Graffitis
Fecha de Publicación:
Visita de Rato
Visita Argentina el Presidente del FMI el Español Rodrigo De Rato
Visita de Rato

A principios de 2002, el presidente provisional de la Nación Argentina Adolfo Rodríguez Saá, declaró al país en cesación de pago con respecto al endeudamiento externo; el “default” según la definición técnica. La decisión presidencial, anunciada ante la Asamblea Legislativa en una caliente tarde de enero, fue coronada por una larga ovación e intensos aplausos de los legisladores presentes. Luego del interinato de Eduardo Duhalde en la Casa Rosada, asumió la primera magistratura Néstor Kirchner. El mandatario comenzó negociaciones con los organismos multilaterales de crédito y con los acreedores privados, a efectos de iniciar la reestructuración de la deuda.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), uno de los principales organismos mundiales, tiene una importancia significativa debido a su peso político y a su capacidad de intervención en la política económica doméstica de los países miembros, posibilidad emanada de las condiciones que aceptan quienes suscriben acuerdos con dicha organización.

Debido al volumen de la deuda externa, la incidencia que el pago de sus servicios tiene desde siempre en la calidad de vida de los argentinos y también por razones políticas, la imagen del FMI y sus representantes, no cuenta con muchos adherentes en nuestro país. Parte de ese rechazo, se puso de manifiesto cuando La Argentina fue visitada por el presidente del Fondo, el ex ministro de economía español Rodrigo De Rato y otros altos funcionarios. Los polémicos viajeros desembarcaron en el Ministerio de Economía argentino el 31 de Agosto de 2004. Ese día, una nutrida delegación encabezada por el ex ministro de José María Aznar, se reunió con el titular del Palacio de Hacienda, Roberto Lavagna. En lo que después fue calificado por fuentes argentinas como “una reunión dura y tensa”, Lavagna expuso ante los negociadores extranjeros, la oferta argentina para reanudar el pago de sus compromisos. El ministro  criollo, garantizó el pago de la deuda con un superávit fiscal cuyo tope sería un 3% anual; ante el presunto retraso tarifario de las empresas de servicios, en su mayoría extranjeras, el anfitrión pudo demostrar que en más del 60% de la facturación de esos concesionarios, ya se habían registrado aumentos.

Mientras se desarrollaba esa compleja negociación, distintas organizaciones políticas y sociales habían convocado a una manifestación frente al Ministerio de Economía para repudiar  la presencia de los hombres del FMI y pronunciándose contra el pago de la deuda externa.

Habían pasado pocos minutos desde las 11 de la mañana, cuando una seguidilla de explosiones conmovió a la Plaza de Mayo y aledaños. Se trataba de bombas de estruendo que un grupo de manifestantes hacían estallar ante las broncíneas puertas del ministerio económico, mientras otros apilaban cubiertas de autos incendiándolas luego. Algunos manifestantes encapuchados e identificados por periodistas como miembros de un grupo de izquierda, procedieron a pintar leyendas con aerosol en las puertas de bronce del ministerio, en las que el mensaje dominante era: “Fuera Rato de La Argentina”. La ruidosa protesta provocó, según testigos, la alarma de los funcionarios extranjeros y la aglomeración de empleados ante algunas ventanas.

Fuera Rato de la Argentina – Noticias – 04-09-04

Paralelamente, ante el cariz que tomaban los hechos, un juez federal ordenó a fuerzas policiales el desalojo de los manifestantes de la zona. Unos cincuenta detenidos y numerosos incidentes, fue el saldo de los sucesos que enmarcaron la negociación que varios pisos más arriba de los manifestantes, se llevaban a cabo entre economistas argentinos  y extranjeros.

Calmados los ánimos, una importante organización piquetera denunció que los incidentes violentos fueron perpetrados por “provocadores” con el fin de perturbar la concentración y que hasta el momento de desencadenarse las acciones, había sido totalmente pacífica.

Horas más tarde, las pulidas puertas ministeriales habían sido aseadas; sólo  quedaban algunas leyendas aisladas en otros edificios, manifestando el pensamiento de algunos sectores ante la visita de Rodrigo de Rato. 

Del Libro Pintadas Puntuales – Roberto Bongiorno – Juan Pizzorno – Testimonios – 2020

Temas
Comentarios
Al Pie de la Letra
Beso Siglo XXI

Beso Siglo XXI

Ella habla de cosas que sé y otras que no… y… no me interesan en absoluto… de a ratos tenemos ganas de besarnos y sus labios se acercan a los míos y su bola de piercing brilla al son de esa única luz tenue del habitáculo que nos condensa… Beso Siglo XXIEl beso.
Personajes
Hugo del Carril: Una Película que No Fue

Hugo del Carril: Una Película que No Fue

En 1983, Hugo volvió a escena, como es sabido. Y con la prudencia de siempre- prudencia y seriedad con dotes delcarrialianas- habló en más de una ocasión del gran proyecto: Anthony Quinn haría de Perón y Jean Fonda de Evita.
Gestión Cultural
El Desarrollo del Arte Popular

El Desarrollo del Arte Popular

Inducir a los artistas populares a que se limiten a realizar fieles remedos de las creaciones de sus antepasados es ahondar su dependencia y pretender abolir su creatividad, la que marcha siempre hacia nuevas formas a partir de las anteriores.
- Central -
Los Restos de la Identidad

Los Restos de la Identidad

“En los 60 aparecieron en la Argentina montones de cantantes en ingles que cantaban por fonética porque no sabían inglés, y cantaban para un público que de todos modos tampoco entendía inglés. Y eso hasta parecía normal”.
Al Pie de la Letra
Quiero Verte

Quiero Verte

Cuando el sol y la luna se miraron por primera vez, en tiempos en que el mundo aún no existía, se enamoraron y comenzaron a vivir un gran amor. Cuando Dios decidió crear al mundo, decidió que el sol iluminaría el día y que la luna iluminaría la noche.
Columnistas
Más Artículos