Filetes Porteños
Fecha de Publicación:
De la Prohibición, a Ser Patrimonio de la Unesco
De la Prohibición, a Ser Patrimonio de la Unesco

En 1975, la Secretaría de Transporte y Obras Públicas prohibió el fileteado en todas las unidades de colectivos que dependían de ella.

El argumento fue que se impedía la clara lectura del trayecto de las diferentes líneas, algo así como una contaminación visual.

Varios artistas dedicados al fileteado en este transporte público. se quedaron sin su fuente de trabajo. Esto hizo que se abriera otro sector para recibir este arte porteño, se pasó de las carrocerías de colectivos a las vidrieras de todo tipo de negocio. La resistencia de estos artistas, que no querían que su obra solo quede en una tela sobre un atril, provocó una nueva estética para Buenos Aires, sobre todo en los barrios: San Telmo, La Boca y Mataderos.

Pero el reconocimiento al fileteado y a sus pintores llegó en 2015. El arte del fileteado porteño fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por el Comité Intergubernamental para la Salvaguarda de la Unesco.

¿Qué viene a ser esto? Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, son todas aquellas formas de arte, las costumbres, las tradiciones y los ámbitos que identifican y definen el modo de vivir de una sociedad.

El filete es un arte pictórico nacido en Buenos Aires, algunos creen que esto viene de Italia o de algún otro país europeo,  pero es algo que surgió acá,  producto  de las olas de emigración que llegaron al país a fines del siglo XlX, así como el tango, el filete identifica a Buenos Aires.

Este estilo de pintura se creó en la zona portuaria, que era frecuentada por carros de reparto tirados por caballos, a comienzos del siglo XX. En esos vehículos se aplicaron los primeros diseños con las ideas de inmigrantes italianos, franceses, británicos y otros. Aunque hay artistas que se mantienen en la vereda de lo tradicional, hoy los lienzos van cambiando y también los objetos que se dibujan. Se intervienen bicicletas, termos para el mate, guitarras, celulares, notebooks, muebles y hasta murales. La tradición se mantuvo durante décadas y con este nombramiento se espera que se la valore aún más.

El reconocido Memo Caviglia afirma que una decoración en un vehículo , vidriera o mural, es “un arte en sí mismo, el filete en es una obra de arte”.

A partir de esta declaración el Gobierno de la Ciudad debió asumir el compromiso de adoptar una serie de medidas de salvaguarda que serán evaluadas por la Unesco todos los años. De esta forma se garantizará que el reconocimiento no sólo quede en eso, sino también en acciones concretas para proteger a la actividad y al trabajo de los fileteadores.

Hoy en día la situación cambió y el fileteado regresó con creces. Hasta existe un día para celebrar el fileteado: el 14 de septiembre, día que conmemora la primera exposición de fileteado en Buenos Aires.

Temas
Comentarios
Identidades
Carnaval Porteño

Carnaval Porteño

“El carnaval no es una fiesta que se le concede al pueblo, sino que es una fiesta que se concede a sí mismo”, afirmó alguna vez Goethe. Y así con el retorno de la democracia en 1983, las calles de Buenos Aires, retomaron la música, el espíritu y el color del carnaval.
Ya fué
Jabón Federal

Jabón Federal

La asombrosa danza de marcas que desde el último cuarto del siglo XX incursionaron sobre empresas de largo arraigo en la industria argentina, no afectaron la memoria colectiva que las sigue recordando tal cual eran hace muchos años.
Miren al Pajarito
Néstor: ¡Presente!

Néstor: ¡Presente!

Su muerte sorpresiva paralizó al país. Con el correr de las horas, una multitud se autoconvocó al foro público que los argentinos eligieron desde el nacimiento del país para los grandes acontecimientos: la Plaza de Mayo.
Fuera de Serie
Resident Evil

Resident Evil

Construyó una base de fanáticos enormes que esperaron pacientemente dos años hasta el lanzamiento de Resident Evil 2, uno de los videojuegos más alabados no sólo dentro del género survival horror, sino como uno de los mejores de la historia del medio.
Costumbres
Pelota de Trapo

Pelota de Trapo

“Jugábamos con pelotas de trapo. Para conseguir una de cuero, lo que hacíamos eran rifas con los últimos números de la lotería nacional. Hacíamos los boletos y regalábamos una botella de vermú y cuatro vasos, pero nadie lo cobraba.
Columnistas
Más Artículos