Graffitis
Fecha de Publicación:
Visita de Rato
Visita Argentina el Presidente del FMI el Español Rodrigo De Rato
Visita de Rato

A principios de 2002, el presidente provisional de la Nación Argentina Adolfo Rodríguez Saá, declaró al país en cesación de pago con respecto al endeudamiento externo; el “default” según la definición técnica. La decisión presidencial, anunciada ante la Asamblea Legislativa en una caliente tarde de enero, fue coronada por una larga ovación e intensos aplausos de los legisladores presentes. Luego del interinato de Eduardo Duhalde en la Casa Rosada, asumió la primera magistratura Néstor Kirchner. El mandatario comenzó negociaciones con los organismos multilaterales de crédito y con los acreedores privados, a efectos de iniciar la reestructuración de la deuda.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), uno de los principales organismos mundiales, tiene una importancia significativa debido a su peso político y a su capacidad de intervención en la política económica doméstica de los países miembros, posibilidad emanada de las condiciones que aceptan quienes suscriben acuerdos con dicha organización.

Debido al volumen de la deuda externa, la incidencia que el pago de sus servicios tiene desde siempre en la calidad de vida de los argentinos y también por razones políticas, la imagen del FMI y sus representantes, no cuenta con muchos adherentes en nuestro país. Parte de ese rechazo, se puso de manifiesto cuando La Argentina fue visitada por el presidente del Fondo, el ex ministro de economía español Rodrigo De Rato y otros altos funcionarios. Los polémicos viajeros desembarcaron en el Ministerio de Economía argentino el 31 de Agosto de 2004. Ese día, una nutrida delegación encabezada por el ex ministro de José María Aznar, se reunió con el titular del Palacio de Hacienda, Roberto Lavagna. En lo que después fue calificado por fuentes argentinas como “una reunión dura y tensa”, Lavagna expuso ante los negociadores extranjeros, la oferta argentina para reanudar el pago de sus compromisos. El ministro  criollo, garantizó el pago de la deuda con un superávit fiscal cuyo tope sería un 3% anual; ante el presunto retraso tarifario de las empresas de servicios, en su mayoría extranjeras, el anfitrión pudo demostrar que en más del 60% de la facturación de esos concesionarios, ya se habían registrado aumentos.

Mientras se desarrollaba esa compleja negociación, distintas organizaciones políticas y sociales habían convocado a una manifestación frente al Ministerio de Economía para repudiar  la presencia de los hombres del FMI y pronunciándose contra el pago de la deuda externa.

Habían pasado pocos minutos desde las 11 de la mañana, cuando una seguidilla de explosiones conmovió a la Plaza de Mayo y aledaños. Se trataba de bombas de estruendo que un grupo de manifestantes hacían estallar ante las broncíneas puertas del ministerio económico, mientras otros apilaban cubiertas de autos incendiándolas luego. Algunos manifestantes encapuchados e identificados por periodistas como miembros de un grupo de izquierda, procedieron a pintar leyendas con aerosol en las puertas de bronce del ministerio, en las que el mensaje dominante era: “Fuera Rato de La Argentina”. La ruidosa protesta provocó, según testigos, la alarma de los funcionarios extranjeros y la aglomeración de empleados ante algunas ventanas.

Fuera Rato de la Argentina – Noticias – 04-09-04

Paralelamente, ante el cariz que tomaban los hechos, un juez federal ordenó a fuerzas policiales el desalojo de los manifestantes de la zona. Unos cincuenta detenidos y numerosos incidentes, fue el saldo de los sucesos que enmarcaron la negociación que varios pisos más arriba de los manifestantes, se llevaban a cabo entre economistas argentinos  y extranjeros.

Calmados los ánimos, una importante organización piquetera denunció que los incidentes violentos fueron perpetrados por “provocadores” con el fin de perturbar la concentración y que hasta el momento de desencadenarse las acciones, había sido totalmente pacífica.

Horas más tarde, las pulidas puertas ministeriales habían sido aseadas; sólo  quedaban algunas leyendas aisladas en otros edificios, manifestando el pensamiento de algunos sectores ante la visita de Rodrigo de Rato. 

Del Libro Pintadas Puntuales – Roberto Bongiorno – Juan Pizzorno – Testimonios – 2020

Temas
Comentarios
Lugares y Postales
Calle Corrientes

Calle Corrientes

Se levantó como un centro cultural gigante a cielo abierto, concentrado desde la avenida Callao hasta la peatonal Florida. Sus teatros, librerías y pizzerías, son reconocidos en todo el país y en buena parte de la América Latina.
Cancionero
Tristeza de la Calle Corrientes

Tristeza de la Calle Corrientes

Hoy, reflejando la situación actual como lo hizo durante la fiebre amarilla, se muestra apocada, tan sin vida, que hasta dá la sensación que entre el microcentro donde nace y la Chacarita donde termina no hay tanta diferencia.
Columna
Depresión  Infantil

Depresión Infantil

Quienes están a cargo de la crianza del niño deben estar atentos a los cambios de conducta, deberán preguntarle que le está pasando y deberán tratar de entender la situación y apoyarlos a superarla.
Miren al Pajarito
Polaroid

Polaroid

El deseo de retratar la vida para perpetuar un segundo de ella en una placa, estuvo siempre presente en las necesidades de la gente, aún cuando las cámaras fotográficas por sus costos, no estaban al alcance de cualquiera.
Costumbres
La Ginebra y Bols

La Ginebra y Bols

“Cada día una copita”; Slogan célebre de la ginebra. Con el avance de la globalización también en la propaganda comercial, una campaña de Bols argentina afirma que para tener “esmowing”, hay que beber la bebida insignia de la bodega.
Columnistas
Más Artículos