Por Amor al Arte
Fecha de Publicación:
Esculturas Inspiradas en una Poesía de Marechal
El Centauro y los Centauros – La poesía de Marechal y Las Esculturas de Barberis
Esculturas Inspiradas en una Poesía de Marechal

Luis Alberto Barberis nació en Buenos Aires en 1925 y fallecido en 2002 en la misma ciudad. Profesor Nacional de Dibujo egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes “Prilidiano Pueyrredón y siguió los cursos del maestro Alberto Lagos. A quien acompañó en la realización de sus obras.

Se desempeñó como profesor de dibujo en la Universidad de Morón, la escuela “Fernando Fader”  y otros institutos artísticos de la CABA.

Es conocida la serie de su autoría, que cuenta con diecinueve piezas escultóricas de centauros e inspiradas en la poesía de Leopoldo Marechal. Las piezas, de compacta unidad en el uso del material y el diseño, muestran al centauro en sus posibilidades expresivas: el guerrero, el músico, el sufriente y el anciano, entre otras variantes. Leopoldo Marechal escribió sobre estas esculturas: Trovadores australes, almas gloriosas de ayer, sobre cuyas osamentas gravita hoy la pampa, madre de centauros guitarreros. Le respondes con alguna evocación de tus pampas, o con fragmentos del canto naciente que bordonea en tu ser y es ya un elogio de las umbrías provenzales, a cuya sombra tal vez has discurrido ya con un centauro.

El Centauro – 1940 – (Fragmento)

a Maria de los Ángeles

En una tarde antigua
cuyo paso de loba
fué liviano a la tierra
pero no a la memoria,
extraviando el sendero
que ilumina la Rosa,
vi al Centauro dormido
junto al agua sonora.

Esto pasó en otoño,
cuando la selva entorna
sus parpados y olvida
la muerte de sus hojas,
cuando el sol pinta en Aries
el clavel de la aurora,
cuando los vientos gritan
y calla la paloma.

Perdido yo entre zarzas,
desnudo entre las rocas
hollaba la temida
floresta (¡en mala hora
mis pies abandonaron
el norte de la Rosa
por el zarzal doliente,
por las obscuras frondas!)

¿Fué acaso la impaciencia
del alma a que deshoras
ha encendido el aceite
de las vírgenes locas,
y buscando en la noche
mediodías y bodas
halla sólo el semblante
que le muestra la sombra?

Si arte fué de la noche
si navío en zozobra,
¡que lo diga el Centauro!
Yo diré mi congoja;
porque duro es el viaje
y escondida la gloria
de hablar con un centauro
junto al agua sonora.

Ver completo en:
El Centauro – Leopoldo Marechal –
Universidad de Congreso: https://www.ucongreso.edu.ar/

Temas
Comentarios
Costumbres
El Alfajor

El Alfajor

En nuestro país es indiscutible que el mayor volumen de elaboración lo lidera el alfajor Guaymallén, de bajo costo. En 2022 la empresa inauguró su nueva planta industrial que llevó su capacidad productiva a 25 millones diarios de unidades.
Personajes en el Tango
Compadrón

Compadrón

El aumentativo tiene que ver con algunos rasgos sobreactuados por el compadrón: la bravuconada en primer lugar, el esmero por cuidar la fama de guapo trabajosamente cultivada: sentirse obligado permanentemente a mostrar sus blasones de guapeza.
- Central -
La Guerra del Cerdo

La Guerra del Cerdo

Esa otra guerra -una guerra civil y despareja, apocalíptica, pero, a la vez, atávica. En esta novela indispensable de la literatura argentina; una guerra que, como todas, pero incluso mucho más que las otras, se define por el hecho de escupir hacia arriba.
Al Pie de la Letra
Anécdotas Inesperadas de Barrio

Anécdotas Inesperadas de Barrio

¡Y respiraba nomás el guacho!, luego puse a entibiar la mamadera según indicaciones de la madre por las dudas que su despertar fuese traumático y yo no supiese qué hacer, la solución leche enfrascada con gomita de forma de teta en la punta.
Serie Fantástica
Mano a Mano

Mano a Mano

La lucha es desigual, sin dudarlo. No soy de insultar, sin embargo, los he insultado, y en ocasiones hasta les he pegado. Siempre que uno lastima sale lastimado, decía mi abuela, y he de decir que pude comprobarlo en forma fehaciente.
Columnistas
Más Artículos