Miren al Pajarito
Fecha de Publicación:
Jóvenes Instantaneas
Montar Escenas, Buscar la Mejor Luz, Medir, Disparar, Editar
Jóvenes Instantaneas

Montar escenas, buscar la mejor luz, medir, disparar, editar. Qué se yo, es todo eso y mucho más. No estudié fotografía y dudo estudiarla en algún momento. Prefiero dejarla así que fluya como lo hace. No quiero sentir presión y saber de memoria los tipos de lentes, va más allá de eso,  cuando sentís que  revivís con cada disparo a una flor, una persona o un lugar. Cuando en milésimas de segundos inmortalizas un momento. Cuando dejas que un recuerdo sea recordado y no lo condenas al olvido. Cuando no permitís que nada ni nadie quede en un “fue”. Porque sí, revivimos, ella, la cámara y nosotrxs,  lxs que sacamos fotos, revivimos  un momento que fue, pero que cada tanto, cuando indagamos en  el álbum de fotos deja de conjugarse en pasado: es.

Texto y Fotos de Guadalupe Rapetti

Temas
Comentarios
Identidades
Carnaval Porteño

Carnaval Porteño

“El carnaval no es una fiesta que se le concede al pueblo, sino que es una fiesta que se concede a sí mismo”, afirmó alguna vez Goethe. Y así con el retorno de la democracia en 1983, las calles de Buenos Aires, retomaron la música, el espíritu y el color del carnaval.
Ya fué
Jabón Federal

Jabón Federal

La asombrosa danza de marcas que desde el último cuarto del siglo XX incursionaron sobre empresas de largo arraigo en la industria argentina, no afectaron la memoria colectiva que las sigue recordando tal cual eran hace muchos años.
Miren al Pajarito
Néstor: ¡Presente!

Néstor: ¡Presente!

Su muerte sorpresiva paralizó al país. Con el correr de las horas, una multitud se autoconvocó al foro público que los argentinos eligieron desde el nacimiento del país para los grandes acontecimientos: la Plaza de Mayo.
Fuera de Serie
Resident Evil

Resident Evil

Construyó una base de fanáticos enormes que esperaron pacientemente dos años hasta el lanzamiento de Resident Evil 2, uno de los videojuegos más alabados no sólo dentro del género survival horror, sino como uno de los mejores de la historia del medio.
Costumbres
Pelota de Trapo

Pelota de Trapo

“Jugábamos con pelotas de trapo. Para conseguir una de cuero, lo que hacíamos eran rifas con los últimos números de la lotería nacional. Hacíamos los boletos y regalábamos una botella de vermú y cuatro vasos, pero nadie lo cobraba.
Columnistas
Más Artículos