Por Amor al Arte
Fecha de Publicación:
Monumento Canto al Trabajo
El Grupo de Personas Simboliza en su Conjunto, el Esfuerzo Colectivo
Monumento Canto al Trabajo

El grupo escultórico Canto al Trabajo ubicado en Paseo Colón e Independencia del Barrio de San Telmo, es una obra y extraña y conmovedora a la vez. Trabajada en bronce sobre un  pedestal de piedra, representa la pura y primitiva exaltación  al trabajo.

Encabeza la marcha una familia (el hombre, la mujer y los niños) seguido de un grupo de hombres aparentemente jóvenes que simbolizarían en conjunto, el esfuerzo colectivo.

El grupo arrastra una enorme piedra.

Desde la desnudez de los cuerpos hasta la elementalidad de la piedra bruta, nos insinúa una visión del trabajo en condiciones idílicas, puras; aquellas que tantos reformadores sociales habrán soñado.

La expresiva naturalidad de los rostros y las dimensiones casi humanas de las figuras contrastan vivamente con aquellas esculturas ciclópeas aplastantes, que por la misma época puso de moda el realismo socialista para exaltar la Revolución Rusa; eran piedras gigantescas de rostros severos y miradas perdidas en un horizonte histórico.

Por eso, es quizás esa mezcla de sencillez y humanidad que se desprende del Canto al Trabajo, lo que más conmueve a quien lo contemple.

En 1937 fue trasladado de la Plaza Dorrego en el mismo barrio (Defensa y Humberto 1º) a su actual emplazamiento; a las puertas de la otrora dinámica zona portuaria y a poca distancia de la sede de la Confederación General del Trabajo (CGT).

El autor de la obra fue Rogelio Yrurtia, un hijo de vascos nacido el 6 de diciembre de 1879.

Hizo sus primeras armas en un taller de imágenes religiosas cuando todavía era un chico.

Se capacitó con el maestro Correa Morales a los 20 años gracias a una beca otorgada por el Estado pudo viajar a Europa a estudiar con reconocidos maestros galos.

En París expuso en el Salón Nacional de Artistas Franceses con un gran éxito de público y crítica.

Regresa a Buenos Aires y en 1907 el Municipio Porteño le encarga la construcción del Canto al Trabajo.

También el gobierno nacional se interesa por sus obras y le encomienda el monumento a Manuel Dorrego; actualmente emplazado en Viamonte y Suipacha y paralelamente ejerce la docencia en la Academia Nacional de Bellas Artes y en la Escuela Superior de Bellas Artes.

Luego sigue la construcción del mausoleo de Bernardino Rivadavia en Plaza Miserere y otras obras significativas.

Pero su vocación plástica no se agota en la escultura, aunque fuera la actividad donde más se destacó.

La pintura y el grabado de medallas fueron también, otras tantas betas donde se manifestó su talento.

Rogelio Yrurtia es probablemente uno de los pocos artistas que tuvo un temprano y merecido reconocimiento internacional y también en su propia tierra, como lo prueban la cantidad y la importancia de las obras que se le encomendaron.

Sus creaciones ya son parte indiscutida del paisaje ciudadano y patrimonio cultural de Buenos Aires, con un valor artístico incalculable.

Yrurtia falleció en Buenos Aires el 5 de marzo de 1950.

Fotos de Susana Mulé

Temas
Comentarios
Semblanzas
Las Convicciones

Las Convicciones

Se me ocurre pensar que hay convicciones que no envejecen nunca: la libertad, la igualdad, el estado de derecho, la educación gratuita, etc. Los ideales navegan en la misma barca que las acciones, aunque no siempre es fácil llevarlas a cabo.
Por Amor al Arte
Cartón Pintado

Cartón Pintado

Pero si no puedo, me gustaría tener un carro, como mi papá. Lo que Cristian acaba de decir golpea el alma. Silvia nos mira y sonríe: ella está curtida. Cristian tiene una sola ilusión en su vida: o ser como Maradona o cartonear como el padre, sus dos referentes.
Frases y Expresiones
Caza de Brujas

Caza de Brujas

La experiencia histórica enseña que la caza de brujas es tan antigua como el concepto de brujería, considerando tal identidad como opción al poder establecido, religioso o temporal...
Columna
El Control de la Inquisición Sobre la Mujer

El Control de la Inquisición Sobre la Mujer

El manual represivo para la “caza de brujas” (esto es literal) fue el “Malleus Maleficarum” o Martillo de las brujas, que es una obra de notable carácter misógino de 1486 escrita por dos sacerdotes dominicos llamados Heinrich Institoris y Jacobus Sprenger y que es el...
Identidad Urbana
El Porteño – 2 de 2

El Porteño – 2 de 2

Globalización mediante, una nueva generación de nacidos “dentro de la General Paz” disfruta de los “delivery”, “gims”, el “tattoo”, el “piercing”, el “pogo”, los celulares, PlayStation y otros ingenios del siglo XXI.
Columnistas
Más Artículos