyder probablemente aparezca en los primeros puestos de todos los rankings que se hagan.

Tanto fanáticos como artistas ganaron una batalla en contra de las posibilidades. Desmitificaron un mito moderno del séptimo arte, y a partir de hoy, 18 de marzo del 2021, podrán disfrutar de un evento que quedará para la posteridad.

Temas
Comentarios
Genéricos
Tramontina

Tramontina

El cuchillo hace años que circula en nuestro país. Lo identifica la hoja aserrada y aunque puede provenir de Asia, Brasil o ser de industria argentina, para el usuario es un “tramontina”, sinónimo indiscutible de cuchillo – sierra.
Frases y Expresiones
Diario de Yrigoyen

Diario de Yrigoyen

Los rumores sobre su presunta incapacidad, llegan a tal punto que una anécdota de orígen desconocido, sostiene que al presidente, sus allegados le imprimen un diario especial para él, que sólo contiene buenas noticias.
Al Pie de la Letra
Afuera es Siempre Adentro

Afuera es Siempre Adentro

Las puertas son lugares muy especiales que no sabemos muy claramente si forman o no parte de la pared. En todo caso están en la pared. Vendrían a ser como trozos de mampostería de quita y pon, según lo reclamen las circunstancias.
Columna
¿No les Parece?

¿No les Parece?

La pandemia a los que tenemos alguna profesión, comercio o empresa, nos puso en una situación de impotencia, dado que sentimos que tenemos todas las condiciones para progresar, pero el contexto no nos deja.
Semblanzas
El Pan

El Pan

Las investigaciones históricas ubican su nacimiento en la alta edad de piedra, entre 14.000 y 10.000 años antes de nuestra era en el actual Oriente Medio; cuando los pueblos comenzaron a dominar la agricultura.
Columnistas
Más Artículos