Murales
Fecha de Publicación:
El Mural de Cabezas
Del Libro Pintadas Puntuales de Bongiorno - Pizzorno
El Mural de Cabezas

“Duhalde Presidente – Ortega Vice”. Proclama la pintada de trazo grueso en el paredón de Hipólito Yrigoyen y Virrey Cevallos, en plena Capital Federal. Firma la Juventud Peronista.

La leyenda estampada durante la campaña presidencial de 1999 no habría llamado la atención si no fuera porque tapo un mural alusivo al fotógrafo José Luis Cabezas asesinado en 1997.

El trabajo artístico llevaba la firma del Frente Grande, adversario político del justicialismo.

“Es que no respetan los códigos del militante”, afirmo a un diario Roberto Samau, secretario de Cultura de ese sector político.

Solidarizándose con estas manifestaciones Hernán Corach, dirigente juvenil del peronismo capitalino e hijo del entonces Ministro del Interior, se sincero:  “cuando hay una pintada de un adversario político lo primero que uno hace es taparla. Pero tratándose un mural de José Luis Cabezas creo que habría que respetarlo. La verdad es que no sabia que lo habían tapado”. También la madre y la hermana del fotógrafo se quejaron por esa actitud.

Es cierto que en la “guerra de las pintadas” que se desata en toda campaña electoral, los murales suelen respetarse por su valor artístico o simplemente por el trabajo y el gasto invertido.

También es real que una vez alterado el mural aunque sea parcialmente dejan de respetarlo y rápidamente es devorado por la cal y los pinceles que proclaman siglas y candidatos.

Yrigoyen y Virrey Ceballos – Agosto 1999 – Página 12 – 28-08-99

Tal vez otras pinturas tapadas no habrían generado nada mas allá que la molestia de sus autores. Pero él “caso Cabezas” seguía latente.

El fotógrafo fue asesinado en Pinamar y luego quemado dentro del automóvil que alquilaba para trabajar en Enero de 1997. Descartado el intento de robo como móvil del crimen, la investigación se orienta a un castigo u otro tipo de motivación ligada al trabajo de cabezas.

El entonces gobernador Duhalde ofrece una recompensa de cien mil pesos que triplica a los pocos días.

Los gremios de prensa se movilizan y aumentan la presión sobre el Gobernador para que se esclarezca el crimen. A medida que avanzan las pesquisas la causa se enreda. Delincuentes comunes, policías y empresarios aparecen involucrados. El FBI norteamericano se suma a la investigación sin aportar nuevos elementos. Se acusa al empresario Alfredo Yabrán y a sus custodios porque Cabezas le habría sacado fotos a aquel sin ser autorizado. El bajo perfil era una obsesión del poderoso empresario telepostal, pero a raíz de aparecer vinculado al asesinato del fotógrafo, su intimidad desapareció.

Sospechado de ejercer un manejo mafioso del negocio postal, fue citado por legisladores e investigadas sus actividades económicas. Buscado por la policía, se suicido en la provincia de Entre Ríos en junio de 1998.

Los autores intelectuales de la muerte de Cabezas nunca fueron encontrados.

24 Años de Reclamos de ARGRA
Temas
Comentarios
Identidades
Carnaval Porteño

Carnaval Porteño

“El carnaval no es una fiesta que se le concede al pueblo, sino que es una fiesta que se concede a sí mismo”, afirmó alguna vez Goethe. Y así con el retorno de la democracia en 1983, las calles de Buenos Aires, retomaron la música, el espíritu y el color del carnaval.
Ya fué
Jabón Federal

Jabón Federal

La asombrosa danza de marcas que desde el último cuarto del siglo XX incursionaron sobre empresas de largo arraigo en la industria argentina, no afectaron la memoria colectiva que las sigue recordando tal cual eran hace muchos años.
Miren al Pajarito
Néstor: ¡Presente!

Néstor: ¡Presente!

Su muerte sorpresiva paralizó al país. Con el correr de las horas, una multitud se autoconvocó al foro público que los argentinos eligieron desde el nacimiento del país para los grandes acontecimientos: la Plaza de Mayo.
Fuera de Serie
Resident Evil

Resident Evil

Construyó una base de fanáticos enormes que esperaron pacientemente dos años hasta el lanzamiento de Resident Evil 2, uno de los videojuegos más alabados no sólo dentro del género survival horror, sino como uno de los mejores de la historia del medio.
Costumbres
Pelota de Trapo

Pelota de Trapo

“Jugábamos con pelotas de trapo. Para conseguir una de cuero, lo que hacíamos eran rifas con los últimos números de la lotería nacional. Hacíamos los boletos y regalábamos una botella de vermú y cuatro vasos, pero nadie lo cobraba.
Columnistas
Más Artículos